Bienvenido Querido Hermano.

Bienvenido Querido Hermano. Wellcome Dear Brother. Willkommen Lieber Bruder. Bienvenue á Toi Cher Frér. Benvenuto Caro Fratello. Bem-vindo Querido Irmão. Добро пожаловать дорогой брат.欢迎亲爱的兄弟。. Powitanie Drogi Bracie. 親愛なる兄弟ようこそ。.

10 de noviembre de 2014

Mes de Noviembre mes de efecto de la Llama de Amor del Inmaculado Corazón de María.

El Vía Crucis--->
<---Dies Irae. Día de Ira.


Isabel de Kildelmann vidente y testigo de la Llama de Amor: Pedí también a la Santísima Virgen la efusión de gracias de la LLAMA de AMOR de SU INMACULADO CORAZÓN para las almas en sufrimiento que están en el Purgatorio; el Señor Jesús me permitió sentir en todo mi ser lo que siente un alma que en ése mismo momento acababa de liberarse del purgatorio e iba directo al Cielo.

Sentí en mi alma un alivio indescriptible.
En ese momento, por pura gracia de Dios, mi alma se sumergió en la felicidad inconmensurable del alma que llega a la presencia de Dios.
No hay palabras humanas para describir lo que un alma siente cuando se libera del purgatorio.
Es tanta la felicidad, es tanta la alegría y tanto el amor que rodea al alma que la envuelve en un éxtasis indescriptible.
Y así en este estado de amor, felicidad y de alegría sube al Cielo, y así permanecerá para siempre, para toda la eternidad, unido a Dios y jamás se separá de Él.

Luego recé, con todo el recogimiento de mi alma por los sacerdotes moribundos.
Entre tanto un sentimiento muy angustioso y horrible inundaba todo mi interior.
Son sufrimientos que da el Señor para que la persona que sufre pueda recoger abundantes frutos y méritos espirituales con Dios.

Durante mi profundo recogimiento un suspiro fino como una energía, la Santísima Virgen, sorprendió a mi alma y me dijo:

-Santísima Virgen; "Tu compasión por las pobres Almas del Purgatorio, hijita mía, ha conmovido tanto mi Corazón Maternal, te concedo la gracia que pediste.

Presta atención hija mía;

Si en cualquier momento del día, haciendo referencia a mi LLAMA DE AMOR, rezaran ustedes en mi honor "Tres Aves Marías",
cada vez que lo hagan, un alma se librará de los sufrimientos del Purgatorio. Esto es válido para todo el año.

Escucha hija mía; en todo el mes de los difuntos (el mes de Noviembre), al rezo de cada Ave María, "10 almas", sí "10 almas", se librarán del sufrimiento del Purgatorio. Las ánimas sufrientes deben sentir ellas también el efecto de gracia de la LLAMA DE AMOR de mi Corazón Maternal".


NOTA DEL EDITOR:

Dios tiene derecho a expresar también en números las condiciones en que quiere dar su gracia, nos lo prueba la sagrada escritura.
El caso de Naamán, el Sirio (2 Reyes 5, 1- 1 4) donde, de forma inequívoca, la condición de su sanación de lepra está expresada en el libro de números de la biblia, aunque su realización no dependió del número de veces.

¿Porqué precisamente el sumergirse 7 veces en las aguas turbias del Jordán, fue la condición dada por el profeta Eliseo para que Naamán alcanzara la curación de la lepra que sufría.?

¿No hubiera sido suficiente 5 o acaso 3 veces?

¡O quizá hubiera sido suficiente una sola inmersión! ¡No!.

No fue el sumergirse 7 veces lo que le consiguió la curación sino la obediencia de su fe humilde con que, a pedido de sus siervos, venció su Resistencia y se sometió a lo que le mandó el profeta.

Es muy cierto que los números tienen frecuentemente otra significación en el plano sobrenatural que la que les atribuimos aquí en la tierra.
La razón es que nosotros caemos frecuentemente en el error de trasladar nuestro modo de pensar tan materialista al orden de la vida sobrenatural, cuando el Cielo tiene otro propósito muy distinto con los números.

La esencia y el sentido más profundo espiritual, no es el número ni cantidad de veces, sino el Amor y la fe que ponemos al realizar cualquier cosa. De la misma forma, debe arder en nosotros continuamente el deseo de "salvar las almas que están terriblemente sufriendo en el purgatorio.

¡Cuántos pensamientos inútiles, cuántas preocupaciones superfluas que giran alrededor de nuestro propio Yo, nos llenan durante un sólo día!

¡Cuántas idas y venidas hacemos mecánicamente en un único día!

¡Qué medio tan eficiente y valorado es la oración, si con un pensamiento de amor acudiéramos en ayuda de un alma que está sufriendo terriblemente!

Las Almas de Purgatorio nos lo van a agradecer muchísimo y en su estado de felicidad nos ayudarán en nuestro trabajo para salvar a otras almas.

De nuestra parte, ésta compasión nos sirve de mérito para el cielo y la Santísima Virgen la vierte en bien de las almas que sufren en el purgatorio.

Si la Santísima Virgen se expresa en número, lo hace únicamente para de éste modo acomodarse a nuestra débil manera de comprender las ideas, a fin de estimularnos, en fervorizarnos, y que sintamos los deseos de rezar por las Almas sufrientes.

Como si dijera: Miren, aunque la contribución de ustedes es tan insignificante, para el Cielo alcanza que un alma que esta sufriendo salga del Purgatorio y, ¡pueda ver a Dios cara a cara!

(La anotación es correspondiente al 17 de julio de 1964. De éste Diario confirma esta interpretación.- EL EDITOR.)

REZAR TRES AVES MARÍAS EN HONOR A LA LLAMA DE AMOR DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA Y SACAREMOS UN ALMA DEL PURGATORIO.

Y DURANTE EL TODO EL MES DE NOVIEMBRE, POR CADA AVEMARÍA 10 ALMAS SE LIBRARAN DEL PURGATORIO.



No perdamos más tiempo en cualquier hora del día, durante todo el mes de Noviembre, recemos tres Aves Marías en Honor a la Llama de Amor de su Inmaculado corazón, en favor de un alma del purgatorio.
Y el alma favorecida saldrá radiante de felicidad hacia el Cielo.

Esta alma favorecida jamás olvidará tu ayuda y tu sacrificio en su favor y pedirá ante Dios por tu salvación y no descansará ni cesarán sus ruegos hasta verte a tí en el Cielo.
Es el premio que Dios brinda a las almas generosas que por sus ruegos prestan auxilio a las almas sufrientes del Purgatorio.
Nosotros somos los únicos que podemos brindarles ayuda, Dios nos ha regalado ése don, de ayudar y sacar almas del Purgatorio.
Y con nuestros sacrificios y oraciones podemos hacerlo, no lo olvidemos nunca.

No hay comentarios: