Bienvenido Querido Hermano.

Bienvenido Querido Hermano. Wellcome Dear Brother. Willkommen Lieber Bruder. Bienvenue á Toi Cher Frér. Benvenuto Caro Fratello. Bem-vindo Querido Irmão. Добро пожаловать дорогой брат.欢迎亲爱的兄弟。. Powitanie Drogi Bracie. 親愛なる兄弟ようこそ。.

1 de junio de 2013

Satanismo.

Advocación Universal a María Santísima--->
<---La confesión, un bien espiritual.


Hay dos temas del cual la mayoría de la gente no quiere oír ni hablar; del diablo o demonio y del infierno. Estos temas siempre han causado mucha polémica, divisiones, peleas, rupturas y hasta muertes. Hoy en día hablar del diablo parece un cuento o una fábula antigüa para mucha personas, y piensan que no es más que para asustar a la gente, pero no es así, el diablo existe es una realidad, una triste realidad y está en este mundo.

Quien rompió el hielo fue el Papa Pablo VI, al pronunciar el famoso discurso del Miércoles 15 de noviembre de 1972, dedicado íntegramente al demonio: "Líbranos del Mal"
En resumen, vino a decir que quien no cree en la existencia del demonio está fuera de la doctrina de la Iglesia Católica con todos sus beneficios. Así fue como se rompió una creencia que se pensaba que sólo era tema de los religiosos, y el que tomó la iniciativa fue nada menos que el Papa. Pero no tuvo mucho éxito. La prensa hizo lo suyo y puso en duda nuevamente la existencia del diablo. La gente siguió con el pensamiento de siempre. Parecía que satanás volvía a ganar.

En la tradición cristiana la palabra «Satanás», utilizada en el Nuevo Testamento, señala al portador del mal, al padre de la mentira desde el principio y al hacedor la muerte eterna. Satanás, calumniador, mentiroso y adversario de Dios, es también el tentador de Jesús. La palabra «demonio», a su vez, deriva del término griego "daimónion", que se usaba para indicar los casos de posesión diabólica. Los demonios están íntimamente ligados al Satanismo y a Satanás.

El satanismo consiste en una serie de creencias espirituales y consecuentes rituales religiosos cuya deidad suprema es Satanás, el adversario bíblico del Dios cristiano. Esta oposición al cristianismo hace que los ritos satánicos no sean sino parodias, burlas y desprecios de las celebraciones cristianas por sobre todo las cristianas católicas, aunque a la hora de blasfemar contra Dios y llevar más almas al infierno, satanás tiene muy en cuenta si son católicos, protestantes, judíos, musulmanes, budistas u otra religión. Según se sabe por los videntes, que por permiso y gracia de Dios han estados en el infierno, (Sor Faustina Kowaska) para advertirnos de cómo se sufre allí, los Católicos que se condenan sufren muchísimo más, que los de otras religiones.

Los satanistas han dado a conocer que los valores defendidos por ellos sean opuestos a los de los cristianos.
Así, por ejemplo, si el símbolo cristiano por excelencia es la cruz y del cristiano católico es la cruz con Cristo crucificado, el símbolo del satánico consiste en una cruz invertida pero sin Jesucristo en la cruz.
Célebres son las palabras de Cristo en las que llamaba a “amar y a rezar por nuestros enemigos”. Una de las máximas de la secta La Iglesia de Satán es “matar a tus enemigos”. En la Iglesia católica el sacerdote debe guardar castidad.
En el satanismo, el libertinaje, el sexo desenfrenado, y las orgías grupales son parte de las misas negras que efectúan los satanistas. La contraposición de todo lo bueno que hace el cristiano, no puede ser más obvia en el satanismo.

Al igual que los creyentes cristianos, los satanistas se agrupan en distintas sectas, defendiendo cada una de ellas una serie de principios, pero poseyendo todas como factor común la aversión, y el desprecio hacia las enseñanzas cristianas y el desdeñando de su forma de vida.
En el satanismo impera Satán como un ser supremo, pero no es su dios, los satánicos no creen en ningún dios. Cada miembro satánico sólo piensa en el bien individual, impera el egocentrismo, todo el "bien" por así decirlo, que desea es para él sólo. El bien aquí se entiendo como satisfacer todo deseo, no existe represión alguna, ni del cuerpo ni de los sentidos, dando rienda suelta a todos los instintos y placeres que el individuo sienta.

Los miembros de la iglesia son cuidadosamente elegidos y deben tener un poder adquisitivo medio-alto, como dice Anthony Lavey Jr. en uno de sus escritos. Lavey es uno de los satánicos más conocidos en Estados Unidos y el mundo en cuanto a los satánico se refiere, ha fundado muchas sectas satánicas y su "religión" junto con sus iglesias se ha extendido por desgracia por todo el mundo, cautivando y atrayendo a mucha gente con sus mensajes satánicos.

Hablamos de satanismo cuando nos referimos a algún tipo de grupo o movimiento que de forma aislada o mas o menos estructurada y organizada practican la adoración o exaltación del conocido por todos nosotros como satanás, demonio o simplemente diablo. Algunos sectas satanistas consideran a satanás como un ser o fuerza metafísica o como algún tipo de elemento misterioso, innato en el ser humano, que dentro de sus practicas es denominado Lucifer.

Mucha gente que se encuentra débil de fe, cansado las actitudes de los gobernantes de cada país, y sobre todo han nacido sin una religión y ni una base para todo lo comprende la moralidad de la conciencia, entonces se vuelca atraída por las palabras brillantes de los satanistas y entran en estas sectas esperando satisfacer sus necesidades.

Todos los miembros que se alistan en las sectas satánicas deben firmar un contrato y pagar honorarios anuales, es una obligación y un deber contribuir mensualmente para el sostenimiento del culto.
La iglesia de Satán tiene varios niveles en los que un adepto puede trabajar. En la actualidad existen ya más de 600 templos en los EE.UU., y otros 1000 en Europa y otros tantos en el exterior, cada iglesia tiene grupos que se llaman "covens", y en cada uno de ellos trabajan 13 personas. La iglesia se gobierna mediante un consejo de 13.

Así mismo, Estados Unidos es la nación con mayor cantidad de satanistas en el mundo. Las Lenguas Litúrgicas suelen ser el enociano, el latín y el arameo, entre otros.
Los rituales, altares y clericatura son análogos entre sí.

Sus teologías también varían. Algunos ven a Satán como el rebelde y libertador que se rebeló contra Dios, el dictador, y le dio la sabiduría al hombre -con la manzana prohibida-. Ó lo ven como el verdadero creador de la Humanidad y fuerza motora de la Naturaleza. Argumentos Cristianos sostienen esto último como algo erróneo, ya que el conocimiento que se adquirió no era conocimiento científico, sino el único conocimiento del bien y el mal.

Otros, como un dios oscuro y rebelde, simbolizado en diversas culturas como el Loki nórdico, el Set egipcio, el Mara budista, el Ahrimán zoroástrico o el Satán judeocristiano-islámico. Que, por ser mal comprendido, era visto como malo.
Según los expertos de los estudios satánicos, en España hay más de 20.000 personas integradas en unas 100 sectas satánicas distribuidas en todo el país. Su número exacto, sin embargo, es muy difícil de determinar, ya que, la mayoría de las sectas satánicas y sus grupos tratan de permanecer ocultas, desconocidas. Prefieren dividirse y subdividirse a formar un grupo numeroso, que, aunque contaría con más fuerza, estaría más expuesto al desvelamiento de sus secretos y a las denuncias, con la consiguiente localización de los centros e identificación de sus adeptos, su represión y disolución ya que en muchos países la práctica del satanismo esta prohibida y panada por la ley.

Proliferan, sobre todo, en el eje Madrid, Barcelona y Levante. Las causas de su proliferación son variadas. Desde el morbo, la curiosidad, el apetito sexual, el ansia de poder o la pérdida del sentido de todo lo sagrado.

En las sectas satánicas sus integrantes suelen ser principalmente personas con un profundo rechazo ante todas las instituciones sociales donde la secta le daría la posibilidad de realizar, acompañados, acciones en contra de lo establecido, la familia, la Iglesia, el estado, la sociedad, la amistad, etc. Carecen de unas convicciones "religiosas" tan marcadas como los otros grupos y su visión es más anárquica que creyente. Entre sus rituales es común el uso de drogas, estupefascientes y prácticas de orgías comunitarias.

¿QUE ES UN COVEN?

Un Coven es un grupo de personas mutuamente comprometidas y unidas para lograr un fín. Solo puede pertenecerse a un Coven en un momento dado. Los covens son autónomos y no responden a ninguna autoridad externa, ni siquiera al coven “madre” del cual surgieron sus líderes. Un Coven sirve a múltiples propósitos, es un ámbito donde convergen todas las esferas de la existencia, y donde se aprende de los demás y a sintonizar con los demás.
Cierto es que muchos prefieren trabajar en solitario, ya sea por sus características personales o porque no conocen ningún Coven al cual ingresar. Si el motivo es éste último, existe una tercera opción para quien desea practicar en Coven: formar un nuevo Coven desde cero.

Un aquelarre o Coven es una reunión de brujas. La palabra se deriva de una palabra que se encuentra en el año 1300 en el francés antiguo "pacto" significa un acuerdo del latín que significa "convenire" "estar de acuerdo", es decir, una reunión de cualquier tipo. La raíz de la palabra latina convenire también significa reunirse o para recabar, que también dio origen a la palabra Inglés convocar y "convento". El primer uso registrado de la "secta" que se aplica a una orden de brujas viene mucho más tarde, a partir de 1662 en el juicio de brujas de Isobel Gowdie, que describe un aquelarre de 13 miembros.

Muchos satanistas suelen reunirse y formar un covens de 13 miembros, tienen un parentesco muy unido al de las brujas, donde celebran y festejan el famoso "Halloween", también conocido como Noche de Brujas o Noche de Muertos. En gran parte es una celebración secular aunque algunos consideran que posee un trasfondo religioso alterado donde se pueden ver correteando por las oscuras calles disfrazados de calaveras, demonios y zombies, todos salidos de las profundidades del infierno.

No hay reglas de frecuencia para la actividad de estos rituales. Algunos los celebran los equinoccios y solsticios como festivos. El propio cumpleaños de un satanista es la mas alta festividad del año. Luego, las fechas más importantes son el 30 de abril y Halloween.

Todas estas sectas algunas vez fueron miembros del cristianismo o tienen algún parentezco y que se han distosionado, si bien de un modo indirecto y, en ninguna manera, eficiente. El término satanismo encubierto fue usado por minorías fanatizadas, donde el concepto de fe y religión difiere mucho de la realidad. En los últimos años se ha dado toda una avalancha de casos llamados curaciones con “exorcismos”, “sesiones espiritistas” o “ritos satánicos” unidas a imágenes sagradas como el Sagrado Corazón de Jesús, de la Virgen María o algún Santo, y que han concluido con la muerte de alguna de las personas involucradas en salvajes prácticas, y con el agregado de la matanza de animales, todo esto tiene un único y principal trasfondo, el diablo.

EL SATANISMO EN LA HISTORIA

Satán apareció por primera vez en la Biblia Hebrea y era un ángel que desafiaba la fe de los humanos y la religión. En el Libro de Job se le denominaba «el Satán (que significa «el acusador» o "contra de, enemigo de") y actuaba como el delator en el tribunal de Dios. Un personaje denominado «Satán» fue descrito dentro de los muchos evangelios de los primeros cristianos como el enemigo universal del hombre y el tentador de Jesús en el desierto.

Las religiones inspiradas por estos textos (judíos, cristianos y musulmanes) consideran a Satán tradicionalmente como un adversario o un enemigo; viendo su presencia e influencia en cada aspecto del papel acusatorio remontándose a la Creación y a la Caída del Hombre. La figura de Satán fue tratada de manera diversa, especialmente por los cristianos y musulmanes, como un competidor rebelde o celoso de los seres humanos, y caracterizado como un ángel caído o demonio dominando el infierno penitencial, encadenado a un profundo abismo, vagando por el planeta tratando de arrancar la mayor cantidad de almas a Dios y llevarlas al infierno.

La legislación antibrujería, como la Ley Británica Antibrujería de 1735 (Witchcraft Act 1735), no revocada hasta el año de 1951, reflejó un fuerte sentimiento público en contra de la brujería y del satanismo.
La religión satánica comenzó en el año 1966 con la fundación de la Iglesia de Satán. Los grupos modernos satánicos (aquellos que aparecieron después de los años sesenta) son muy diversos, pero hay dos tendencias muy importantes que se pueden ver como satanismo tradicional o teísta y satanismo ateísta.

Las prácticas religiosas y cultos al Diablo datan desde tiempos muy antiguos y se registran, por ejemplo, en el caso del aristócrata medieval Gilles de Rais. De difícil validación histórica, ya que en épocas oscurantistas cualquier práctica considerada herética ó pagana era clasificada, equivocadamente, como satánica (el caso de la persecución de la Iglesia a los templarios), ciertamente hay registros de cultos satánicos a lo largo de la historia por parte de seguidores que creían en la existencia real de las entidades que invocaban, incluyendo al Diablo.

Diferentes figuras históricas han sido asociadas con el satanismo, como Elizabeth Bathory, William Blake ó Sir Francis Darshwood y su HellFire Club, su grado de involucración genuina con el culto al diablo es sujeto de debate, y en algunos casos se argumenta que realizaban ritos paganos, esotéricos y/ó simbólicos.

Siendo Antón LaVey uno de los primeros (si no es primero) en, al menos públicamente, definir al satanismo como una religión simbólica donde no se rendía un culto real al Diablo como entidad existente, casi todo el satanismo previo era, en alguna medida, teísta, razón por la cual el uso de la diferenciación en la terminología responde principalmente a la necesidad de separar ambas formas de satanismo; la teísta tradicional de la simbólica.

Posterior a LaVey surgen también organizaciones satánicas de tipo teísta como es el caso del Templo de Set y el Dragon Rouge.

Los satánicos teístas veneran a Satán como un dios supernatural. Por el contrario, los satánicos ateos se consideran a sí mismos ateos y veneran a Satán simplemente como un símbolo de los rasgos de algunos humanos. Esta categorización del satanismo (que puede ser categorizado de otras formas, por ejemplo «tradicional» contra «moderno») no ha sido adoptada necesariamente por todos los satánicos en sí, quienes generalmente no especificarían a qué tipo de satánicos están adheridos.
Algunos satánicos creen en la existencia de Dios en el sentido de Fuerza Motriz, pero al igual que los satánicos ateos, todavía se adoran a sí mismos, debido a la creencia deísta de que Dios no juega ningún papel en las vidas los mortales.

SATANISMO TRADICIONAL/TEÍSTA

El satanismo teísta (también conocido como «satanismo espiritual» o «satanismo tradicional») es la adoración o veneración a Satán como a una deidad. Comprende varios puntos de vista y puede incluir una creencia en la magia que es manipulada a través de un ritual. También puede incluir el empleo de la meditación y del autocrecimiento. Los satánicos tradicionales a menudo encontrarán la inspiración en las fuentes antiguas (procedentes de la Biblia satánica de los años 1960), como el libro Satanism and Witchcraft de 1862.

En el satanismo tradicional se suele usar el término con que se designa a aquellas formas de satanismo que tienen creencias sobrenaturales y realizan una adoración del diablo y de demonios de forma literal, entendiendo a estas entidades como seres y espíritus reales que existen. El término generalmente se acuña para diferenciar a esta forma de satanismo del satanismo simbólico principalmente representado por la Iglesia de Satán de Anton LaVey la cual asegura que su doctrina es atea, no cree en la existencia de ningún dios y ve a la imagen de Satán como un símbolo de rebeldía, naturaleza humana y poder, pero no una entidad realmente existente.

SATANISMO ATEÍSTA, SATANISMO SIMBÓLICO

El satanismo simbólico (también denominado «satanismo moderno») es la práctica de las creencias religiosas, la filosofía y las costumbres satánicas. En esta interpretación del satanismo, el satánico no rinde culto a Satán en sentido teísta, sino que es contrario a todo credo espiritual, y defiende el hedonismo, el materialismo, el objetivismo randiano, el egoísmo racional, el individualismo, la apoteosis, la filosofía Nietzscheana y Crowleyana y el antiteísmo.

LUCIFERISMO

A diferencia del satanismo, el luciferismo se puede entender más como un sistema de creencias que venera las características esenciales adheridas a Lucifer. Algunas personas identifican el luciferismo como un auxiliar o complemento del satanismo, debido a la identificación generalizada de Lucifer con Satán.
Algunos luciferinos aceptan esta identificación y consideran a Lucifer como el portador del aspecto más liviano de Satán, y por lo tanto pueden calificarse propiamente de satánicos.
Otros rechazan este punto de vista argumentando que Lucifer es un ideal más positivo que Satán. Estos se inspiran en mitos antiguos de Egipto, Roma y Grecia y en el gnosticismo y ocultismo tradicional de Occidente.

Las sectas Luciferinas creen que Lucifer ha sido injustamente tratado, le colocan al nivel del mito de prometeo y que este, muy por el contrario de lo que los cristianos desean mostrar, sería el símbolo del conocimiento y la sabiduría y por lo tanto la verdadera luz. Buscan el poder, dinero e influencias, sus adeptos suelen ser de un nivel económico alto lo que le da al grupo un cierto poder económico, suelen ser elitistas, racistas, esclavistas , generalmente de ultra derecha, sin ser esto último una regla.

LOS “ADORADORES DE SETH” O LOS “AMIGOS DE LUCIFER”

Este grupo suele ser el más peligroso ya se les ha involucrado constantemente con secuestros, abusos sexuales e incluso en asesinatos. Actúan principalmente en Los Estados Unidos y por actos imitativos llega a Europa y Sudamérica. Se nutren principalmente de los integrantes del grupo b pero suelen exigir ciertas muestras de “fidelidad y dignidad” a través del secuestro de cadáveres, beber sangre, exposición sexual, de practicar la necrofagia y la necrofilia.

La necrofagia es el acto de comer la carne de un animal muerto. La palabra deriva del griego, donde "nekros" significa cuerpo o muerto, y "phagos", comer. A quien practica la necrofagia se le conoce como necrófago, del griego νεκροφάγος, quien se alimenta de cadáveres.

La necrofilia es una parafilia caracterizada por una atracción sexual hacia los cadáveres. La palabra proviene del griego νεκρός (nekros “cadáver” o “muerto”) y φιλία (filia; "amor" o "atracción"). El origen del término parece ser la obra escrita en 1886 por el psiquiatra alemán Krafft-Ebing Psychopathia Sexualis (Psicopatía del sexo).

Los adoradores de Seth hacen "carrera" dentro del círculo y van ascendiendo de escalafón, lo que va ritualizando cada vez más al grupo, que cuenta generalmente con un líder el cual termina siendo una especie de sacerdote o gurú quien les estará constantemente exigiendo nuevas pruebas. A este grupo es al que se le asocia el sacrificio humano en algunos rituales, se llega a hablar incluso de sacrificar bebés generalmente menores de 1 año, en ceremonias como afrenta (ofensa, insulto) a Dios.

LA IGLESIA DE SATÁN

La Iglesia de Satán es una organización religiosa oficial fundada en 1966 por Anton Szandor LaVey (aunque algunos dicen que es conocido como el "Papa Negro", en referencia a la oscuridad del infierno. Siendo seguidor del "Satanismo" o "Satanismo simbólico", en la noche del 30 de abril del año 1966 funda la Iglesia de Satán en California. Según su sistema, este día es el primero del año I del reino de Satanás.

A pesar de la gran creencia popular sobre el satanismo, la "filosofía" de Anton LaVey y su "iglesia" no podría diferir más de esta. Nada tiene que ver con hacer sacrificios o venerar a la figura del diablo, sino que Anton LaVey acusa al cristianismo de ser una plaga en la tierra que atemoriza, reprime y no deja pensar a millones de personas, recordando las reflexiones de Friedrich Nietzsche y negando la figura del diablo o Satán como una entidad real y descriptible como lo es en las creencias populares, judeocristianas y de prácticamente todas las religiones.

Acusa así al cristianismo de haber utilizado esta idea para atemorizar a la gente, haciéndola su mayor benefactora en la Tierra. Considera, pues, a Satán como la representación de la inteligencia y la humanidad en la Tierra y se refiere a su descripción original según la biblia, en la que Satán era un ángel de Dios y pensó por sí mismo y se rebeló contra Él. El satanismo codificado por Anton LaVey y su iglesia promueve la indulgencia, el orgullo y la justicia. Reniega a toda costa del cristianismo, además de renegar de los sacrificios y profanaciones como los hacen otros proclamados satánicos, a los que acusa de ser tan estúpidos como los cristianos y jugar su mismo juego, sólo que del otro lado.

Al seguidor del satanismo de LaVey se le denomina simplemente "satanista" , aunque algunos prefieren citar la vertiente "filosófica" para distinguirlos de los que creen en una deidad; así, para autores como Gabriel López de Rojas, son "satanistas lavelianos". Debe enfatizarse en que las ideas compartidas por los seguidores señala que no están relacionados con los "adoradores de demonio" ("demon worshipers" en inglés).

Se rechaza la noción de una dualidad entre el bien y el mal de este mundo, y se ve al mundo desde un punto de vista relativista donde, así, todo está permitido y nada puede ser prohibido pues es "humano" y está en la "inteligencia" de la tierra que es "Satán". Es posible que las malas interpretaciones de las personas del común respecto del movimiento radique en que la "Iglesia de Satán" tiene algunos toques oscuros que tienden a ser asociados con el satanismo de la creencia popular, como la vestimenta ritual y el uso del Sigilo de Baphomet. Todo ello está estudiado y medido en un claro objetivo comercial y recaudador que viene a ser al fín y a la postre el objetivo de la difusión de estos equívocos.
La Iglesia de Satán está reconocida legalmente en los Estados Unidos.

Sin embargo LaVey cree en Satán como la representación de la inteligencia y la humanidad en la Tierra y se refiere a su descripción como un mito y reniega a toda costa del cristianismo. además de renegar de los sacrificios y profanaciones que otros autoproclamados se denominan Satánicos realizan, a los que acusa de ser tan estúpidos como los cristianos y de dar un mal nombre al satanismo.

Para diferenciarse de los más comúnmente conocidos Satánicos (Diabolistas) que nada tienen que ver con su iglesia, a menudo los seguidores del satanismo de LaVey son denominados Satanistas en vez de Satánicos. Creen en la dualidad entre el bien y el mal de este mundo y dice que el satanismo es exactamente eso, la unión de extremos, como el Yin y yang ya que sin bien no habría mal y sin mal no habría bien.

Además la Iglesia de Satán tiene toques muy oscuros que pueden ser asociados con el satanismo de la creencia popular, como la vestimenta y el uso de pentagramas o estrellas de cinco puntas y las cruces invertidas. Además la Iglesia de Satán cree en la magia y realiza rituales, aunque son de caracter espiritual. El símbolo principal de la Iglesia de Satán es el pentagrama o estrella de cinco puntas invertida, la cual representa muy bien la unión de extremos y la humanidad, siendo igual esta que la obra de El Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci que representa al hombre y la humanidad en el mismo dibujo.

LA IGLESIA DE LUCIFER

El Luciferismo es una doctrina esotérica, filosófica y en algunos casos religiosa, que gira en torno a la figura del dios romano Lúcifer, que a su vez es considerado como el ángel portador de la Luz. El luciferismo en general reniega del satanismo y asegura que Lucifer y Satán no son la misma entidad, sin embargo algunas organizaciones satánicas se consideran a sí mismas luciferinas.

Para los luciferinos, Lucifer es una entidad real. El Señor Oscuro, el Rey de las Tinieblas, el Gran Rebelde símbolo de la libertad absoluta, de la soberbia y el orgullo.
La Iglesia de Lucifer fue fundada por el Reverendo Robert Stills, más ó menos en 1980. La Iglesia antes se llamaba Orden del Arcón y Templo de Shaitán. Robert Stills era supuestamente la 22ª generación de Sumos Sacerdotes ordenados.
Antes de morir de cáncer, el Rev. Stills, Sumo Sacerdote de la Iglesia de Lúcifer, nombró al Reverendo Frederik Nagash el 28° Sumo Sacerdote de la generación americana, siendo el actual líder de esta denominación en 1996. Según aseguran es experto en Magia Negra, con el conocimiento de cábala, magia caótica, magia luciférica, magia satánica, necromancia, hermetismo, goethia, etc.

Su asesora principal es la Suma Sacerdotisa Satrinah Nagash, la 29° generación de ordenados Sumos Sacerdotes americanos, experta, según afirman, en Brujería Satánica, tarot, herbalismo, estudios babilonios/sumerios y satanismo moderno.
El hecho de que los satanistas utilicen magia y simbolismos de diversas religiones no implica que estas religiones sean vinculadas al sao Negro por el Reverendo AAX (desconocido el significado de las siglas), como un grupo para todos los satanistas tradicionales/teístas.

La Catedral del Chivo Negro originalmente la administraba utanismo. Los satanistas usan la cruz cristiana al revés (Cruz invertida), y realizan ritos paródicos y de burlas del cristianismo sin que eso signifique que sean cristianos.
Los luciferianos, como casi todos los grupos satánicos no aceptan, oficialmente, a menores de edad sin el permiso de sus padres. La membresía es gratuita.

El número es desconocido. Y quizás imposible de saber ya que prácticamente ningún grupo satánico dispersa información sobre el número de seguidores. No obstante, basándonos en el grado de desarrollo socioeconómico y de organización, es de suponer que los grupos satanistas tradicionales son menos numerosos que la Iglesia de Satán y el Templo de Set.

La filosofía del luciferismo es sumamente radical. Admiten sólo a mayores de 18 años (preferiblemente 21 años), la afiliación es gratuita, la información y el material otorgados no. Compartir la información con personas ajenas a la Iglesia de Lucifer es castigado con la expulsión inmediata. El luciferismo no da a conocer la identidad de sus miembros sin permiso, aunque ayuda a ponerse en contacto a aquellos que vivan cerca y así lo deseen. Si admite personas que hayan estado en la cárcel o estén en libertad condicional, al considerar que ya han pagado su deuda con la sociedad.
No admite personas que sean pedófilas, que sacrifiquen humanos u otros animales o que realicen actividades ilegales.

LA MISA NEGRA O MISA SATÁNICA

Culto religioso a Satán o Satanás. El satanismo se basa en la creencia en la existencia y en los poderes sobrenaturales del diablo, así como en que a través de su culto se pueden obtener sus favores. En realidad, el satanismo es una especie de anti-cristianismo, una corriente de pensamiento y religiosidad que únicamente ha surgido en los países de tradición cristiana, y como reacción frente a ésta.

Una de sus principales características es la misa negra. Donde se practica la lectura de textos religiosos al revés, consagración y dedicación de sangre animal, preferentemente gatos o gallinas negras, pan hecho con excremento de cabra, elegida para el sacrificio o para surtir de elementos al culto, orina del mismo animal a modo de bendición, tanto en el cuerpo de los asistentes como en el altar, se descubre algún elemento consagrado preferentemente por algún sacerdote, el cual es sometido a todo tipo de sacrilegios, las mujeres durante la ceremonia suelen tener el dorso descubierto, excepto la que recién se integra que estará completamente desnuda, a lo mas cubierta con una capa, la que será retirada en el momento de la ceremonia de iniciación, sobre el altar y para dejar algunos objetos suele estar una mujer desnuda.
Como características de ellas podemos mencionar la adoración y el culto a Satanás, "la inversión del orden sagrado ortodoxo", enseñanza esotérica, "la trinidad demoníaca (la Bestia, el Anti-cristo, el Falso Profeta)"y la alteración de oraciones y credos cristianos.

La importancia de las hostias u obleas en estos rituales es máxima, una misa negra tiene un fin:

Ridiculizar la ceremonia religiosa católica y otros cultos cristianos, para ellos todos los pasos normales de una misa son desvirtuados, aquí es donde toma especial importancia la hostia consagrada, su función es insultar al cristiano profanando un elemento que ellos consideran sagrado, es normal entre sus ceremonias que la oblea u hostia acabe pisoteada, mezclada con drogas o siendo parte de actos sexuales. Es bien conocido que existe un mercado negro de obleas u hostias en el que se pagan sumas desproporcionadas dependiendo del sacerdote o templo en el que haya sido bendecida.
Este es el rito más importante del satanismo. El desarrollo de la misa negra necesita distintos objetos: las vestiduras rituales, negras para los hombres y sexualmente provocativas para las mujeres; un cáliz que simboliza el Graal;
una espada; un aspersorio desfigurado; una campana pequeña; una imagen que represente a Satanás;
un «altar» que por lo general lo constituye una mujer desnuda tendida sobre una mesa; y algunas imágenes Sagradas que sirven para ridiculizar al cristianismo y por sobre todo al Catolicismo.

El color negro de las vestiduras evoca la parte oscura de la personalidad y es el símbolo de los poderes de las tinieblas y del demonio, se llevan encima para ayudar a los adeptos a entrar en la atmósfera de la celebración, a su vez, el calzado es rojo para evocar la sexualidad. Usualmente, las misas se celebran los sábados de luna llena porque tal día se asocia con el planeta Saturno, considerado por la astrología como el planeta oscuro. La ceremonia da inicio con las luces apagadas, se recita una invocación a Satanás, seguida de una letanía: los adeptos y el sacerdote repiten los sesenta y siete nombres de Satanás. Después, el sacerdote recita una lectura que evidencia la parte oscura y malvada del hombre.

Para la consagración, es necesaria una hostia "consagrada" que debe ser obtenida de una comunidad Católica romana.
La hostia, entre insultos y blasfemias contra Jesucristo, se introduce por el celebrante en la vagina de la mujer que funge como altar, ésta es masturbada hasta logar el orgasmo, después es quemada.
El celebrante se masturba y cuando alcanza la eyaculación, se recoge el semen en un cáliz, donde se mezcla con la sangre recogida de quienes están dispuestos a infligirse heridas; en este momento la copa se convierte en un símbolo satánico.
Durante la celebración se usan pentagramas invertidos que simbolizan la materia que domina al espíritu. La ceremonia concluye con la bendición hecha con el signo de los cuernos, que según la Iglesia de Satanás, sirve para honrar al demonio y al mismo tiempo para negar la existencia de la Santísima Trinidad.
Ordinariamente, el fin de la misa negra es hacer un mal a alguien o crear situaciones de malestar. Por consiguiente, según el caso, se utilizan también estatuillas de cera, ataúdes de cera o de madera, prendedores o mechones de cabello.
El aire denso y lleno de humo es un ritual que considera la intervención de elementos fúnebres y elementos sexuales, a través de los cuales se eliminan los condicionamientos sociales del pasado.

Durante la ceremonia unos de los presentes lee la fidelidad a Satán, una forma de contactar con el diablo (Compendium Maleficarum año 1608): todos los presentes responden afirmativamente.

1- Negación de la fe cristiana.
2- Volver a bautizarse imponiendo otro nombre, no cristiano.
3- Eliminación del crisma bautismal, donde se moja la cabeza del bautizado con agua bendita.
4- Renuncia a los padrinos del bautismo y nombramiento de otros.
5- Entrega de una prenda en señal de consentimiento.
6- Juramento de lealtadad en un círculo mágico trazado en el suelo.
7- Petición de inscripición en el Libro de la Muerte.
8- Promesa de sacrificar bebés y niños menores de edad al diablo.
9- Promesa de pagar tributo anual.
10- Impresión de la marca del diablo en varias partes del cuerpo, generalmente el 666.
11- Votos de servicio:
No adorar el sacramento.
Destrozar todas las reliquias cristianas.
No utilizar jamás agua bendita, cirios o velas benditos.
Mantener en total secreto la relación con Satanás.


SECTA LUCIFERINA ES GRABADA CON UNA CÁMARA OCULTA PRACTICANDO UNA MISA NEGRA.




MISAS NEGRAS Y BRUJERÍAS




EL SATANISMO ESTA MUY PRESENTE Y VIVE EN EL MUNDO DE HOY

En el "L`Osservatore Romano" del 24 enero de 1997 se publicó este artículo del que reproducimos algunos párrafos de interés:

"Sobre el creciente y preocupante fenómeno de las prácticas relacionadas con el culto de las sectas satánicas".

En la sociedad actual está asumiendo una inesperada dimensión la adhesión a sectas satánicas, la participación en los ritos introducidos por éstas, la invocación de seres demoníacos, el culto personal y solitario del demonio, y la afirmación de ideas provenientes del ambiente satanista.

Antes de ilustrar en grandes líneas el complejo fenómeno del satanismo contemporáneo, es oportuno intentar una definición del mismo. Esto se puede hacer de modo, por decirlo así, general, como también en particular, es decir, con específica y exclusiva referencia a aspectos singulares: teológicos, antropológicos, psicológicos, jurídicos y sociológicos.
Si centramos la atención en una definición de tipo general, podemos afirmar que hablamos de satanismo cuando nos referimos a personas, grupos o movimientos que, de forma aislada o más o menos estructurada y organizada, practican algún tipo de culto (por ejemplo: adoración, veneración, evocación) del ser que en la Biblia se indica con los nombres de demonio, diablo o Satanás.
En general, tal entidad es considerada por los satanistas como ser o fuerza metafísica; o como misterioso elemento innato en el ser humano; o energía natural desconocida, que se evoca bajo diversos nombres propios (por ejemplo: Lucifer) a través de particulares prácticas rituales.

Las sectas satánicas

Los grupos y los movimientos satánicos son, sin duda, muy diversos. Algunos están relacionados entre sí, otros no; ciertos grupos son desconocidos hasta para las mismas personas que frecuentan ese ambiente. Hay sectas cuya existencia es efímera o casi virtual; otras, con el tiempo, dejan de actuar o en algún caso continúan en forma oculta; algunas actúan públicamente, otras de modo secreto. Por otra parte, casi todas sufren cismas con mucha frecuencia, es decir, que un grupo se divide en uno o más troncos, los cuales a su vez se separan en otras ramas y así sucesivamente…

Las creencias satánicas

Las creencias satánicas pueden variar de uno a otro grupo. Por ejemplo, hay quien ve en Satanás un ser más o menos simbólico, expresión al mismo tiempo, de la transgresión y del racionalismo; y en los ritos, una especie de psicodrama brutal que tiene por finalidad liberar al fiel de los condicionamientos religiosos, morales y culturales que provienen de su ambiente.
Algunos satanistas que se reconocen en esta descripción afirman que «el Satanismo es una religión de la carne. Para el satanista la felicidad se debe encontrar aquí y ahora. No existe el cielo para ir después de la muerte y tampoco el infierno de fuego como castigo para el pecador». En cambio, hay quien ve en Satanás un ser real, príncipe de las tinieblas, al cual es posible dirigirse mediante rituales mágicos para obtener favores de diverso género.
Y también quien ve en Satanás, particularmente en Lucifer, una figura positiva que se opone a la acción del Dios de la tradición judeo-cristiana, considerada negativa...

El mal profundo que proviene de todo esto asume aspectos y motivaciones personales y oscuras; se concreta en los pecados personales y tiene como común denominador de los diversos ritos, símbolos, prácticas y creencias, la negación de la recta razón y una herida profunda a la integridad de la persona humana, cosa que se manifiesta en las aberraciones sexuales, en la sed de poder, en la búsqueda desmedida de dinero o de éxito, en un narcisismo exasperado; todos esos elementos alejan del amor a Dios y al prójimo, y de la búsqueda del verdadero bien personal y común.

EL SATANISMO ESPAÑOL SE ORGANIZA

Fuente: Mundo Misterioso: El satanismo español se organiza.
file://G:\prolades\news\Satanismo.htm 04/10/2005.

En España, y especialmente en las regiones levantinas, abundan las sectas y manifestaciones de tipo satánico. Yo tuve que intervenir en una ocasión en un lugar donde grupos de jóvenes practicaban ritos satánicos, celebraran misas negras, editaban una revista blasfema, llegando incluso a profanar varias tumbas del cementerio de un modo terrorífico. Un compañero sacerdote exorcista continuamente está practicando su ministerio, a pesar de las incomprensiones de muchos que no creen en el demonio.

Recientemente la Conferencia Episcopal y la Policía Autonómica han emitido sendos informes sobre las sectas satánicas españolas. Sin embargo en dichos informes se han omitido las sectas más importantes y peligrosas que, según ha podido averiguar MUNDO MISTERIOSO, preparan un congreso satánico próximamente, con objeto de unificar fuerzas de todo el satanismo español, coordinados por el nuevo presidente de la Iglesia de Satán en España.

"Ya hemos iniciado los trámites para legalizar la Iglesia de Satán en España como asociación cultural. Además pretendemos aunar esfuerzos con otras asociaciones satánicas del país para hacer un frente común contra la campaña de difamación y calumnias que los medios de comunicación nos han dirigido.

En España existen muchos grupos satánicos, más o menos serios, que trabajan aislados y en la más absoluta clandestinidad. Mi intención en organizar una especie de Congreso Satánico en una ciudad española, con representantes de todas esas logias satánicas, para conocernos y, por supuesto siempre dentro de la legalidad, hacer aunar fuerzas para apoyarnos mutuamente …".
Quien hace tan insólitas declaraciones es José M. C.,licenciado en criminología, funcionario del Ministerio de Justicia español, y último presidente de la Iglesia de Satán en España. Sigue el artículo de MM:

Cuando por fin accedió a reunirse con MM, en una céntrica cafetería catalana- afirma el autor del este trabajo en Mundo Misterioso-, no nos encontramos con un tipo melenudo, vestido de negro riguroso, ni luciendo cruces invertidas o pentagramas satánicos. Por el contrario, José C. era un hombre corpulento, de unos 31 años de edad, que vestía un elegante, aunque discreto conjunto sport de marca Lacoste,. De aspecto agradable, y con unos ojos azul intenso pequeños e inteligentes, nadie supondría que tras este catalán se oculta uno de los satanistas más importantes de España, tal vez el más importante.

-Yo provengo de una familia extremadamente católica, … y en mi caso fueron lecturas como Nietzsche, Feuerbach, o el existencialismo, las que me alejaron del cristianismo. Durante una época de mi vida estuve muy vinculado al esoterismo islámico por mi interés hacia los textos de René Guenon, y Rudolf Von Sebottendorf. Mas tarde me interesé por el estudio del Diablo o Satán como arquetipo cultural y, poco a poco, fui descubriendo el "Camino de la Mano Izquierda" que, en todas las tradiciones iniciaticas se encuentra presente de una de una u otra forma…

En España existen otras muchas logias, iglesias, sectas y grupos satánicos, algunos de ellos, mucho menos respetuosos con la ley, la moral y el sentido común.
Ocinatas Octluc (que significa Culto Satánico, escrito al revés), tiene su sede en Las Palmas de Gran Canaria. Liderados por Alejandro Ifer (respetaré el anonimato de su verdadero apellido), un joven informático que sueña con convertir las Islas Canarias en la capital del satanismo europeo, Ocinatas Otluc, edita una de las primeras revistas satánicas españolas: ICOR, una publicación que se define como "atea" y "antirreligiosa".

En su primer número, cuya portada y contraportada denigran la imagen de Juan Pablo II, y José Mª Escrivá de Balaguer, publican artículos de marcado carácter escéptico, y anticlerical, así como una hoja que el lector puede recortar, con todas las instrucciones a seguir para solicitar formalmente su excomunión de la Iglesia Católica. Por cierto, incluyen artículos de conocidos miembros del movimiento pseudo-escéptico ARP.

Queda claro que Ocinatas es una de las sectas satánicas españolas con una componente blasfema más evidente. De hecho, Ocinatas mantiene una distribuidora de productos blasfemos y antirreligiosos, que cuenta con un alucinante catálogo de productos entre los que se incluyen libros de magia negra, camisetas, estandartes satánicos, y una gran variedad de esculturas de figuras blasfemas; cristos con cabeza de cerdo, vírgenes con pene, crucifijos invertidos, etc.

Entre todos sus productos destaca una gran variedad de armas blancas, como una "daga de hoja curva, ideal para decapitar a la víctima el sacrificio". Este último producto, por su implícita utilidad presuntamente delictiva, justificó que la secta fuese sometida a investigación policial.

Ocinatas Otluc además edita, previo encargo de cada ejemplar, libros blasfemos íntegramente escritos con sangre. El autor del texto es el mismo Alejandro Ifer, que en una lujosa encuadernación de cada ejemplar, dedica todo tipo de blasfemias a Dios, la Virgen y Jesús, así como a Mahoma, Alá, etc.
Según confesó Alejandro Ifer a MM, una de sus actividades es la patrocinación y promoción de escultores o pintores, especializados en arte satánico y blasfemo, así como su apoyo a grupos canarios de rock duro, que en sus letras hagan apología del Diablo.

Otras sectas satánicas españolas no son tan drásticas en su componente blasfema. La Orden Illuminati de Barcelona, por ejemplo, cuenta con escritores esotéricos muy conocidos en Cataluña entre sus filas. Sus intereses podrían calificarse como más "luciferinos" y esotéricos que comerciales. Su Gran Maestre, un conocido ocultista barcelonés especializado en Masonería, Tantra, etc, Gabriel Lopez de Rojas, alcanzó gran notoriedad en los medios de comunicación, en los años 2000 y 2001, al ser el primer líder de una comunidad luciferina española que se sienta en el banquillo de los acusados.
De Rojas fue denunciado por varios escritores esotéricos españoles, por supuestas amenazas…

Maria L., sacerdotisa satánica y ex-adepta de la secta Los Hermanos de Changó, ha llegado a declarar ante fuentes policiales que participó en una misa negra en España, en la que se sacrificó ritualmente a un ser humano. Su testimonio es el único de estas características recogido en un informe policial sobre satanismo español.

Por otro lado, durante investigaciones de la Brigada Fiscal de la Guardia Civil, o del CESID, sobre grupos de narcotráfico, tráfico de armas, etc, se han localizado casualmente vinculaciones satánicas que están siendo investigadas en estos momentos. Alguno de esos grupos recuerda en su estructura y actividades a las sectas de "narcosatánicos" que fue desmantelada por la policía mexicana hace pocos años.
Los "narcosatánicos" de Matamoros, liderados por Adolfo de Jesús Costazgo -casado con una española- eran traficantes convertidos al satanismo, y autores de más de 14 asesinatos rituales. Creían que el Diablo los protegería de la policía si le ofrecían vidas humanas.

Costazgo lucía un alfiler de corbata fabricado con la espina dorsal de un estudiante tejano de 21 años… Tanto fuentes del CESID como de la Policía muestran su preocupación ante la posibilidad de que un caso como el de Matamoros pueda producirse en España, por esa razón ambos cuerpos investigan en estos momentos a grupos radicales, narcotraficantes, neonazis, etc, que presentan vinculación con el culto satánico. En este sentido el Presidente de la Iglesia de Satán clarificaba la relación entre grupos neo-nazis y el satanismo español: "Es cierto que existen ciertas coincidencias. También es cierto que existen organizaciones satánicas o luciferinas que están muy influenciadas, o incluso originadas, en movimientos nacionalsocialistas de inclinación esotérica, el ´ocultismo nazi´.

ÁNGELES Y DEMONIOS

ÁNGELES:


La etimología de la palabra “Angel” procede del latín Angelus, y este a su vez del griego Agguelos o mal’akj en hebreo, que quiere decir “mensajero” o “servidor” de Dios (Hebreos 1,7). El Papa San Pío X (1835- 1914), decía que “los ángeles son las criaturas más nobles creadas por Dios”; son inmortales, tienen voluntad propia, poseen conocimientos más amplios y su poder es muy superior a los hombres (Salmo 103,20; 2 Pedro 2,11).
Su apariencia puede ser como un relámpago, y sus vestiduras blancas como la nieve (Mateo 28,3); además están siempre en la presencia del Padre Eterno (Mateo 18,10), y constituyen su ejército celestial (Salmo 148,2).
Sobre su número las Escrituras aclaran que son “millones de millones, incontables como las estrellas del cielo” (Daniel 7,10; Apocalipsis 5,11).

Santo Tomás de Aquino (1225- 1274), enseñaba que los ángeles fueron creados antes que el hombre, porque un ángel rebelde fue el culpable de la caída de nuestros primeros padres. Se admite entonces que el Padre del cielo los creó en un principio, Cuando sacó de la nada el universo (Concilio de Letrán, 1215); y como agrega San Agustín (siglo V), separó la luz (los ángeles buenos), de las tinieblas (los ángeles malos).
Hay en estos seres espirituales tres instantes: su creación, la prueba de obediencia a que fueron sometidos por Dios, y el premio en el cielo para los ángeles fieles, y el castigo en el infierno para los ángeles desobedientes.

San Gregorio Magno (540- 604), afirmaba que “casi todas las páginas de la revelación escrita, dan testimonio de los ángeles”. En la Biblia se registran cerca de 400 veces; tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. En la vida del Hijo de Dios, se encuentran desde su nacimiento en el portal de Belén, hasta su triunfante resurrección en Jerusalén, y regreso al cielo. Por eso, Cristo Jesús es superior a todos ellos (Hebreos 1,4), creados por él (Colosenses 1,16); y sometidos bajo su autoridad y poder (Juan 1,51; 1 Pedro 3,22).

Un ángel es un ser inmaterial, es puramente espiritual, no tiene forma ni tamaño. Los ángeles están presente en algunas religiones cuyos deberes son asistir y servir a Dios. Los ángeles son a menudo representados como un joven hermosos con alas, es simplemente para poder imaginarnos cómo pueden ser. Son mensajeros de Dios en la Biblia hebrea, Biblias cristianas y el Corán. Según las tres principales religiones monoteístas, los ángeles además actúan como mensajeros, ejecutando los juicios de Dios y sirviendo a los creyentes. Desde este punto de vista, los ángeles son normalmente considerados como criaturas de gran pureza destinadas en muchos casos a la protección de los seres humanos.

En este sentido, en el cristianismo, se habla del ángel de la guarda o custodio, que sería aquel que Dios tiene señalado a cada persona para protegerla. Por contraposición, también existe la figura del ángel caído, aquel que ha sido expulsado del cielo por desobedecer o rebelarse contra Dios. El más conocido de ellos, en la tradición cristiana, es Lucifer.
En el cristianismo medieval, el término ángel hace referencia a la categoría más inferior de las nueve en que tradicionalmente se dividen los seres angélicos. La rama de la teología que se ocupa de los ángeles se denomina angelología.

Sobre el origen de la corte angélica se remonta al monje sirio Dionisio Areopagita, del siglo VI; basándose en las cartas de San Pablo (Colosenses 1,16; Efesios 1,21; 3,10). Se describen nueve órdenes de ángeles en tres jerarquías, de mayor a menor tenemos:

Esta clasificación fue aceptada por el Papa San Gregorio I, pero no se considera dogma de fe.

LA CORTE ANGELICAL QUE HABITA EN EL CIELO

LOS SERAFINES: que rodean a Dios y viven en eterna alabanza.
LOS QUERUBINES: guardianes de la gloria de Dios.
LOS TRONOS: sublimes y muy por encima de toda actitud terrena.

LAS DOMINACIONES que son los custodios del mundo.
LAS VIRTUDES: portadores de gracia y amor:
LAS POTESTADES: que gobiernan las estrellas y la naturaleza.

LOS PRINCIPADOS: que tienen la capacidad de guiar a otros hacia Dios.
LOS ARCÁNGELES: reconocidos individualmente y hechos santos por la Iglesia.
LOS ÁNGELES: que están más cercanos a los seres humanos.


DEMONIOS

En el sentido religioso, en las ciencias del ocultismo y en el folclore de las diversas cultura, un demonio o daemon, daimon (del griego δαίμων daimôn ) es un ser sobrenatural descrito como algo que no es humano y que usualmente resulta malévolo de acción, pensamiento, y forma de vivir. Sin embargo, la palabra griega original "daimon" es neutral y no contiene una connotación necesariamente negativa en sus inicios para los antiguos griegos.

Esto sucedió por la aplicación de la koiné (en el helenístico y en el Nuevo Testamento en griego) del término daimonion (δαιμόνιον) y más tarde se atribuyó ese sentido maléfico y malvado en el actuar, a cualquier palabra afín que compartiera de la raíz, cuando originalmente fue previsto para denotar simplemente a un "espíritu" o un "ser espiritual malvado".

En las religiones del oriente cercano, así como en las derivadas de las tradiciones Abrahamicas, incluyendo la demonología medieval cristiana, un demonio es considerado un "espíritu impuro", el cual puede causar una posesión demoníaca y puede ser expulsado por el ritual del exorcismo. En el ocultismo de Occidente y la magia renacentista (una mezcla de magia greco-romana, demonología judía y tradición cristiana), un demonio es una entidad espiritual que puede ser conjurada y controlada. En la literatura bíblica muchos de los demonios fueron ángeles caídos.
En el lenguaje común, para desacreditar a una persona se la «demoniza» (o «sataniza»).

Demonio también es un sinónimo de diablo y proviene del verbo griego διαβάλλωηΞ (diabál•ló), que significa, entre otras cosas: "calumniar, falsear, mentir". El contexto circunstancial que determina el significado calificativo al portador del nombre, de lo que se deduce que de entre todas las acepciones posibles de diablo: "calumniador, falseador, mentiroso" es la apropiada.

Los demonios buscan la oportunidad para seducir al hombre para apartarlo de la verdadera felicidad que se encuentra solamente en Dios Todopoderoso.

CRISTIANISMO

La palabra "Demonio" tiene varios significados, todos ellos relacionados con la idea de un espíritu que habita un lugar, o que acompaña a una persona. Si bien un "daemon" era benéfico o malévolo, la palabra griega significa algo diferente de las nociones medievales posteriores de 'demonio', y los estudiosos debaten el momento en que judíos y cristianos cambiaron el sentido griego para obtener luego su sentido medieval. Algunas denominaciones afirmativas de la fe cristiana también incluyen -exclusivamente o no- a los ángeles caídos como demonios de facto. Esta definición también abarca a los Nephilim, los "hijos de Dios" (descritos en el Génesis) que abandonaron sus puestos en el Cielo para aparearse con mujeres en la Tierra, antes del diluvio.

En el Evangelio de Marcos Jesús echa fuera muchos demonios, o espíritus malignos, de aquellos que estaban afligidos por diversas enfermedades. El poder de Jesús se demostró como muy superior al que tenían los demonios sobre las personas que poseían, liberando eficazmente a las víctimas que estaban sujetos a ellos, echándolos fuera y prohibiéndoles regresar. Jesús también le dio este poder a algunos de sus discípulos, los cuales se alegraron de su nueva habilidad. Los demonios eran expulsados mediante la fe y por la sola pronunciación del nombre de Jesús, de acuerdo con Mateo 07:22. Algunos grupos más fundamentalistas insisten, para este efecto, en el uso de la pronunciación de la forma original del nombre de Jesús, es decir Yahshua / Josué, que significa "Yahvé es salvación".

Por el contrario, en el libro de los Hechos de los Apóstoles(cap. 19), un grupo de exorcistas judíos, conocidos como los hijos de Esceva, tratan de echar fuera de una persona poseída a un espíritu muy poderoso sin creer o conocer a Jesús, aunque usando su nombre a modo de sortilegio mágico, lo que trae consecuencias desastrosas(el endemoniado los ataca y los vence). Sin embargo, Jesús nunca se dejó vencer por un demonio, no importa cuán poderoso fuera (ver el relato del endemoniado a Gerasim), e incluso derrotó a Satanás en el desierto (ver Evangelio de Mateo).

Hay una descripción en el libro de Apocalipsis 12:7-17 de una batalla entre el ejército de Dios y los seguidores de Satanás, y su posterior expulsión del Cielo a la Tierra, los cuales vagan por su superficie haciendo la guerra a los seres humanos, en especial a los creyentes en Cristo. En Lucas 10:18 se menciona nuevamente el poder otorgado por Jesús a sus discípulos para expulsar demonios; Jesús declara en este texto que ve a Satanás "caer como un relámpago del cielo."

ÁNGELES CAÍDOS Y EXPULSADOS DEL CIELO

Según la creencia cristiana, un ángel caído es un ángel que ha sido expulsado o desterrado del cielo luego de desobedecer o rebelarse contra de los mandatos de Dios. Luego de la Primera Guerra en el Cielo, muchos ángeles fueron expulsados, convirtiéndose así en ángeles caídos; al estar alejados totalmente de la gracia de Dios, de su Amor, de su Bondad, y de su luminosidad, se convirtieron en seres malvados, llenos de odio y por sobre todo odio a Dios, rencor, ira y mucha rabia a todo lo que corresponde a la santidad.

El ángel caído más reconocido por la historia bíblica es Lucifer; aunque esta palabra nunca es usada para referirse a un ángel caído dentro de la Biblia. De acuerdo a la creencia cristiana, los ángeles caídos vagarán por la tierra tentando al hombre hasta el día del Juicio Final, luego de éstos serán expulsados y lanzados al infierno eterno, junto con los condenados en cuerpo en alma.

LAS RAZONES DE SU CAÍDA

Lucifer se llenó de soberbia por ser ángel más perfecto que Dios había creado, dotado de enormes dones; sabiduría, inteligencia, poder, tenía un vasto conocimiento, era el más luminoso de todos los ángeles que existían, era el más hermoso de todos los ángeles, era el más inteligente, nadie se podía comparar con lo que él representaba.
En todo era el más, pero pretendió "usurpar, arrebatar" el poder a Dios, incitando a otros ángeles a unirse a su rebelión y así luchar contra su creador, luchar contra Dios, y despojarlo de todo lo que Dios poseía.

Es entonces expulsado del cielo y cae como un rayo. Lucas 10, 18 "El (Jesús) les dijo: "Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo". Lucifer, ángel de luz, cayó del cielo por su soberbia. Dios derriba del trono a los poderosos...
La soberbia fue lo que caracterizó todo el proceso de la rebeldía. Satanás y los suyos pretendían asemejarse a Dios. Precisamente la soberbia es considerada como el más grave pecado (Salmos 18:14). De ella se derivaron todas las clases de perdición (Tobías 4:14). “Ciertamente la soberbia creará contienda…” (Proverbios 13:10; Habacuc 2:5).

Hubo una batalla en el Cielo; “Hubo una batalla en el cielo y Miguel y sus ángeles se levantaron a luchar contra el dragón. El dragón presentó batalla y también sus ángeles. Pero no prevaleció ni hubo lugar para ellos en el cielo.

Fue arrojado el gran dragón, la antigua serpiente, el que se llama Diablo ó Satanás, el que seduce al universo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él” (Apc 12,7-9).

Cuanto más elevada se encuentraba una criatura espiritual (ángel) tanto peor fue su caída. Por este motivo el castigo con que Dios afligió a Lucifer y a los ángeles rebeldes fue el mayor que podían recibir: expulsados del Cielo y alejados eternamente de Dios, Satanás fue arrojado por Dios al infierno, junto con sus secuaces.

Puede resumirse que Lucifer era un ángel muy hermoso, el más bello de todos los ángeles que Dios había creado y que por su soberbia se rebeló contra Dios, queriendo ser como él, y fue denigrado como castigo, junto con el ejército de ángeles rebeldes que arrastró consigo, siendo desde ese momento reconocido como un Ángel caído. Desde su rebelión es denominado "adversario" (en hebreo Satán -Satanás-).

Dicha caída es lo que se relata en el Génesis, cuando Satanás es simbolizado como "la serpiente".
Durante los tiempos antigüos -Antigüo Testamento- Satanás estaba en el ámbito terrestre (había perdido su condición de querubín celestial), pero podía retornar al cielo. El relato de Job permite esa deducción:

“Y dijo el Señor a Satán: ¿De dónde vienes tú? Y respondió Satán: He dado la vuelta por la tierra” (Job 1:7; 2:2)

Siglos después, en tiempos de Jesús, estaba siendo juzgado (Jn 16:11), pero aún no había ocurrido lo fundamental.
Jesús explica que el Reino de Dios tiene como fin contrarrestar "la autoridad y poder de Satanás". Para confinarlo en tierra (sin retorno al cielo) era indispensable el sacrificio de Cristo. Eso fue lo determinante.

“... la sangre del Cordero” determinó que “no tenga más lugar en el cielo”. (Apocalipsis 12 lo expresa en los versículos 11 y 8). Luego, la acción de arrojarlo por tierra es efectuada por el Arcángel Miguel y sus ángeles.
Las implicancias de ese hecho se describen en Apocalipsis 12 versículos 7 al 11.

Para el diablo, lo más terrible, trágico y humillante es que si antes podía subir al cielo (Zac 3:1), desde el triunfo de Cristo en la Cruz ha perdido ése privilegio, es decir, no puede volver hasta aquél nivel como “acusador” (Ap.12:8). Por eso la alegría celestial estalla en un cántito:

“alegraos, ¡oh cielos, y los que moráis en ellos, pues el acusador, el diablo, ha sido expulsado para siempre!
¡Pero Ay de vosotros los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido hacia vosotros, teniendo una grande y terrible ira contra todos los moradores de la tierra...” (Ap. 12:12).

El judaísmo consideraba a Lucifer y a Satanás como dos entidades separadas. Igualmente el gnosticismo considera a Satanás y a Lucifer dos personajes completamente diferentes, siendo el primero un terrible demonio y el segundo la sombra del logos, el divino tentador, el entrenador psicológico, aquel que pone a prueba al adepto para lograr la iniciación.

En el cristianismo ambos conceptos son identificados con el Diablo (Apocalipsis 12,9). La diferenciación radica en que Lucifer es el nombre del "Príncipe de los demonios" como ángel antes de su caída; y el nombre de "Satán" o Satanás, el que adopta después. Ya que "Lucifer" significa en latín "portador de luz", mientras que significa "Satán" es decir "adversario" en hebreo.

¿CREÓ DIOS A LOS DEMONIOS?

Dios no creó demonios sino ángeles, espíritus puros, inteligentes, con sabiduría, llenos con gracia santificante, muy hermosos, con gran luminosidad que reflejaban el poder de Dios, y capaces de brindar mucha bondad y amor.

Dios dotó a todos los ángeles con el libre albedrío es decir con plena la libertad para escoger entre el bien y el mal.
, Lucifer y sus seguidores, por soberbia y orgullo, pecaron, nadie los tentó, ellos solos escogieron el camino del mal enfrentándose a Dios y luchando contra Él. Tenían en mente apoderarse del poder que Dios tiene, pero equivocaron el camino, ni toda la inteligencia que poseía Lucifer no le bastó para comprender cuán Grande y Omnipotente es Dios.
Sin duda Dios les habrá proporcionado un "tiempo" para arrepentirse de sus pecados, aplicando así su justicia y su amor como lo hace con todos los seres por Él creados, esperando el arrepentimiento, que nunca llegó.

Dios esperó, tuvo mucha paciencia, siguió esperando amorosamente, hasta que no esperó más. Dios es Amor, bondad y de mucha comprensión pero también es justiciero, y aplicó su justicia sobre ellos.
Lejos de volver a Dios, de arrepentirse y pedir perdón, Lucifer indujo a millones y millones de ángeles a seguirlo y a luchar para enfrentar a Dios. Agravando aún más su pecado, al llevar a otros ángeles a unirse a su rebelión.
Tomaron la decisión irrevocable de separarse de Dios. El Arcángel Miguel y sus ángeles combatieron contra los ángeles rebeldes, y los expulsaron a todos del cielo. Dios les retiró su visión beatífica, y con ella todas las gracias y bendiciones espirituales que poseían quedando así "desgraciados", "malditos".

Así en ese "estado" de muerte, permanecerán para siempre, por toda la eternidad, nunca más volverán a ser felices tal cual lo eran antes de ser expulsados del cielo.

Al verse separado de Dios y de todo lo bueno que de Él procede, se llenaron de maldad, odio, rencor, angustia interior, desesperación, rabia, y mucho odio contra Dios. De ellos solo salen palabras mentirosas, palabras ofensivas, deseos de ver a toda la humanidad condenada tal cual les ocurrió a ellos, sienten una "enorme" envidia por los aún estamos aquí en la tierra labrando nuestro salvación.

Dios que es Todopoderoso: Omnisciente, sabía que algunos ángeles se rebelarían contra Él, por eso toma la libertad, el libre albedrío muy en serio y hasta sus últimas consecuencias. Por eso el que anda por el camino del mal tiene y tendrá sus terribles consecuencias, las cuales siempre terminan mal. Si el ser humano solamente pudiera hacer el bien no seríamos libres, y no tendríamos mérito alguno.

DEMONIOLOGÍA.

Los demonios residen en el infierno y no gozan de los beneficios de la redención de Cristo que son: limpiar el alma de los pecados cometidos, liberar de las ataduras del pecados, adquirir un cuerpo nuevo y un alma limpia, y por sobre todo ser feliz con la Santísima Trinidad por toda la eternidad en el cielo, donde todas nuestras necesidades serán colmadas y satisfechas plenamente.
Los demonios han perdido por su pecado todos los beneficios del cielo, sin embargo, no perdieron su capacidad racional, ni todas las cualidades con la cual fueron creados,(sabiduría, inteligencia, conocimiento, perfección etc...) sino que en el estado en que se encuentran sólo la utilizan para el mal. Dios les permite ejercitar alguna influencia limitada sobre los seres humanos, las criaturas y las cosas.

Los demonios fueron creados todos ángeles perfectos, se transformaron en demonios al perder la gracia de Dios, por no arrepentirse ni pedir perdón, permanecerán así con su pecado por toda la eternidad. Se pervirtieron sus poderes angelicales con los cuales fueron creados y ahora sólo le sirve para hacer el mal y difundirlo.

Los demonios no son una fábula como algunos dicen, ni un cuento para asustar a la gente, ni un invento de la Iglesia como muchas veces se enseña, para nuestra desgracia, existen y piensan solo en hacernos el mal. Su existencia es tan real ha sido siempre enseñada por la Iglesia en su magisterio ordinario. Desmentir o negar la existencia del demonio es negar la revelación divina que nos advierte sobre nuestro enemigo infernal y sus tácticas macabras para la perdición de las almas.
Jesucristo vino para vencer al demonio y su influencia sobre el mundo; sobre los seres humanos, y para liberarnos de su dominio que se extiende por todos los rincones por donde haya vida, sin que pudiésemos por nuestra propia cuenta salvarnos.

Jesucristo vence al demonio definitivamente en la Cruz. La actividad del demonio en la tierra sin embargo continuará hasta el fin de los tiempos, hasta que Dios-Padre lo permita. La parusía (la segunda venida de Jesucristo donde restaurará todas las cosas) manifestará plenamente la victoria del Señor con el establecimiento de su Reino y el absoluto "sometimiento" de todos sus enemigos.

Todos aquellos que estuvieron en contra de Jesús y a favor del mal, serán arrojados a sus pies y serán "obligados" a rendirle culto, a adorale de rodillas y a reconocer que Jesucristo es el Señor, que Jesucristo es el Hijo de Dios, Único Salvador de todo el universo.
Esa es la venganza que Dios tiene preparada para todos sus adversarios.

Mientras tanto aquí en la tierra, Dios permite que vivamos una batalla espiritual en la cual se revela la disposición de los corazones y nos da oportunidad de glorificar a Dios siendo fieles en las pruebas y soportando las asechanzas del diablo y sus preversos secuaces.
Ahora debemos decidir a que reino vamos a pertenecer, al de Cristo o al de Satanás. Si perseveramos fieles a Jesús a través de las pruebas y sufrimientos, el demonio no podrá atraparnos, ni seducirnos con sus mentiras.

Tenemos en la Santa Iglesia todos los medios para alcanzar la gracia ganada por Jesucristo en la Cruz. Dios es Todopoderoso y Omnipotente y, si estamos en comunión con El, no debemos temer al enemigo infernal. Mas bien debemos temer el separarnos de Dios, pues sin su gracia estaríamos totalmente perdidos, tal cual le sucedió a Lucifer y sus ángeles caídos.

Todos los santos lucharon con valentía contra el demonio pues los sostenía la fe en Jesucristo, la esperanza en el cielo, el amor a María Santísima y la práctica en los hermanos necesitados. Sus vidas son modelos que nos demuestran como vivir en el poder de Jesucristo una vida nueva. El diablo no puede contra nosotros, si estamos unidos a Jesús a María y al Espíritu Santo, ellos son nuestro escudo en la lucha diaria.

¿DIOS PERDONARÁ ALGUNA VEZ A LOS DEMONIOS?

No. Los demonios ya ha sido juzgados y condenados por toda la eternidad. Ellos ya han tenido su tiempo, y no lo han aprovechado, están perdidos para siempre y así permanecerán por toda la eternidad. Lo mismo ocurre con las personas que han vivido en este mundo y se han condenado, han tenido su tiempo en este mundo, no escucharon la voz de sus conciencias, y han ignorado y rechazado el llamado de Dios. Rechazando así toda gracia espiritual sin la cual no se puede entrar en el cielo. Ahora no tienen remisión alguna y así permanecerán por toda la eternidad.
Tanto los demonios como los condenados compartirán juntos el infierno eterno con todos sus tormentos.

Por eso es de mucha urgencia rezar por todo el mundo, rezar y ofrecer sacrificios por todos los seres humanos para que se conviertan. Los seres humanos en esta tierra hacen el mal pero sus actos están limitados por sus pasiones, y sus límites de entendimiento. Están todavía en tiempo de prueba y por la gracia de Dios y nuestras oraciones y sacrificios podrían convertirse. Sólo le toca a Dios juzgarlos.

En cambio los demonios han decido por el mal irreversiblemente, se han condenado por la mala decisión de han tomado y ahora están separados de Dios para siempre.
Los ángeles caídos tenían un intelecto muchísimo superior al de los seres humanos, ellos sí sabían plenamente lo que hacían porque tenían un entendimiento pleno de sus actos y sus consecuencias tremendas, y no tenían las pasiones que ciegan a los seres humanos.
Sus decisiones fueron irrevocables porque fueron hechas sabiendo muy bien lo que hacían y sus nefastas consecuencias, aún así decidieron hacerlo. Los demonios en ése estado no desean el perdón de Dios.

Ellos odian a Dios y a los hombres y no tienen ningún arrepentimiento. El odio y la rabia los consume.
Es un estado permanente de su voluntad malévola. Por eso no pueden ser perdonados. No es que a Dios le falte misericordia para perdonarlos, sino que los demonios odian a Dios y no le quieren y por consecuencia, tampoco quieren Su perdón.
Lo mismo les sucede a los condenados que vivieron en este mundo y están ahora en el infierno.

NO DEBEMOS TENER MIEDO AL DIABLO.

En este mundo, en donde se tiene la impresión de que el mal en todas sus formas -como quiera que se entienda- vence al bien, es cada vez más urgente dirigir a todos la exhortación del Santo Padre Benedicto XVI: "No tengáis miedo".
Esta tranquilidad sólo puede surgir de la convicción de que la liberación del mal y la salvación pasan a través de la obra redentora de Jesucristo, único Salvador del hombre.

Así como «el temor de Dios es el principio de la sabiduría» (Proverbios 9:10), ¡el miedo a Satanás es sin duda el principio que nos lleva a la muerte! Temer a Dios equivale a adorarlo, a sentir una profunda pena en nuestro corazón pues nuestros pecados lastiman a Dios, a hacer todo lo posible para no pecar porque éso entristece a nuestro Dios.

Tener temor de Dios es sin duda alguna rendirle la veneración que merece, pero no por el miedo al castigo que nos merecemos por pecar contra Él, sino el temor de que Dios no se merece que lo ofendamos con nuestros pecados, Él nos ama intensamente y siempre desea nuestro bien, entonces, porqué ofenderle, porqué entristecerle, porqué hacerle sufrir.
Podría compararse con el respeto que la mayoría demostramos a nuestros padres. (V. Hebreos 12:9.)

De ahí que temer a Satanás, tener miedo al diablo, es darle ni más ni menos la adoración que él desea. Le hacemos sentir fuerte frente a nosotros, le hacemos sentir que puede dominarnos, y éso es precisamente lo que no debemos dejar que él sienta.
¡En esencia si le tenemos miedo al diablo, significa que le estamos rindiendo culto a quien nos desea fervientemente la condenación eterna de nuestra alma!

El propio Diablo es el ministro de la mentira, el acusador nuestro ante Dios, él desea nuestra muerte eterna.
El siguiente versículo nos lo da a entender claramente: «Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, Él (Jesús) también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al Diablo». Sin embargo, Jesús es perfectamente capaz de «librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre» (Hebreos 2:14,15).

Por eso hay que rechazar definitivamente ese temor a satanás de la misma manera que Cristo lo increpó, cuando éste intentó convencerle para que le adorara en el monte de la tentación. Jesús le dijo: «Vete de Mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a Él sólo temerás.» (S. Lucas 4:8).

Es decir que al único a quien se debe temer ¡es a Dios! «Esto --dijo Salomón-- es el todo del hombre: temer a Dios --sólo a Dios-- y guardar Sus mandamientos.» (V. Eclesiastés 12:13.) Cuando pecamos o hacemos algo malo debemos temer a Dios. En cambio, ¡al Diablo jamás hay que tenerle miedo!. Refiriéndose a temores de otra índole, como que el diablo puede matarnos. La Palabra de Dios afirma que: «el temor a Dios lleva en sí un castigo» (1 S. Juan 4:18).

En efecto, quien verdaderamente teme a Dios, siente una carga pesada si comete algún pecado, por más leve que sea, es para él un martirio el haber ofendido a Dios, y se lamenta y todo el día piensa en el mal que hizo, aunque fuera algo leve. Este hecho no lo deja en paz, y para él es un castigo que debe soportar.

No hemos de tener miedo a Satanás jamás!, que únicamente tiene poder limitado para hacer morir el cuerpo; hemos de temer a Aquel, a Dios, que tiene poder para hacer morir el alma.
De modo que el temor del diablo no procede de Dios. «Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, ¡sino de poder, de amor y de dominio sobre nosotros mismos!» (2 Timoteo 1:7). La Escritura dice también: «Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en Ti persevera» (Isaías 26:3).

El miedo es todo lo contrario a nuestras creencias al amor que tenemos a Dios. El miedo al Diablo, el miedo a la muerte, el miedo a las brujerías, el miedo al ángel de la muerte, todo ello es diametralmente opuesto a la confianza que tenemos puesto en Jesucristo.

Cuando uno alberga esos temores y miedos vive siempre con angustia y preocupación, su mente termina destrozada.
Es perjudicial y desastrosa para el cuerpo y para el alma. Esa angustia lo agota en forma corporal y más en forma espiritual, lo consume, le provoca depresión nerviosa, le hace perder el juicio y hasta acaba por matarlo si uno se deja atormentar por ella.
Es una realidad concreta, ese tipo de temor, ese espíritu de temor si nos invade, es sumamente contagioso, lo transmitimos a otros, donde estemos, en nuestra casa, en el trabajo, donde vivamos todos los días, ¡es igual a una enfermedad! La gente que nos rodea, las personas con las que uno se relaciona, se exponen a verse aquejadas por ese mismo temor tan horrible. Es tan fácil contraer un mal espiritual como una enfermedad física.

Cuando una persona esta alejada del Espíritu de Dios, el peligro y la probabilidad son todavía mayores, pues uno carece de defensas espirituales.
Todos hemos sentido en algún momento miedo del diablo. Pero a los temores hay que hacerles frente. De nada sirve seguir andándose con rodeos; de nada sirve negar su existencia.
El único remedio es recurrir a Jesús, invocar el Espíritu Santo! ¡Clama al Señor y pídele que te libre de las asechanzas del demonio!

Si tienes confianza en Dios ya sabes que Él te ama, puedes estar seguro de que te cuidará y de que nada malo te ha de pasar. ¿Por qué has de tener miedo entonces?
¡No hay nada que temer! Su perfecto amor echa fuera todos esos temores (1 S. Juan 4:18).

¡No hay nada que temer! Sí, debemos repetir con toda nuestra energía las palabras de Cristo en el desierto cuando con voz decidida dijo: ¡APÁRTATE DE MÍ SATANÁS… SOLO A DIOS ADORARÁS!.

La devoción a la Santísima Virgen y el agua bendita son dos buenos protectores contra este tipo de asechanzas.
El diablo odia tanto a María Santísima que en los momentos de flaqueza espiritual o tentaciones muy fuertes, los santos solían pedir ayuda a María Santísima rezando tres Avemarías en Honor a su pureza. Y triunfaban!.
Muchos santos tuvieron la enorme gracia espiritual de ver cómo satanás huía aullando lleno de rabia, mucho antes de terminar de recitar los tres Avemarías. Probemos también nosotros!

Recordemos las palabras de Padre Amorth:
El diablo no puede contra nosotros, sino solo tentarnos. Si el hombre lo rechaza el diablo nada puede hacer y huye lleno de rabia.

ARMAS CONTRA SATANÁS

Dios nos da en la Iglesia todas las armas para vencer al diablo y sus ángeles perversos y malignos.

Juan Pablo II, 17 feb. 2002 (1er domingo de cuaresma)

Exortó a la vigilancia «para reaccionar con prontitud a todo ataque en la tentación del diablo».

Habló de las armas del cristiano «para afrontar el diario combate contra las asechanzas del demonio:
- La oración del Santo Rosario diario.
- Los sacramentos de la confesión y la comunión.
- La penitencia, privarnos de comer algo apetitoso, rezar, mortificar la vista.
- La escucha atenta de la Palabra de Dios, leer la biblia todos los días.
- La vigilancia, rezar siempre, aún cuando estamos sin ganas ni fuerzas. No dejar nunca de rezar.
- El ayuno». Fortifica y engrandece el alma, y lo llena de dones espirituales extraordinarios.
- Realizar las estaciones del Vía Crucis, en casa o la iglesia solo o en companía, Jesús dejó gracias extraordinarias para quienes lo practiquen. Gracias que comienzan en este mundo y seguirán en el otro por toda la eternidad.
- La Santa Misa diaria o la de los Domingos con participación de la comunión.

Estos medios ascéticos, inspirados por el mismo ejemplo de Cristo, siguen siendo indispensables hoy, pues «el demonio, "príncipe de este mundo", continúa todavía hoy con su acción falaz y mentirosa conquistando almas».

El Papa pidió entusiasmo en «el camino penitencial de la vida para estar preparados a vencer toda seducción de satanás y llegar al final de nuestras vidas con la alegría del espíritu de Dios».

Recurrimos también a los sacramentos. También al agua bendita, para rociar los lugares donde habitamos, seguida de algunas oraciones. Estos se utilizan en los exorcismos según las fórmulas del Ritual Romano de uso exclusivo para los sacerdotes.

¡VIGILAD, ESTAD MUY ATENTOS!

Debemos estar muy atentos, el diablo es muy inteligente, es tan perspicaz que enseguida intuye cual es nuestra debilidad y esta muy atento para hacernos caer en la tentación. El diablo en su batalla es contra nosotros, no olvidemos que se opone personalmente a Dios y a su plan de salvación, por eso suele atacarnos de cuatro formas distintas;

1° - LA POSESIÓN DIABÓLICA.

La posesión diabólica es el tormento más grave y tiene efecto cuando el demonio se apodera de un cuerpo (no del alma) y lo hace actuar o hablar como él quiere, sin que la víctima pueda resistirse y, por tanto, sin que sea moralmente responsable de ello. Esta forma es también la que más se presta a fenómenos espectaculares con signos como hablar lenguas nuevas, demostrar una fuerza excepcional, revelar cosas ocultas. De ello tenemos un claro ejemplo evangélico en el endemoniado de Gerasa.

Pero que quede bien claro que hay toda una gama de posesiones diabólicas, con grandes diferencias en cuanto a gravedad y síntomas. Sería un grave error fijarse en un modelo único.

Posesión diabólica o demoníaca es como se denomina desde el punto de vista religioso a un tipo de trastorno del comportamiento que se atribuye al apoderamiento del espíritu del hombre por otro espíritu, generalmente uno o más demonios, que obra en él como agente interno y unido con él. Desde el punto médico se considera un trastorno disociativo de la histeria, comúnmente se le denomina «demoniopatía» o «demoniomanía».

Los estudiosos de este tema desde el punto de vista científico han documentado: creencia en ser poseído por alguna divinidad o demonio, los "ojos en blanco", la xenoglosia (hablar en lenguas desconocidas por el paciente), aparición de dermografismo (escritura del demonio en la piel del paciente), conducta violenta o desorganizada o inhabitual para el paciente; son frecuentes las convulsiones.

En general, las manifestaciones de un poseído según manuales e instructivos religiosos, como el ritual romano y los manuales para exorcistas, incluyen:
- memoria o personalidad «borrada», recuerda poco o nada de su vida y de su persona,
- convulsiones, respiración agónica, escupe con frecuencia y con olor muy desagradable, aversión a todo lo sagrado,
- aparición de enfermedades sin causa aparente,
- acceso a conocimientos sobre sucesos distantes y ocultos (gnosis) y a lenguajes extranjeros (glossolalia) o hablar y entender lenguas desconocidas por el sujeto,
- cambios drásticos en la entonación vocal, generalmente con una tonalidad gruesa y un timbre tenebroso,
- cambios en la estructura facial, con rasgos demoníacos y desconocidos,
- aparición repentina de lesiones (arañazos, punciones y diferentes marcas), cicatrices "espontáneas",
- y una fuerza desproporcionada, con respecto al tamaño de la persona poseída.
Los demonios pueden entrar en una persona de varias maneras, principalmente por la práctica del espiritismo en sus diversas formas: invocación de espíritus de personas difuntas, pactos con Satánas, la astrología, la cartomancia, la tabla ouija, el juego de la copa, etc.

También puede ser provocado en otra persona a través de prácticas satánicas, como misas negras, maleficios, mal de ojo, etc. En este caso, tanto la víctima, como los invocadores del maleficio pueden quedar infectados por uno o varios demonios.
Para los pensadores católicos, el demonio se puede manifestar sobre un plano puramente psicológico: lo hace a través de la obsesión o de las tentaciones obsesivas, por ciertas visiones inexplicables o/y alucinaciones; si su intervención se complica y toma la forma de desvaríos psicológicos o sobrenaturales, entonces se tratará de una posesión.

En este caso, se podría poner en evidencia la presencia del demonio y su imperio sobre el cuerpo del poseído. Se distinguen un estado de calma y un estado de crisis. El estado de crisis se deduce por las contorsiones, las explosiones de rabia, las palabras impías y blasfemas contra Dios y los Santos. El poseso entra en trance, perdiendo todo control, y, lo más a menudo, toda consciencia y memoria sobre lo que le está pasando. Hecha espuma por la boca, vomita con un olor terrible y sofocante, gira la órbita de los ojos hacia atrás, se encorva y en algunas casos particulares suele levitar (elevarse en el espacio a cierta altura del suelo).

2° - LA VEJACIÓN DIABÓLICA

La vejación diabólica, o sea trastornos y enfermedades desde muy graves hasta poco graves, pero que no llegan a la posesión, aunque sí a hacer perder el conocimiento, a hacer cometer acciones o pronunciar palabras de las que no se es responsable. Algunos ejemplos bíblicos: Job no sufría una posesión diabólica, pero fue gravemente atacado a través de sus hijos, sus bienes y su salud.
La mujer jorobada y el sordomudo sanados por Jesús no sufrían una posesión diabólica total, sino la presencia de un demonio que les provocaba esos trastornos físicos y que los atormentaba, por supuesto con permiso de Dios.

San Pablo, desde luego, no estaba endemoniado ni mucho menos, pero sufría una vejación diabólica consistente en un trastorno maléfico y que el mismo lo describe: "Por lo cual, para que yo no me engría por haber recibido revelaciones tan maravillosas, se me ha dado un sufrimiento, una especie de espina en la carne [se trataba evidentemente de un mal físico], un emisario de Satanás, que me abofetea" (2 Cor. 12, 7); por tanto, no hay duda de que el origen de ese mal era maléfico y debía soportar por anunciar la palabra de Dios.

3° - LA OBSESIÓN DIABÓLICA.

Esta obsesión causa una doble personalidad. Nuestra voluntad se mantiene libre, pero es oprimida por pensamientos obsesivos y recurrentes, que persiguen a la persona e incluso sueñan con dichos pensamientos. La víctima experimenta pensamientos que pudiesen ser racionalmente absurdos pero que son de una naturaleza que impiden que a la persona verse libre a sí misma, se ve atrapada por ése pensamiento, generalmente malo, que le acosa y no le deja en paz. La persona obsesionada vive perpetuamente en un estado de postración, con tentaciones persistentes al suicidio. Debemos darnos cuenta que la tentación para cometer suicidio también está presente en la posesión diabólica y la opresión diabólica, por lo tanto nunca debemos juzgar de antemano a quienes cometen suicidio, no sabemos hasta que punto se encuentra en una opresión o posesión diabólica.

Se trata de acometidas repentinas, a veces continuas, de pensamientos obsesivos como de persecuciones, como de que todo lo que lo rodea es malo, incluso en ocasiones racionalmente absurdos, pero tales que la víctima no está en condiciones de liberarse por sí misma, por lo que la persona afectada vive en continuo estado de angustia, de tristeza, desganada, de desesperación, de deseos de quitarse la vida.

Casi siempre las obsesiones influyen en los sueños, se despierta de noche, sofocada/o, transpirada/o. Se dice que éstos son estados morbosos, que competen a la psiquiatría y que deberían ser vistos por un psiquiatra. También para todos los demás fenómenos puede haber explicaciones psiquiátricas, parapsicológicas o similares. Pero hay casos que se salen completamente de la sintomatología comprobada por estas ciencias y que, en cambio, revelan síntomas de segura causa o presencia maléfica. Son diferencias que se aprenden con el estudio de la persona involucrada.

El demonio puede obrar en los sentidos interiores de una persona como la memoria, la imaginación y las pasiones que las excita con arrebatos de ira, angustia desesperada, antipatía instintiva o peligrosas ternuras que no tienen razón alguna que las justifique. Siempre ataca en forma suave, sigilosamente, hasta uno cae en su trampa, y luego mediante ardides malévolos trata de destruir todo lo que consiguió.
Es difícil, a veces, determinar si hay verdadera obsesión demoníaca. En caso de duda, lo mejor es consultar con un psiquiatra católico competente para examinar si los fenómenos que sufre una persona determinada, son solamente un estado morboso que se puede aliviar con una higiene natural y oracional.

Si la obsesión diabólica es moralmente cierta o muy probable, se puede aplicar privadamente los exorcismos prescritos por el Ritual Romano de la Iglesia Católica en otras fórmulas abreviadas. Los exorcismos oficiales de la Iglesia solamente pueden aplicarse con el permiso del obispo de la diócesis de cada ciudad.
Autores hay que a la obsesión diabólica le llaman posesión diabólica intermitente.

También existe la "SUJECIÓN DIABÓLICA", llamada también dependencia diabólica. Se incurre en este mal cuando une se somete deliberadamente a la servidumbre del demonio. Las dos formas más usadas son el pacto de sangre con el diablo y la consagración a Satanás.

4° - LA INFESTACIÓN DIABÓLICA.

Existen también infestaciones diabólicas sobre objetos y animales. En esta situación, la actividad maléfica y obra dañina del diablo está dirigida hacia lugares como; casas, oficinas, tiendas, campos.
Objetos; carros (automóvil), almohadas, colchones, vasos, platos, muñecas, vestimentas en general. Animales; por lo tanto solamente afecta al hombre indirectamente. Los orígenes nos relatan que los primeros Cristianos recurrían a exorcismos en estas situaciones.

LA INFESTACIÓN DE UN CASA

La infestación es el fenómeno por el que un demonio posee un lugar. La infestación de la casa puede ocurrir cuando en esa casa se ha practicado de forma continuada espiritismo invocando a las almas de los muertos, ritos satánicos, juegos de la copa, la ouija, santería o cualquier otra forma de esoterismo y ocultismo.

El demonio, o cualquier ente malvado al poseer un lugar puede mover cosas a voluntad o provocar ruidos u olores.
La infestación nunca provoca la posesión de ninguna de las personas que viven en ese lugar, pero si produce malestar, miedo, y sobre todo apariciones o visiones a los moradores de la casa.
En esos casos un sacerdote católico puede orar una vez en la casa y después animar a la familia a que cada día se reúna para orar todos juntos el Santo Rosario, la oración a San Miguel Arcángel, o cualquier otra oración hecha en familia.
Rezar el Santo Rosario, solo o en familia, es el arma espiritual que más odian los demonios y los espantan, huyen aullando y remordiéndose de odio e ira; leer la Biblia unidos, rezar cualquier oración tomados de la mano, echar una cada tanto agua bendita por las habitaciones, reunirse ante la imagen del Sagrado Corazón de Jesús o de la Virgen María, o una imagen sagrada y suplicar su protección, etc.

En los casos de infestación, las familias piden al sacerdote que lo haga todo, pero el sacerdote debe hacer entender a sus moradores que ellos mismos pueden hacer todo lo que él realiza. Cualquiera que tenga buena intención y si esta en estado de gracia mejor, puede tomar la inicitiva y bendicir la casa, rociar con bendita y orar para pedir la protección de la familia.

La oración unida de una familia puede perfectamente quebrantar el poder del demonio sobre ese lugar si perseveran orando juntos durante semanas o meses. Si van juntos a Misa, se confiesan y comulgan es de enorme ayuda. Si después de ese tiempo los fenómenos persisten, entonces hay que hablar con un sacerdote exorcista.

Cuando alguien compra un lugar donde vivir, es muy conveniente llamar a un sacerdote católico y que bendiga el dicho sitio, si no sabemos quien habitó el lugar antes que nosotros. Es un beneficioso colgar una imagen del Sagrado Corazón de Jesús o del Inmaculado Corazón de María, o también de Jesús Misericordioso, por encima del marco de la puerta de la entrada a la vivienda, por el lado de adentro.

También hemos de tomar una muy buena costumbre espiritual y muy beneficiosa para el alma, de persignarnos antes de salir de la vivienda. Hacemos la señal de la cruz, y repetimos tres veces; "Sagrado Corazón de Jesús en Tí confío". En caso de tener colgado el Sagrado Corazón.
Lo hacemos con la intención de que nos proteja en nuestra salida, y podemos volver sanos y salvos.

No olvidemos que nadie sabe ni el día ni la hora, que ésa puede ser la última vez que salimos de nuestra vivienda y quizás sea nuestro última día con vida.
Por eso pedimos la protección a Dios. Tomemos ésa hermosa costumbre, enseñémosla a nuestros hijos y familiares.

Para erradicar la infestación del lugar de trabajo, taller, fábrica u oficina, donde impera un clima tensión y muy estresante, y suele haber muchas peleas, habladurías, malos tratos, palabras ofensivas, desuniones, odios.
Rociar con agua bendita el lugar y rezar un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria.
Pidiendo la protección al Sagrado Corazón de Jesús, al Inmaculado Corazón de María o Jesús Misericordioso.
O simplemente repetir tres veces: "Jesús, María os amos Salvad las almas".
Con la intención de pedir la protección del cielo y que reina la armonía en el lugar.

SACERDOTE ESPECIALIZADO EN DEMONIOLOGÍA

El sacerdote José A. Fortea, teólogo especializado en Demonología y exorcista de la diócesis de Alcalá de Henares en España afirma que: "Quien busca un santero sufrirá la influencia terrible de los malos espíritus"
El sacerdote también advierte:
No hay que exponerse ni con el espiritismo, ni magia ni con supuestos ritos de limpieza.

Y agrega: "He visto salir espuma de la boca o unos gritos imposibles para un ser humano o niños que entendían perfectamente el idioma latín, signos típicos de gente endemoniada"

"Hay demonios burlones, rabiosos, irónicos, llenos de soberbia".

20 de abril de 2010. El sacerdote Fortea ha escrito una decena de libros y casi la mitad tiene como protagonista al demonio, ese ser sobrenatural enemigo de Dios, a quien los cristianos conocen como satanás o diablo y que encarna el mal. El sacerdote y teólogo español, José Antonio Fortea se ha dedicado por doce años a investigar sobre los demonios.

Por disposición de su obispo realizó en 1998 la tesis sobre El exorcismo en la época actual y ha sido autorizado para ejercer como exorcista. Estos días está en Guayaquil para disertar sobre este tema. Publicamos una entrevista aparecida en el diario El Universo de Guayaquil, Ecuador, y la emisión del programa 90 segundos de la televisión de Costa Rica.
En las dos intervenciones, tanto la escrita como la televisiva el padre José Antonio Fortea explica con claridad todo lo concerniente a los exorcismos y al diablo. Publicado por Arturo López Martos y Conchi Vaquero Callejas.

Entrevista:

¿Cómo es el demonio?

Cada uno tiene su personalidad, su forma de ser. Los hay burlones, rabiosos, irónicos, llenos de soberbia, un mismo demonio algunas veces está de una manera y otras veces está de otra manera.

¿Es decir que también hay varios tipos de exorcismo?

Hay momentos en que simplemente se le da una orden y el demonio sale inmediatamente; hay otros momentos en que se pregunta al demonio. Incluso hay algún otro pasaje en que Jesús increpa al demonio unas cuantas veces antes de que salga. Cuando ya me he puesto a analizar palabra por palabra, me doy cuenta que Jesús a través de sus relatos nos enseñó que esta era una realidad muy variada y más compleja de lo que parece, porque en unos casos Jesús le manda a callar al demonio y en otros le ordena hablar.

¿Qué trabajo realiza durante un exorcismo?

Lo que siempre me decía era que tenía que concentrarme en "la oración a Dios", que el mejor modo de debilitar a un demonio era que yo no le hablara directamente al demonio, cosa que hacía al final, sino que estuviera centrado en la adoración a Dios.
Al final me dirigía al demonio dándole órdenes o haciéndole las preguntas más imprescindibles para tener una pista y hacer que ese demonio saliera. No he visto levitación, aunque dicen que ha ocurrido, pero yo estaba orando con los ojos cerrados, tampoco he visto vomitar objetos, clavos, trozos de cristal. Sí que he visto salir espuma de la boca o unos gritos imposibles para un ser humano o niños que entendían perfectamente latín.

¿Utilizaba alguna cruz?

En los exorcismos se puede usar agua bendita, incienso bendecido, la santa cruz, el santo crisma, pero yo lo usaba poco, más me concentro en la presencia de Jesús. La oración que hacía era muy eucarística, darme cuenta que ahí estaba Jesús y adorarle.

¿Cuántos exorcismos lleva realizados?

No lo sé, todos los días recibía gente en mi parroquia por la mañana y por la tarde, atendía casos de toda España. Venían a veces ortodoxos, y alguna vez vino un musulmán.

¿Lo debilita un exorcismo?

No, absolutamente nada, mi trabajo es orar, le pedía a la persona que se acercara a Dios, que cambiara su vida y luego oraba con tranquilidad y ahí se podía ver gritos, bulla, violencia, yo seguía orando...

¿Cómo saber que una persona está poseída por un demonio y que no se trata de una alteración mental?

Esta no es una lucha contra la ciencia, todos los casos que pueda resolver un psiquiatra yo seré el primero en agradecérselo, porque me ahorrará tiempo, pero hay casos que el psiquiatra no puede curar y entonces decimos déjanos intentar y efectivamente, a un mes, a medio año, la persona ha quedado liberada de algo que los psiquiatras dijeron que no había nada que hacer.

¿Cualquier persona con fe puede realizar un exorcismo, o ser exorcista?

Jesús dio el poder a los sacerdotes para realizar los exorcismos. En el plan de Dios la expulsión de los demonios corresponde a los ministros ordenados, lo cual no significa que en un lugar de misiones donde no hay sacerdotes, surja un caso de posesión y la familia pueda orar un rosario, leer salmos y por el poder de la fe pueda liberarlo, lo uno no excluye a lo otro, pero la norma es que los exorcismos lo hagan las personas con un poder dado por el sacramento.

¿Quiénes enfrentan mayor riesgo de ser poseídos por demonios?

Los que se ponen en el peligro. El mensaje que hay que dar al mundo es que no se pongan en peligro ni con espiritismo, ni con magia, ni con supuestos ritos que les van a limpiar de cosas malas, ni con santería, brujería, invocar a los muertos, supuesto ouija, todo eso es demoníaco.
Quien busca un santero sufrirá la influencia terrible de los malos espíritus.

¿Por qué hay personas que buscan un santero?

Las personas cuando están muy agobiadas buscan la solución a sus problemas quiera Dios o no quiera Dios, un cristiano debe aceptar y resignarse, pero cuando a veces Dios no les concede lo que han pedido, buscan atajos diciendo lo que no he conseguido por la fe y la oración, voy a lograrlo a través de esta persona que tiene contacto con espíritus, ése es un camino que siempre habrá que rechazar, después de haber pagado un alto precio.

EL CURA DE ARS ERA ECHADO DE LA CAMA POR EL DIABLO

Pero no sólo fueron los hombres quienes le dieron disgustos y problemas, el diablo, con el permiso de Dios, no se quedó atrás. A veces le ponía tentaciones de desesperación al cura de Ars y le decía: "Caerás al infierno y te retorcerás de dolor para siempre". El diablo le llamaba comepatatas, porque ese era casi su único alimento. Y él le llamaba al diablo Grappin (palabra que podría significar algo a sí como una garra, es decir: la pata de un animal que tiene uñas curvas y fuertes).

Por las noches, el diablo le molestaba con continuos ruidos para que no pudiera dormir. Su confesor, el padre Beau, le preguntó qué hacía para defenderse y le contestó: Me vuelvo a Dios, hago la señal de la cruz y digo algunas palabras de desprecio al demonio. Por lo de más he advertido que el ruido es mucho mayor y los asaltos por la noche se multiplican, es una señal que al día siguiente ha de venir algún gran pecador a confesarse.

El diablo variaba los medios de ataque. No se contentaba con hacer ruidos y tocar las puertas para no dejarle descansar. A veces, se ocultaba debajo de la cama y hasta debajo de la cabecera y, durante toda la noche daba junto a su oído gritos agudos y terribles o gemidos lúgubres y débiles suspiros de agonía que, en ocasiones, eran como los mismos de un enfermo en sufrimiento.

Un día de 1826, durante el jubileo de Saint-Trivier -sur-Moignans, fue invitado con otros sacerdotes a ayudar. La primera noche se quejaron varios compañeros de los ruidos extraños que provenían de su cuarto. Él les dijo que no tuvieran miedo, que era el demonio. Ellos no le creyeron. Le dijeron: Usted no come, no duerme y tiene pesadillas. Él no les respondió, pero a la noche siguiente se oyó un ruido como de un carro que hacía temblar el suelo.
Parecía que la casa se venía abajo. Se levantaron todos y fueron corriendo a la habitación del padre Ars.
Lo encontraron acostado tranquilamente en su cama, que manos invisibles habían arrastrado hasta el centro de la habitación. Les dijo: Es el demonio quien me ha arrastrado hasta aquí y ha causado todo el alboroto.
No es nada, lo siento, pero es buena señal. Mañana caerá algún pez gordo (un gran pecador para confesarse).

Al día siguiente, todos quedaron asombrados al ver al señor de Murs, noble caballero que tenía muy mala fama pues le gustaba mucho salir de noche y volver tarde. El señor Murs se fue a confesar con él, pues hacía mucho tiempo que estaba alejado de la Iglesia. Su conversión causó una profunda impresión entre los habitantes del pueblo. Y los sacerdotes empezaron a tomar en serio al santo cura de Ars y no creer que era un pobre soñador.

Otro día el demonio le quemó su habitación. Era el día 23 ó 24 de febrero de 1857. Estaba el cura de Ars oyendo confesiones en la iglesia, donde estaba expuesto el Santísimo sacramento y le avisaron que salían llamas de su habitación. Él les dio la llave y les dijo: El Garra (el diablo) no ha podido coger al pájaro ( a él mismo) y ha quemado la jaula (su habitación).

El padre Monnin, que fue inmediatamente a ver el fuego, dice que el fuego se detuvo ante la imagen de Santa Filomena que estaba sobre la cómoda y, a partir de ese lugar, trazó con precisión geométrica una línea directa de arriba abajo destruyendo cuanto había de una parte de donde estaba la reliquia y conservando todo lo demás. El incendio se produjo sin causa aparente y así también se extinguió. Y fue prodigioso que no llegase al techo que estaba viejo y seco que hubiera ardido como paja, ya que era todo de madera.


EL PADRE PÍO ERA ATACADO CONTÍNUAMENTE POR EL DIABLO

El Padre Pío una vez dijo a un grupo de personas que el número de demonios activos que andan vagando por el mundo es más grande que todas las personas que habían vivido desde que existió Adán.

El Padre Pío también dijo: “Si todos los demonios que están aquí en la tierra vagando por todos lados se pudieran materializar en forma corporal, ¡taparían la luz del sol!”

En un período durante su vida, Padre Pio servía como director espiritual de chico en un seminario. Una noche un chico fue despierto por carcajadas desdeñosas y lúgubres, el ruido de pedazos de hierro siendo retorcidos y cayendo en el suelo, y de cadenas pegando sobre el piso, mientras que Padre Pío oía suspirando una y otra vez, “¡O Madona mía!” ("Oh Madre Mía".
La siguiente mañana, el chico miró los hierro retorcidos que estaban alrededor de la cama de Padre Pío. También miró a Padre Pío y vió él que tenía, “un ojo hinchado y de aspecto enfermo.” Este relato se hacía circular entre los seminaristas, quienes preguntaron a Padre Pio sobre lo que había ocurrido.
Padre Pío respondió y describió que había ocurrido para convencer a los chicos de la absoluta necesidad de la oración en la lucha contra el Diablo. Padre Pio dijo:

“¿Quieren saber porqué el diablo me dio una paliza tremenda esa noche? Es porque yo, como su padre espiritual, estoy dispuesto a defender a uno de vosotros.” Identificando al chico de nombre, él continuó, “Él estaba sufriendo una fuerte tentación contra la pureza, y cuando acudió a la Virgen, estaba también apelando a mí por apoyo.
Corrí inmediatamente en su ayuda, y con la ayuda del Rosario de Nuestra Señora triunfé.
El chico que había sido tentado durmió hasta la mañana, mientras que yo pasaba por la lucha, sufría los golpes, pero gané la pelea.”

Un antiguo seminarista, de quien Padre Pio había sido un director espiritual y confesor, escribió que él y sus compañeros de estudios oían el espantoso ruido de barras de hierro golpeando una a otra en la habitación de Padre Pio. También uno de los estudiantes, quien llegó a ser el Padre. Matrice, también explicó que una noche él se despertó por causa de un tumulto tremendo veniendo de la habitación donde Padre Pio estaba durmiendo. Él describió oir “muchísimas risas burlonas y el sonido de barras de hierro siendo retorcidas además de cadenas repicando por el suelo.”

LAS TORTURAS INCREÍBLES QUE LOS DEMONIOS SOMETÍAN AL PADRE PÍO

El Padre Pio estaba en su habitación principalmente por la noche. Se oía fuertes ruidos muy extraños que asustaban a los frailes. Cuando iban a la habitación de Padre Pío descubrían que estaba “empapado de sudor, tenía que cambiar su ropa de pies a cabeza, pues estaba totalmente mojado.” Ciertas personas que venían al monasterio no creían en los informes de tales acontecimientos extraños; se le reían a espaldas suya como producto de la imaginación de un monje.
Una vez el Obispo Andrea D’Agostino fue invitado por unos días al monasterio. Él consideraba un cuento los hechos del Padre, una fábula, un relato medieval. Cierto día, cuando el Obispo estaba cenando con los frailes, fue asustado por un gran ruido tenebroso y muy extraño de arriba en el techo. Se puso pálido y temblaba. El ayudante del obispo, quien estaba cenando en la pieza de visitantes, corrió al refectorio del Padre Pío lleno de temor. El obispo estaba tan asustado que no quería dormir solo esa noche. A la mañana siguiente se fue del monasterio y nunca más volvió.

El Padre Pío era atacado muy frecuentemente por diablos llamados por el mismo Padre Pio “malignos impuros” y “monstruos horribles.” Eran ataques interiores y exteriores, que incluían aullidos, temblores, ruidos, y objetos que volaban hacia él muchas veces lo lastimaban.
Un incidente que él describió a su director espiritual: “Fue a la tarde por la noche y comenzaron sus ataques con ruido diabólico. Aunque no ví nada al principio, entendí quien estaba produciendo el sonido extraño. En lugar de ponerme aterrorizado, me preparé para la lucha para enfrentarme a ellos con una risa alegre.
Entonces se aparecieron ante mí bajo las aparencias más detestables y horribles que uno puede imaginar.

Entonces para que yo abusara de la gracia de Dios, empezaron a tratarme con mucha amabilidad. Pero gracias al cielo los regañé bien, y los traté según se merecían, diciéndoles los mentirosos, malévolos y calumniadores que eran.
Se llenaron de rabia y cuando vieron que sus esfuerzas se eran en vano, se lanzaron sobre mí, me tiraron al suelo, y me dieron golpes tremendos en todo el cuerpo, tirando al aire almohadas, libros, y sillas, al mismo tiempo soltando a gritos desesperados aullidos tenebrosos y palabrotas horribles y muy ofensivas".

Hablando sobre el Diablo y sus demonios, El Padre Pío reveló a su director espiritual el 14 de octubre de 1912, donde dice: "La ferocidad inconcebible de su maldad diabólica no tiene límites, viene y ataca con todo su poder, el ogro maldito del diablo no se da por vencido y luchará hasta el fin. Él se me ha aparecido en casi todas las formas.
Por estos últimos días, me ha visitado con algunos de sus demonios armados de garrotes y armas de hierro y, para peor, se me han aparecido en sus propias formas, tal cual son, como diablos.”
El Padre Pío también reveló más de los increíbles sufrimientos que el Diablo le ocasionó: “¿Quién sabe cuántas veces él me ha tirado de la cama, me ha arrastrado y ha dado vueltas por la habitación?
La otra noche fue una de las peores de mi vida. Desde las diez de la noche cuando me acosté hasta las cinco de la mañana, ése malvado diabólico no dejaba de golpearme con duros golpes en todo el cuerpo... De verdad pensé que ésta era la última noche de mi vida; o, si no muriera, me enloquecería por los golpes.

A las cinco de la mañana, cuando el malvado diabólico se fue, todo mi ser estaba envuelto en tanto frío que temblaba de pies a cabeza. Duró unas cuantas horas. Estaba sangrando de la boca...

El diablo a veces se me apareció en forma de una fea gata negra con cara y aspecto horrible, o como una chica joven desnuda haciendo un baile impuro, o como un carcelero que le azotaba, o bajo el aspecto de Cristo Crucificado, o como su padre espiritual, o como su Padre Provinciano, o como su ángel de la guarda, o como Nuestra Señora, o como San Francisco. Otras veces el Diablo me escupía en la cara y me atormentaba con ruidos ensordecedores y aullidos tenebrosos de ultratumba.

Por la tarde del 5 de julio de 1964, se oyó en el monasterio un grito de socorro: “¡Mis hermanos, ayúdenme!” Era Padre Pío pidiendo ayuda. Sus hermanos corrieron a ayudarle y encontraron al Padre Pio tendido en el suelo, sangrando de la naríz y frente, y con un número de heridas encima de la ceja derecha.”
Una vez el malvado diablo habló através de una persona poseída, y gritó: “¡Padre Pio, no nos robes más almas y no te molestaremos más!”. Los que estaban presente con el Padre Pío quedaron todos atónitos y llenos de miedo.

Un hijo espiritual dijo a Padre Pio: “Padre, algunas personas niegan la existencia del Diablo”; El Padre Pio respondió: “¿Cómo se puede dudar su existencia cuando le veo alrededor mío todo el tiempo?

Una vez el Diablo entró en el confesionario y fingió hacer una confesión. El Padre Pío hizo una ocurrencia increíble: “Una mañana, cuando yo estaba confesando, un hombre alto y flaco vestido de manera bastante refinada y con buenas modales se presentó a mi. Cuando se puso de rodillas, este desconocido empezó a confesar sus pecados que fueron de todo tipo contra Dios, contra su vecino, contra la ley moral; ¡fueron todos aberrantes!

Me causó impresión tal cantidad de pecados. Después que reprendí todas esas acusaciones, usando la palabra de Dios, la Enseñanza de la Iglesia, y la enseñanza moral de los santos para respaldar mis palabras. Este extraño penitente invalidaba todas mis palabras, justificando con gran aptitud y raro refinamiento, todos tipos de pecados, vaciando toda maldad e intentando, al mismo tiempo, hacer que todos los actos pecaminosos parezcan normal, natural, humanamente indiferentes.

Y esto concernió no solamente pecados horrorosos contra Jesús, Nuestra Señora y los Santos... sino también pecados que fueron moralmente tan sucios y bastos que llegaron a las niveles más repugnantes que se podría imaginar.
Pensé para mí: ‘¿Quién es este? ¿De qué mundo viene? ¿Quién es?’
E intenté mirarle cuidadosamente la cara para posiblemente a lo largo leer algo de entre las líneas de su cara, y al mismo tiempo escuchaba muy cuidadosamente a toda palabra suya para que ninguna me se escapara y podría rebatirla en todo su significado.

En un cierto punto, por medio de una luz interior, vívida y brillante, me di cuenta claramente de quién estaba ante mí. Y en un tono decidido y apremiante le dije: "Diga: ¡Viva Jesús! ¡Viva María!" ; "Jesús, María os Amo Salvad las Almas". Tan pronto como pronuncié estos dulces y poderosos nombres, satanás inmediatamente desapareció en un parpadeo de fuego, dejando atrás de él un olor horrible y asfixiante.

El Padre Pío también explicó que el Diablo no nos puede hacer ningún daño espiritual o corporal a menos que le permitamos entrar; dijo: “El Diablo es como un perro rabioso atado por una cadena. Más allá de la longitud de la cadena no puede agarrar a nadie. Y tú, entonces, no te acerques. Si te pusieres demasiado cerca te puede morder.

Recuerda, el diablo tiene solamente una puerta para entrar en nuestro alma: la "VOLUNTAD". No hay puertas secretas ni escondidas. Ningún pecado es un verdadero pecado si no lo hemos consentido intencionadamente.”

El Padre Pío dijo: “No tengo ni un minuto de tiempo libre para mí; todo el tiempo lo utilizo para arrancar a mis hermanos de las garras de Satanás.
¡Bendito sea Dios! La mejor caridad a mis hermanos es la de liberar almas cautivadas por Satanás y lograrlas por medio de Jesús y María, repito sin cesar todo el día:
"Jesús, María os amo salvad las Almas", especialmente las más necesitadas de tu misericordia".
"Que la Santísima Virgen con su Poder le arranque almas al Demonio".

Al fin de la vida del Padre Pío (a la edad de 80 años) ya no podía dar vuelta por sí mismo en la cama. El Padre Pío también tenía que ser llevado y levantado de su sillón. A veces cuando estaba sentado en su sillón, rezando el rosario, era repentinamente tirado del sillón al suelo por el Diablo.

El Padre Pío dijo: “Si el Diablo viene y hace un ruido tenebroso, es una señal excelente: ahora lo aterrador es si viene en paz y concordia, es para la destrucción del alma de un hombre.”

SAN JUAN BOSCO VIO EL INFIERNO Y AL DIABLO.

Don Bosco tuvo un sueño donde fue acompañado por un Ángel al infierno y el 3 de mayo de 1868, Don Bosco relató así a todo su alumnado lo había soñado: Acababa de dormirme cuando vi que se acercaba a mi cama el guía de los anteriores sueños, el cual me dijo: – Véngase conmigo. Rápido que no hay tiempo que perder.

Lo seguí y mientras caminábamos le pregunté:- ¿A dónde me va a llevar esta vez? Él me respondió: – Ya lo verá.

Llegamos a una llanura tan grande que no se veía donde terminaba.Pero era como un desierto. No se veía por allí ninguna persona, ni fuentes, ni plantas verdes. Las pocas plantas que había eran secas y amarillentas. Después de un largo y triste viaje por aquel desierto llegamos a un camino ancho y fácil. Era como para recordar la frase del Libro Santo: “Ancho es el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que viajan por él”. (Mateo 7,13).

El camino estaba rodeado de rosas y de lindas flores. Y aquella vía iba descendiendo cuesta debajo de tal modo que yo empecé a descender de una manera tan precipitada que casi no necesitaba ni mover los pies, y la carrera era cada vez más veloz.
Los lazos:

De pronto vi que por el camino me seguían más discípulos de ahora y del futuro. Y noté cómo algunos caían por el suelo y eran arrastrados por una fuerza misteriosa hacia un horno ardiente. Entonces pregunté al guía:
¿Qué es lo que hace caer a esos pobres? Y él me respondió con una frase del Salmo 139.
- Por el camino por el que andan les han tendido un lazo.
Me acerqué y pude ver que los jóvenes pasaban por sobre muchos lazos tendidos a manera de trampas, pero casi que no se veían.

Muchos de ellos al andar quedaban presos por los lazos sin darse cuenta del peligro y luego caían y eran llevados hacia el abismo. Unos quedaban presos por las manos, otros por los pies, algunos por la cabeza y otros por la cintura, e inmediatamente eran lanzados hacia abajo. Algunos lazos eran casi invisibles y muy delgados pero llevaban también al abismo y pregunté al guía qué significaban y él me explicó: – Es el respeto humano. El miedo a hacer el bien o a evitar el mal, por temor al qué dirán o pensarán los otros.

Pregunté de nuevo al guía por qué los jóvenes eran llevados fuertemente hacia el abismo. Y él me aconsejó:
– Asómese, y mire bien. Me asomé y empecé a tirar de uno de esos lazos, el cual me traía hacia abajo. Tiré con fuerza del lazo y logré sacar del abismo a un espantoso monstruo que infundía espanto, y que mantenía fuertemente agarrada a sus garras la extremidad de la cuerda. Este era el que apenas alguno caía en la trampa lo arrastraba hacia el abismo. Le hice la señal de la cruz para que se alejara y exclamé: – Es el demonio que tiende a mis discípulos estos lazos o trampas para llevarlos a la condenación.

Miré con atención aquellos lazos y vi que cada uno tenía un letrero. Uno decía: “Orgullo”, otro: “Desobediencia”. Un tercero se llamaba: “Envidia” y un cuarto tenía este letrero: “Pecados contra el sexto mandamiento: impureza”.
Algunos se llamaban: “Ira, mal genio” o “pereza”.
Me puse a observar cuáles eran los lazos que más gente se llevaban al abismo y noté que eran los de la “Impureza”, “Desobediencia” y “Orgullo”.
Vi a unos jóvenes que descendían al abismo a mayor velocidad que los demás y pregunté al guía por qué bajaban más de prisa y me respondió: – Porque son arrastrados por el respeto humano. Temor al qué dirán o pensarán los demás.

Los cuchillos: y otras armas.

Pero noté también que entre los lazos estaban esparcidos unos cuchillos y que con ellos se podían cortar los lazos y librarse de ser arrastrados hacia el abismo. El cuchillo más grande se llamaba "MEDITACIÓN".
Otro poco menor tenía este letrero: "LECTURAS DE LIBROS BUENOS". Había también dos espadas para cortar los lazos.
Una se llamaba "DEVOCIÓN AL SANTÍSIMO SACRAMENTO" y en la otra "DEVOCIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN".
Y un martillo con este letrero: "CONFESIÓN".
Muchos rompían con estás armas los lazos al quedar prendidos o se defendían con ellas para no caer en sus trampas. Y hasta vi a algunos que lograban pasar entre los lazos sin dejarse amarrar por ninguno de ellos.

El horrible camino.

Desaparecieron las rosas que rodeaban el camino y sólo aparecieron montones de espinas que punzaban y hacían muy difícil el caminar. Y el camino fue descendiendo abruptamente y cada vez se hacia más espantoso, lleno de piedras agudas; desalientes, de tropezones, de estorbos. Yo volví a mirar y ya mis jóvenes habían desaparecidos de allí y muchísimos de ellos habían abandonado aquella vía tan peligrosa y engañosa, y se habían devuelto por otros caminos mucho más seguros.

Continué avanzando por aquel camino, pero cuanto más avanzaba, más áspera y más vertical era la bajada, de manera que a veces resbalaba y caía al suelo. De vez en cuando el guía acudía en mi auxilio y me ayudaba a levantarme. A cada paso se me doblaban las rodillas y parecía que se me iban a descoyuntar los huesos. El guía me animaba a seguir y viéndome sudoroso y lleno de un cansancio mortal me llevó a un pequeño promontorio desde donde pude ver el camino que habíamos recorrido. Parecía cortado a pico, y estaba llano de piedras puntiagudas.
Después de haber descansado un poco seguimos bajando. El camino se hacia cada vez más horriblemente abrupto, de manera que casi no lograba mantenerme en pie.

Edificio en llamas.

Y he aquí que al fondo del precipicio se presentó ante nuestra vista un edificio inmenso que tenía una puerta altísima y cerrada. Un calor sofocante lo rodeaba y una enorme columna de humo de color verdoso, entremezclada con grandes llamaradas, se elevaba sobre aquellas pavorosas murallas. Pregunté al guía:- ¿En qué sitio nos encontramos?
– Donde ya no hay salvación, me contestó.
Me di cuenta de que nos hallábamos ante las puertas del infierno. El guía me invitó a observar en las murallas de aquel horno y allí estaban escritas ciertas frases de la Sagrada Escritura.
Por ejemplo: “Id malditos al fuego eterno preparado para el diablo y sus seguidores” (Sn. Mateo 25,42). “Todo árbol que no da frutos será cortado y echado al fuego” (Sn. Lucas 3,9).

Un joven que cae.

El guía con el rostro muy serio y triste volvió a mirar hacia arriba y me dijo: – Observe hacia arriba.
Levante la vista y vi que por aquel camino de precipicio bajaba un joven a toda velocidad. Lo observe bien y noté que era uno de mis discípulos. Llevaba los cabellos desordenados y las manos tendidas adelante como quien nada hace para salvarse de aquella caída. Quería detenerse pero no podía. Tropezaba con las piedras afiladas del camino y ellas le daban más impulso hacia abajo.

- ¡Detengámoslo, ayudémosle! – gritaba yo. Pero el guía me dijo: – Es inútil. Va sufriendo la justicia divina, la ira del Señor lo castiga. (El Salmo 2 dice: “Sirvan al Señor con temor. No sea que se disguste y vayan a la ruina.
Porque estalla de pronto su ira”).
Yo le pregunté: – ¿Y por qué mira hacia atrás como asustado? – Es que teme la ira del Señor y quiere huir de sus castigos.

Aquel pobre seguía descendiendo y volviendo la cabeza hacia atrás y mirando con ojos de terror por si la ira de Dios lo seguía: y corría precipitadamente hacia la puerta de bronce. Cayó sobre ella y como consecuencia del choque la puerta se abrió de par en par y oí que se abrieron luego diez, cien y mil puertas más con indecible estruendo y él arrastrado por el torbellino, pasó por en medio de todas aquellas puertas velocísimo, incontenible, hasta que cayó en el pavoroso horno desde el cual se levantaban globos de fuego ardiente. Enseguida todas las puertas se cerraron con la misma rapidez con que se habían abierto.

Otros que viajan en el abismo.

El guía me dijo: – Observe hacia arriba otra vez. Volví a mirar hacia arriba y vi bajar precipitadamente por el mismo camino otros jóvenes en forma muy rápida uno tras otro. Iban con los brazos abiertos y gritaban de espanto. Llegaron abajo, chocaron con la puerta de bronce y ésta se abrió, y después de ella se abrieron las otras mil puertas, y empujados hacia aquél larguísimo corredor se oyó un ruido infernal y ellos desaparecieron a lo lejos y las puertas se cerraron otra vez. Logré conocer a los tres jóvenes. Después de éstos cayeron de la misma manera muchos más.

A un pobre joven lo vi caer al abismo, impulsado por los empujones de un malvado compañero. Todos los que caían al abismo llevaban escrito en su frente su pecado. Yo los llamaba pero ellos no me oían. Chocaban contra la puerta de bronce, ésta se abría, y luego se abrían también las otras puertas. Desaparecían ellos y al cerrarse las puertas se hacia un silencio de muerte.

El guía me dijo: – He aquí algunas de las causas de estás caídas: "los malos compañeros", "las malas lecturas", "las malas costumbres". Yo le pregunté: – Pero entonces ¿para qué trabajar en nuestros colegios si éstos vienen a llegar a un lugar tan horrible?
Y él me respondió: – Eso que ha visto es el estado en que están sus almas, y si murieran ahora llegarían a este lugar. Todavía se les puede avisar y prevenir para que cambien.
¿Pero cree que algunos se corregirán si se les avisa? Al principio les impresionará, pero después no harán caso, diciendo: se trata solo de un sueño. Y se volverán peores que antes. Algunos se confesaran por temor pasajero de caer en el infierno pero seguirán con el corazón apegado a sus pecados.

- ¿Y qué remedios recomendarles? – Que obedezcan los que les dicen sus superiores; que cumplan bien el Reglamento y que frecuenten los Santos Sacramentos.

Entrando al mismo infierno.

El guía me invitó a entrar al infierno. Yo sentía mucho miedo pero me puse a pensar: – Para ser condenado a quedarse en el infierno tiene uno que haber pasado antes por el Juicio de Dios y haber recibido sentencia de condenación. Y yo no he recibido todavía esa sentencia; luego, entremos.
Y penetramos en aquel estrecho y horrible corredor. Sobre cada una de las puertas internas había un letrero. Sobre una puerta horriblemente fea, la más fea puerta que he visto en toda mi vida, leí este letrero:
“Los impíos, los que no le dan importancia a Dios”; y luego aquella otra frase del Evangelio: “Aquí será el llorar y el crujir de dientes”.

Era como avisos de lo que puede esperar a quienes siguen en paz con sus pecados, sin hacer nada serio por corregirse.
La caverna.

Entramos luego, yo tenía un enorme susto, a una pavorosa caverna, que se perdía en las profundidades excavadas en las entrañas de los montes. Todo estaba lleno de un fuego que, dejaba a cada cual incandescente y blanco a causa de sus elevadísimas temperaturas. Todo estaba incandescente: paredes, pisos, techos. Aquel fuego era mucho más caliente que el de cualquier horno del mundo y no reducía a cenizas lo que tocaba sino que lo volvía incandescente.

El profeta Isaías dice: “Para los que se rebelaron contra Dios, el gusano roedor de su conciencia no se morirá y el fuego que los atormenta no se apagará” (Is. 66,24), Vi enseguida a uno de mis discípulos que bajaba con gran velocidad hacia el precipicio. Y lanzando un grito agudísimo cayó en el horno encendido y quedó incandescente por el fuego y quieto como una estatua. Reconocí muy bien quien era él.

Luego llegó allí otro de nuestros alumnos con furor desesperado, y corriendo se precipitó en el horno y quedó hecho una brasa y quieto. Y así fueron llegando muchos más- daban un grito, se convertían en carbón encendido y quedaban quietos, como paralizados. Y recordé aquella frase: Hacia el lado hacia el cual se halle inclinado el árbol, hacia ese lado caerá. El que vive inclinado hacia el pecado, caerá hacia el castigo.

Pregunté entonces al guía: – Pero éstos que corren con tanta velocidad hacia los castigos de la eternidad,
¿no se dan cuenta de que van a llegar a esa desgracia? El guía me respondió: – Sí; ellos saben que van hacia el castigo. (Dios no deja pecado sin castigo. Él le dijo varias veces a Moisés en el monte Sinaí: Yo perdono, pero no dejo sin castigo el pecado).
Han sido avisados muchos veces de los peligros que corren si siguen en esa de vida de pecado, pero lo siguen cometiendo y no lo quieren abandonar. Rechazan la misericordia de Dios que los llama continuamente a la conversión.
Están desafiando a la Justicia Divina y entonces puede ser que Dios permita que sus malas costumbres y sus malas inclinaciones los arrastren pavorosamente hacia la perdición.

El horno por dentro.

El guía me invitó a observar lo que había dentro del horno ardiente y me acerqué y observé y vi con horror que aquellos pobres infelices se propinaban mutuamente tremendos golpes causándose heridas terribles y se mordían como perros rabiosos. Otros se arañaban unos a otros el rostro o se destrozaban las manos.

Visión Celestial.

Pronto se despejó la parte superior del horno y pudieron ver allá arriba, en un hermosísimo Cielo a sus compañeros que tuvieron un buen comportamiento y que eran totalmente felices y hermosos para siempre. Esto aumentaba la tristeza y el desespero de los que se habían condenado. Se cumplían lo que dice el Libro de la Sabiduría:
“Al ver el triunfo de los buenos quedarán consternados y dirán: esos son aquellos de los cuales nosotros nos burlábamos. Su buen comportamiento nos parecía una tontería y ahora son aceptados como hijos de Dios. Y nosotros equivocamos el camino; nos fuimos por sendas de impiedad y de perdición y no quisimos marchar por el camino que nos indicaba el Señor.

¿De qué nos sirvió nuestra vida de pecado? Todo pasó como un humo alejado por el viento y en cambio los que se comportaron bien vivirán felices eternamente”. (Sap. Cap. 5).

Yo le pregunté al guía: – ¿Pero estos jóvenes ya están condenados? Él me respondió: – Lo que está viendo y oyendo es lo que les puede suceder a sus discípulos si siguen en el pecado y no se convierten. Es un aviso para que no vengan acá, a este sitio de tormentos. Hay varios que si en este momento se mueren se condenarán, porque tienen el alma muerta por graves pecados.

Los gusanos que roen.

Enseguida el guía me llevó a un subterráneo tenebroso donde vi muchos de nuestros alumnos actuales y muchísimos que vendrán después. Todos estaban cubiertos de gusanos y de asquerosos insectos que les roían y les devoraban el corazón, las manos, los ojos, la boca y los pies. Daba verdadero horror el ver la manera tan cruel como eran atormentados por esos gusanos e insectos. Allí estaban escritas estas palabras de la Sagrada Escritura: “En el día del Juicio, el Señor Omnipotente les dará como castigo entregar su cuerpo a los gusanos; y llorarán de dolor eternamente” (Judith 16,17).
Y el guía me explico: – Los gusanos significan los remordimientos que sentirán al recordar que tuvieron mil remedios y ocasiones para convertirse y empezar a ser mejores y no los quisieron apreciar. Esos insectos significaban la tristeza que sentirán por todos los pecados no perdonados. Son los recuerdos amargos de tantas promesas que le hicieron a Dios y a la Virgen de que iban a cambiar y a mejorar de conducta, y no cumplieron lo prometido.

Serán las angustias que sentirán al pensar que habrían podido salvar si se hubieran hecho pequeños sacrificios para no pecar, pero no los quisieron hacer y se perdieron. Esos gusanos son los recuerdos de tantos propósitos de enmienda que fueron hechos pero no fueron cumplidos. El castigo eterno está lleno de gente que sí hizo propósitos de mejorar su conducta pero no los cumplió.

La caverna más profunda.

El guía me llevó luego a otra caverna mucho más profunda. Y allí me mostró los sitios destinados para muchos de nuestros jóvenes si no se enmiendan a tiempo. En uno de aquellos hornos vi escrito: “Pecados contra el Sexto Mandamiento: pecados de impureza”. Allí vi a muchos que aparecen externamente como muy buenas personas, pero que tienen el alma manchada con pecados de impureza. Los recuerdo muy bien.

El guía añadió: – Estos son los que no han confesado sus pecados de impureza o han callado algunos o no se arrepienten ni piden perdón de sus pecados impuros y pecados sexuales. Es necesario predicar siempre y en todas partes contra los pecados de la impureza y los pecados sexuales. No hay que cansarse de avisarles para que se aparten de las ocasiones y peligros de pecar.

Algunos hacen promesas pero no con sinceridad ni con verdadero deseo y propósito de dejar de pecar. Para hacer un propósito verdadero de enmienda se necesita una gracia o ayuda especial de Dios. Y ésta se consigue si se pide mucho. (Todo el que pide recibe. Todo lo que pidáis al Padre en mi nombre, os lo concederá, dijo Jesús).

Hay que recordar a la gente que Dios es tan bueno que manifiesta especialmente su misericordia y su poder en perdonar y en compadecerse de los que se arrepienten y le piden perdón y quieren empezar a ser mejores. Recuerda que se necesita mucha oración y mucho sacrificio también de parte de quien dirige las almas. Hay que decirles a los jóvenes que le pregunten a su propia conciencia y que ella les aconsejará lo que tienen que hacer.

- ¿Y qué otro consejo me recomienda? – le pregunté. - Que se aparten, que se alejen de su mala vida, de su mala conducta. Que cambien de conducta y de comportamiento.

Luego me hizo ver otro horno. Allí había otro letrero: “AVARICIA”. Y estaban escritas aquellas frases de San Pablo: “Los que se dejan dominar por el deseo de conseguir riquezas caen en muchas tentaciones y en trampas del diablo.
La raíz de todos los males es el afán de contener dinero, y algunos por dejarse llevar por el deseo de tener riquezas se extraviaron de la fe y consiguieron muchos sufrimientos” (1 Tim. 6,9).

Y el guía me explico: – Estos son los que apegan demasiado a los bienes terrenos. Los que viven deseando inmoderadamente ser ricos, los que roban, los que hacen trampa al comprar o vender, los que no devuelven lo robado, los que no devuelven lo que les han prestado. Hay que avisarles a tiempo para que no tengan después castigos y perdición. Pasamos a otro horno y allí estaba escrito: “RAÍZ DE MUCHOS MALES: LA DESOBEDIENCIA”.

Y el guía me dijo: – Recuerden que fue la desobediencia lo que hizo que Adán y Eva fueran echados del paraíso. Los desobedientes tendrán un fin lastimoso. Hay muchos que no cumplen sus deberes, que no están donde deberían estar ni hacen lo que deberían hacer, y pierden tiempo y no obedecen lo que los reglamentos de su oficio les mandan.
Y añadió:- Pobres de aquellos que descuiden o abandones la oración. Los que no rezan corren el peligro de que Dios los abandone.

(El profeta Zacarías dijo poco antes de morir: “Dios se aleja de los que se alejan de Él y abandona a los que lo abandonan a Él”. (2 Cron. 24,20). Advertirles a todos que tengan cuidado de no leer libros que corrompen la mente, y que hay que tener horror a leer libros malos.

Yo le pregunté emocionado: ¿Y qué otros consejos me recomienda para mis discípulos?
Él me miró fijamente y añadió: – Insístales en que sean muy obedientes a sus superiores, a sus reglamentos, a la Santa Iglesia y a sus padres. Recuérdeles que el ser fiel en las cosas pequeñas los salvará de muchos males.
Adviértales que tienen que evitar el ocio; no perder el tiempo, no estarse sin hacer nada. Que eso fue el origen del pecado de David. Anímelos a estar siempre ocupados, pues así el enemigo del alma el diablo tendrá menos oportunidades de atacarlos.

Yo le agradecí al guía todo lo que me había enseñado y él me dijo: – Ahora que ha visto los sufrimientos que esperan a los que siguen en sus pecados, es necesario que experimente un poco en carne propia una muestra de estos sufrimientos. Hemos salido de la última puerta. Ahora toque simplemente este muro.

- ¡No, no! – grité horrorizado. Pero él insistió: – Toque simplemente este muro para que pueda decir que estuvo visitando las murallas de los suplicios eternos y que pudo comprobar un poco cómo será la última pared, si la más lejana es tan terrible.
Y continuó diciendo: - Este es el muro número mil. Hay mil muros más, antes de llegar al último, a donde empieza el verdadero infierno.
Entre un muro y otro hay mil kilómetros. O sea que entre este muro y el último hay un millón de kilómetros. Estamos a un millón de kilómetros del fuego del infierno. Toque pues este muro que está tan lejano del fuego principal.

Y al decir esto, como yo me echaba hacia atrás para no tocar el muro, me agarró la mano, me la abrió con fuerza y me hizo golpear con ella la piedra de aquel muro número mil. En aquel instante sentí una quemadura tan intensa y dolorosa, que saltando hacia atrás y dando un grito… me desperté.
Me encontré sentado en la cama y en la mano sentía un gran dolor y ardor. La restregaba contra la otra para librarme de aquella molesta sensación. Al amanecer pude comprobar que mi mano estaba hinchada, y la impresión de aquel fuego resultó tan fuerte que poco después se me cayó la piel de toda la planta de la mano derecha.

No les he narrado las escenas del infierno con toda la horrible y dolorosa crudeza con que las presencié, porque esto los asustaría. Recordemos que Jesús cuando hablaba del infierno siempre empleaba signos o símbolos para comparar los sufrimientos que esperan a los que no se quieren convertir.
Durante varias noches estuve muy preocupado por este sueño del infierno. Pensaba no narrarlo a mis jóvenes pero cuando se me apareció aquel monstruo en forma de sapo que quería devorarme, escuché una voz que me decía:
“¿Por qué no habla? ¿Por qué no cuenta lo que vio en sueños?”. Por eso lo he narrado, pues puede ser de algún provecho.
Más vale bajar al infierno en vida con el pensamiento, para huir así del pecado, que tener que ir a él con el alma en la eternidad por no haber evitado lo que ofende a Dios.


EL SANTO CURA DE ARS Y LA CONFESIÓN DEL DEMONIO




UNA MIRÍADA DE DEMONIOS EN LA VISIÓN DEL PAPA LEÓN XIII

El 13 de octubre de 1884, el Papa León XIII, experimentó una visión sobrenatural muy horrible. Después de celebrar la Eucaristía, estaba consultando sobre ciertos temas con sus cardenales en la capilla privada del Vaticano cuando de pronto se detuvo al pie del altar y quedó pretrificado y sumido en una realidad que solamente él veía.
Su rostro tenia expresión de horror y de impacto. Fue palideciendo. Algo terriblemente espantoso había visto. De repente, se incorporó, levantó su mano como saludando y se fue a su estudio privado. Lo siguieron y le preguntaron: ¿Qué le sucede, Santidad? ¿Se siente mal? El respondió: "¡Oh, que imágenes tan terribles se me han permitido ver y escuchar!", y se encerró en su oficina.

¿Qué vió el Papa León XIII?

"Vi demonios y oí sus crujidos, sus blasfemias, sus burlas. Oí la espeluznante voz de Satanás desafiando a Dios, diciendo que el podía destruir la Iglesia y llevar a todo el mundo al infierno si se le daba suficiente tiempo y poder. Satanás pidió permiso a Dios de tener 100 años para poder influenciar al mundo como nunca antes había podido hacerlo."

- Según otra versión, el Papa León XIII, escuchó a Satanás pedir a Dios Padre más poder y tiempo para afligir y probar la fidelidad de su Iglesia. Y Dios en sus inescrutables designios, se lo concedió. Entonces vió legiones, miríadas de demonios que salieron de los profundo del Infierno, y como negras sombras invadieron toda la tierra durante un siglo. Comprendió el Papa la gran importancia que tendría en la lucha el Arcángel San Miguel (Dn. 12,1) y que era él, el destinado a encadenar y encerrar con las llaves del abismo a todos los demonios (Apoc. 20, 1-3)

-Otra versión afirma que lo que el Papa León XIII indicó, tal como fue contado mas tarde por aquellos que hablaron con él en el momento de la visión, sería en un periodo de mas de cien años cuando el poder de Satanás alcanzaría su zenit. Este periodo incluía el siglo veinte.

También León XIII pudo comprender que si el demonio no lograba cumplir su propósito en el tiempo permitido, sufriría una derrota humillante. Vio a San Miguel Arcángel aparecer y lanzar a Satanás con sus legiones en el abismo del infierno.

Después de media hora, llamó al Secretario para la Congregación de Ritos. Le entregó una hoja de papel y le ordenó que la enviara a todos los obispos del mundo indicando que, bajo mandato, tenía que ser recitada después de cada Misa, la oración que ahí él había escrito.

En aquel escrito se ordenaba también rezar esas oraciones de rodillas. Lo antes escrito (que también había sido publicado en el periódico “La settimana del clero” el 30 de marzo de 1947) no cita las fuentes de las que se tomó la noticia. Pero de ello resulta el modo insólito en que se ordenó rezar esa plegaria, que fue expedida a los obispos diocesanos en el año 1886. Como confirmación de la que escribió el padre Pechenino tenemos el autorizado testimonio del cardenal Nasalli Rocca que, en su carta pastoral para la cuaresma, publicada en Bolonia en 1946, escribe:

"León XIII escribió él mismo esa oración. La frase [los demonios] "que vagan por el mundo para perdición de las almas" tiene una explicación histórica, que nos fue referida varias veces por su secretario particular, monseñor Rinaldo Angeli. León XIII experimentó verdaderamente la visión donde los espíritus infernales que se concentraban sobre la Ciudad Eterna (Roma); de esa experiencia surgió la oración que quiso hacer rezar en toda la Iglesia.

El Papa León XIII la rezaba con voz vibrante y potente: la oímos muchas veces en la Basílica vaticana. No sólo esto, sino que escribió de su puño y letra un exorcismo especial contenido en el Ritual romano (edición de 1954, tít. XII, c. III, pp. 863 y ss.). El recomendaba a los obispos y los sacerdotes que rezaran a menudo ese exorcismo en sus diócesis parroquiales. El, por su parte, lo rezaba con mucha frecuencia a lo largo del día".

- Otra versión fue la del Cardenal Segura, Arzobispo de Sevilla España, que en las interesantes conferencias que dio en la catedral de Sevilla durante la Cuaresma de 1950 dio a conocer una “importantísima revelación que tuvo el gran pontífice León XIII”, y es la siguiente:

“Se encontraba éste (el Papa León XIII) ofreciendo el Santo Sacrificio de la Misa, cuando los sacerdotes familiares que le ayudaban observaron que el pontífice súbitamente, levantaba la cabeza, mientras que en su semblante se dibujaba una expresión de admiración y al mismo tiempo de un horror espeluznante, su cara se tornó pálida, sus ojos y todo su semblante dibujaron una expresión de que algo horrible esta viendo, ésto le impidió, por unos momentos, el poder continuar con la Santa Misa.

Repuesto de la impresión y concluido el Santo Sacrificio, se retiró inmediatamente a su despacho de trabajo, y al cabo de media hora hizo llamar al Cardenal prefecto de la Sagrada Congregación de Ritos, y le dio unas cuartillas en las que había redactado unas oraciones, ordenándole que las hiciese llegar a todos los obispos del mundo, para que fuesen rezadas después de la Misa.

Y como una persona de su confianza le preguntase qué era lo que le ocurrió, pensando que había sido favorecido, sin duda, por alguna gracia extraordinaria, León XIII le confió que, en efecto, había visto a Nuestro Señor Jesucristo hablando con Satanás –como la Sagrada Escritura nos recuerda otra conversación semejante a propósito de Job-, y en el curso de ella el demonio se jactó que tenía medio destruida a su Iglesia, y que si tuviese más libertad la destruiría por completo. Entonces el Señor le preguntó que cuánto tiempo necesitaba para destruirla, y Satanás le contestó que cincuenta o sesenta años le bastaban. Dios le concedió ese plazo, pero le dijo que después se verían…”

Parte del exorcismo escrito por el Papa León XIII es el siguiente:

Exorcismo de Su Santidad el Papa León XIII contra Satanás y los Ángeles Rebeldes.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Salmo 67. Levántese Dios y sean dispersados sus enemigos y huyan de su presencia los que le odian.

Como se disipa el humo se disipen ellos, como, se derrite la cera ante el fuego, así perecerán los impíos ante Dios.

Salmo 34. Señor, pelea contra los que me atacan; combate contra los que me hacen la guerra.

Sufran una derrota y queden avergonzados los que me persiguen a muerte.
Vuelvan la espalda llenos de confusión los que traman mi daño.
Sean como polvo frente al viento cuando el Ángel del Señor los desbarate.
Sea su camino oscuro y resbaladizo, cuando el Ángel del Señor los persiga.
Porque sin motivo me tendían redes de muerte, sin razón me abrían trampas mortales.

Que les sorprenda un desastre imprevisto, que los enrede la red que escondían; que caigan en la misma trampa que me abrieron.

Mi alma se alegra con el Señor y gozará de su salvación.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

Inspirada en la horrible visión de los demonios.

Gloriosísimo príncipe de la milicia celestial, Arcángel San Miguel,
defiéndenos en la lucha que mantenemos combatiendo "contra los principados y potestades,
contra los caudillos de este mundo tenebroso,
contra los espíritus malignos esparcidos por los aires" (Ef. 6, 12).

Ven en auxilio de los hombres que Dios creó incorruptibles a su imagen y semejanza (Sap. 2, 23),
y a tan "alto precio rescatados" (I Cor. 6, 20) de la tiranía del demonio.
Con las huestes de los ángeles buenos pelea hoy los combates del Señor,
como antaño luchaste contra Lucifer, corifeo de la soberbia y contra sus ángeles apóstatas.
Ellos no pudieron vencer, y perdieron su lugar en el Cielo.
"Fue precipitado el gran dragón,
la antigua serpiente el denominado diablo y Satanás, el seductor de todo el mundo:
fue precipitado a la tierra y con él cayeron sus ángeles" (Apoc. 12,.8-9).

ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL DEL PAPA LEÓN XII (resumida y aprobada)

San Miguel Arcángel,
defiéndenos en la batalla.
Sé nuestra amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio.
¡Humíllalo Dios, pedimos suplicantes!
Y tú, príncipe de la milicia celestial,
arroja al infierno con tu divino poder a Satanás,
y a los otros espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas.
Amén.

(Aunque no es obligación, se puede continuar como un gran provecho espiritual la práctica de rezar esta oración después de la Santa Misa como se hacía antes del Concilio Vaticano II.)

SAN MIGUEL ARCÁNGEL PRÍNCIPE DE LA MILICIA CELESTIAL



EL ROCK METALICO INSPIRADA POR SATANÁS

Este tipo de sectas están muy presente en Internet, video-juegos, música, letras de canciones, etc. que están haciendo estragos en mucha gente joven. Se conoce muy de cerca el caso del joven de la Catalana que mató a sus padres y hermanos hace unos años en Murcia. Era aficionado a un cierto video-juego satánico.
El entierro de una joven de 15 años que se suicidó colgándose de una cuerda en su casa, respondiendo así a cierta música disolvente de la que era adicta. Las víctimas su sumen de un ambiente de odio furibundo contra la religión cristiana en algunos centros culturales, que les han llevado a la muerte. En muchos casos hay que practicar el exorcismo donde es clara la influencia de Satanás.

En un tiempo muy corto, luego de la aparición de estos géneros musicales aparece “el Rock metal”, muy parecido al hardrock pero un poco más violento. Yendo a Américalatina este género comienza su apogeo en República Dominicana a principios de los ´80. Con una de las bandas más famosas “KISS”.

La República Dominicana en general es una sociedad muy religiosa, para ser mas especifica la mayoría de las personas creen en Dios de una forma u otra, ya sea Católico, Evangélico, etc. en cambio los que escuchan este tipo de música los denominados “metálicos”, en su mayoría no creen en Dios por tanto este género es denigrado o mejor dicho discriminado por la mayoría, porque se tiene el concepto de que son satánicos, como por ejemplo (ritos satánicos matando animales, bebiendo su sangre, haciendo sacrificios, etc. y se tiene el concepto de que están vinculados con una ideología satánica.

La música metálica tiende a llevar mensajes subliminales o como también decir las cosas a la clara, como dice el dicho: “sin pelos en la lengua”. No solo incitan a crear una ideología satánica sino que a su vez con esos mensajes hacen que la persona que le escuche creen que no necesitan de nadie, que no necesitan amar, sino odiar, terminan muchas veces matando personas incluyendo sus seres queridos, por esto esta mas que claro que es una influencia negativa.

Por otro lado tenemos el atuendo que utilizan, es decir, la vestimenta. Usualmente los metálicos siempre están vestidos de negro una de las razones las cuales indican el mal, ya que el negro es oscuridad, tinieblas y esas cosas, por otro lado los tatuajes, los aretes que se los ponen por todo el cuerpo. Estos dos últimos son muy comunes y se distinguieron de los otros géneros por esta razón, según dicen les gusta tatuarse y perforarse, en primer lugar porque son inmune al dolor y a su vez sin masoquistas y les gusta el dolor. Por este atuendo no son aceptados, dan una impresión de miedo a primera vista aunque no sean así en realidad.

LA VERDAD SOBRE MARILYN MANSON

Brian Warner, mejor conocido como Marilyn Manson, es un sacerdote de la iglesia satánica quien se autodenomina el "anticristo super-estrella", titulo de su primer disco. Nació en una familia "cristiana" no muy ferviente, y desde pequeño mostró una falta de respeto por Dios y la religión, escuchó música de grupos antagonistas al cristianismo, y busco ofender y espantar a los cristianos que conocía.

Manson es muy claro en cuanto a sus creencias. Reconoce un fuerte consumo de drogas, depresión y la automutilación.
Ser satanista, bisexual, inmoral y a favor de vivir sin freno. Promueve rechazar a los padres, la religión y la sociedad y vivir conforma a los instintos sin medir las consecuencias.

Sus posturas se pueden resumir así:

Dios.

"Yo soy mi propio dios, no creo en el Dios de los cristianos, pero si existiera, no me amaría. Yo represento todo lo que él enseñaría que se debe ser. Mi bien y mal son diferentes del bien y mal suyos".

Satanás.

"Satanás no es un ser sino una palabra que se puede usar para describir tu lado animal. Representa rebelión contra la sociedad y Dios así como contra las cosas que nos son forzadas y que se nos quieren hacer ver como normales y aceptables"

"Somos el abogado del diablo".

Satanismo.

"El satanismo no se trata de sacrificios rituales. El satanismo es adorarte a ti mismo, porque tu eres responsable de tu propio bien y mal."
Suicidio.

"Me gustaría tener un show en MTV para pasar todo el día el video de "el número de la bestia" -del grupo- Iron Maiden, hasta que todos se suiciden.

"Me rehúso a que se controle algo, sean ideas o químicos. Si se permitiera la libre distribución de drogas, los que quieren matarse lo harían , y así habría más espacio para los demás que quieren usar drogas".

La Biblia.

"Hace mucho más sentido seguir la biblia satanista, escrita con una mentalidad humana del siglo XX, en vez de un libro que fue escrito como compañero a una cultura extinta hace mucho."
La Biblia como libro da muchos mensajes mezclados -un Dios cruel y luego un Dios de amor-. Cuando se decidan la volveré a leer."

Vida después de la muerte.

"No existe una vida posterior que vaya a justificar o a castigar".

Aborto.

"La gente estúpida no debería procrear, por lo que en ese sentido soy pro-aborto."

Cristianismo.

"La guerra del cristianismo contra el diablo ha sido siempre una lucha contra los instintos humanos más naturales por el sexo, la violencia, la autogratificación, y una negación de la pertenencia del hombre al reino animal."
"Espero ser recordado como la persona que termino con el cristianismo". "Veo el Apocalipsis como el fin del cristianismo, cuando todos podrán darse cuenta de que son su propio dios y diablo y tomar responsabilidad por ambas partes".

Basta con ver uno de sus vídeos y leer su letra (traducirlo del inglés) para imaginar lo que piensa Marilyn Manson. Desgraciadamente estos tipos de vídeos influye mucha en la juventud que va en busca de alguna identidad. Los padres deben estar muy atento a lo que escuchan sus hijos, pues su influencia es terribemente negativa.



LISTA DE SÍMBOLOS SATÁNICOS

Símbolos que debemos conocer y evitar. Todo símbolo satánico es una "llave" que abre puertas a lo oculto, es importante conocer e identificar esas llaves.
Algunos símbolos que sin saber su significado muchas personas lo usan, son invitaciones que abren puertas al mundo espiritual diabólico y dañino para nuestro alma y nuestro entorno, y que al tenerlos en nuestras casas o portarlos, por ignorancia, estamos permitiendo que nuestro hogar, nuestro trabajo o nuestras relaciones sean afectadas negativamente.
Estos símbolos son "Llaves" que abren las puertas al ocultismo demoníaco, la magia negra, la influencia dañina y negativa y que hace que la persona permita sin saberlo que actúen sobre sí misma y su entorno. Por lo tanto no se trata de simples adornos, su diseño tiene significado y es muy útil conocerlo de modo de estar siempre muy alerta.

Las personas que creen en Dios, que son creyentes practicantes y no practicantes, muchas veces no comprenden porqué sus oraciones no son contestadas o porqué sienten que no avanzan en forma espiritual. Creen que Dios "no les acompaña", o sencillamente que Dios "no esta" que no les escucha. Que esta abandonado a su suerte.

La respuesta a esto es bastante sencilla. La respuesta se encuentra en sus casas, negocios o trabajo, e incluso el mismo lugar en el cual aquel creyente ora, pues normalmente se hayan símbolos que encierran antiquísimos poderes ocultistas usados por brujos y hechiceros a lo largo de la historia de la humanidad, y que continúan utilizándolos hoy en día y en pleno siglo 21!.

SUGERENCIA:

Todo cristiano, debe evitar éstos símbolos y objetos. Y advertir a otros sobre su uso. Por analogía no se debe usar a no ser que conscientemente se quiera poseer esas "llaves al mundo del ocultismo tan dañino para el alma, al mundo de los ángeles caídos, de los desobedientes, del acusador, de Lucifer, del "ángel de luz", de los demonios.

SATÁN O SATANÁS: como un ser que incita al pecado que a la vez es sinónimo de perdición, destrucción, malicia, y búsqueda del mal para los hombres que aún viven en la tierra y que están labrando su salvación.
Aunque fue expulsado del cielo, él aún busca elevar su trono sobre el de Dios. Él falsifica todo lo que Dios hace, esperando ganar la adoración del mundo y fomentando la oposición al reino de Dios.
Satanás es el origen primario de cada secta falsa o religión del mundo. Satanás hará cualquier cosa y todo lo que esté en su poder para oponerse a Dios y a aquellos que lo siguen tratará por todos los medios de separarlos de Dios, mediante engaños y ardides. Sin embargo, el destino de Satanás ya está sellado con una eternidad en el lago de azufre y fuego (Apocalipsis 20:10).
Aún así sabiendo de antemano su espantoso destino desafía a Dios e intentará de arrancarles la mayor cantidad de almas posibles.
Satán por ser un ser totalmente espiritual no tiene forma ni tamaño, pero para poder imaginarlo se lo representa con cuerpo humano y cabeza de macho cabrío o cabeza de cabra con dos cuernos.

1° - PENTAGRAMA INVERTIDO: Simboliza la estrella de la mañana, nombre también dado a la Santísima Virgen, nombre que Satanás ha tomado para sí.
Es usada en brujería y rituales ocultos para conjurar (invocar) espíritus de maldad y muy dañinos. Puede estar dentro de un círculo o no, de cualquier manera representa a Satanás.

También representa el número 5 por las puntas de la estrella o los cinco propósitos de Satanás que se encuentran enumerados en Isaías 14:13:
(1) Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios,
(2) levantaré mi trono, y
(3) en el monte del testimonio me sentaré,
(4) a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré,
(5) y seré semejante al Altísimo.

2° - BAFOMET. Único de los Satanistas. Es una deidad demoníaca y es un símbolo de Satán.
Puede comprarse como joya, como un colgante, o en aros, sin embargo pertenece a rituales de brujos y satanistas.

La representación del Baphomet merece un estudio por separado pues se trata de la representación de Lucifer que los satanistas consideran como un maestro de luz. En breve reseña representa que "así como es arriba es abajo". Representa la unión entre los ángeles caídos y las hijas de los hombres mencionada en Génesis 6.
Representa lo "andrógino", llámese mitad hombre y mitad bestia. Llevarlo puesto, invocarlo o hacerse un tatoo en el cuerpo es muy peligroso y significa aceptación, y pronto el ente del mal reclamará por su víctima.

3° - PENTAGRAMA: Símbolo usado en brujería, representa los elementos, la tierra, el viento el fuego y el agua, con el espíritu rodeándolos. El Pentagrama también representa al hombre. El Pentagrama representa en sí mismo los cinco propósitos de Satanás cuando decidió rebelarse en contra Dios y planificar la gran conspiración junto a sus ángeles en contra de Dios.

Los cinco propósitos de Satanás que se encuentran enumerados en Isaías 14:13.
(1) Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios,
(2) levantaré mi trono,
(3) y en el monte del testimonio me sentaré, (4) a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré,
(5) y seré semejante al Altísimo.

4° - HEXAGRAMA: Es uno de los símbolos más potentes usados en los poderes de las tinieblas y de los brujos y satanistas. Usado en los "trabajos" de magia. Se confunde con la estrella de David, sin embargo ésta estrella está dentro de un círculo, donde el círculo representa la muerte.

Con éste símbolo y alguna pertenencia en uso de la persona, se puede hacer una brujería maléfica y muy dañina.
No olvidemos que la invocación se hace a los demonios, y éstos nunca desean el bien, sino todo lo contrario; destruir, producir mucho sufrimiento, provocar mucho daño, hasta matar.

5° - ANKHA: Se utiliza en "rituales de fertilidad". Además el espíritu de unión de lo masculino y femenino.
Es además llamado "el sello de por vida."
En las misas negras de ciertos grupos satanistas se realiza el acto sexual en presencia de todos, buscando así la fertilidad y la unión del hombre y la mujer.

6° - SVASTICA O RUEDA DEL SOL. Es un símbolo religioso antiguo usado mucho tiempo antes de que Hitler tomara el poder. Ha sido usado en inscripciones Budistas, Monumentos Celtas y monedas Griegas. Representa el curso del sol en los cielos. También representa el poder del boomerang, todo lo que sube tiene que bajar, todo lo que haces vuelve.

Es un símbolo considerado nefasto, los Neonazis los utilizan y veneran, supestamente representa a Hitler por el exterminio a los Judíos, gitanos, homosexuales, negros y extranjeros. Significa muerte y odio hacia la raza humana que no los representa.

7° - CRUZ TAU. Símbolo del dios Matras de los Persas y de Aryans de la India. Por semejanza a la cruz cristiana los satanistas la usan y se burlan de los cristianos.

Para los Persas e Indios, Mathras y Aryans era el ángel de luz, o la luz celestial. Es usado por modernos masones como símbolo de la T cuadrada. Los masones tienen un cierto odio a la religión cristiana y al Papa (recordemos que "Lucifer" significa "angel de luz"). La cruz tau además representa al dios sol, a Tammuz.

8° - CUERNO ITALIANO: También llamado Unicornio. Fue introducido por los Druidas de Escocia e Irlanda.
Es asociado con la Buena suerte y la Buena fortuna por estos países. Pero también es usado como el "ojo del mal", y el que puede transportar alguna enfermedad. Si alguien desea que una personas sufra una enfermedad por un largo tiempo utiliza este símbolo para desear el mal.
Además significa que Satanás tomará control de tus finanzas, tu casa, tu familia, tus negocios y finalmente tu vida.

9° - CRUZ INVERTIDA: Simboliza burla, odio y rechazo a Jesucristo abiertamente y decididamente.
Los satanistas se ponen estas cruces como collares, se burlan y se ríen de la cruz de los cristianos.
Puedes verla en cantantes de Rock, de Rock Pesado o Heavy Metal, y en las portadas de sus discos.

No es un símbolo que signifique poder, es sólo una forma de identificación que afirma categóricamente la burla, el desprecio, y la blasfemia hacia quien fuera crucificado y muerto "por salvar al mundo" del pecado.
Es el equivalente a llevar un muñeco de un presidente y quemarlo en una plaza o al equivalente a quemar la bandera de un país al que se aborrece y se odia.

10° - ZODIACO: Usado en la adoración satánica y oculta desde la época babilónica y hasta nuestros dias.
Los practicantes de las "artes del zodiaco" conocen a su dios como Baal.
Baal (señor) es Lucifer, o Satanás. Esto incluye los signos de los horóscopos.
Trata de evitar leer horóscopos, pues son todas mentiras, nadie puede predecir el futuro, o lo que puede pasar. Si lees dos o tres revistas distintas los horóscopos verás que cada uno difiere del otro. No confíes en esta clase de adivinación, en parte viene del ocultismo. Confía sólo en Dios, Él sí sabe de antemano qué va a suceder.

Además de no consultar a las personas que hacen los horóscopos, tampoco el tarot, tirar las cartas, la quiromancia, leer la borra del café, consultar las cartas egipcias, las predicciones mayas, o las líneas telefónicas "especializadas" en darte a conocer tu "horóscopo diario".
El horóscopo es una forma adulterada y distorsionada de las señales que Dios dejó en los cielos para identificar las estaciones [Ver el Génesis 1:14].
El Horóscopo se basa en la mentira y quienes hacen los horóscopos se dedican a juntar enormes cantidades de dinero en base a la credibilidad de los ingenuos que lo creen y faltando a la verdad, engañando, y distorsionando la realidad.
Algún día estas personas tendrán que rendir cuenta de tamaña mentira y engaño a tantas personas en todo el mundo.

11° - CABEZA DE CABRA O MACHO CABRÍO: La cabra cornuda es el dios de los brujos. Es el modo satánico y perverso de burlarse y reírse del CORDERO DE DIOS (Jesús). Similar a la cruz invertida. Sin embargo esta ligado al Baphomet y al pentagrama previamente explicado.

Jesús es el manso cordero, que pone la otra mejilla. El satanismo utiliza su antítesis, el macho cabrío que es malo, peleador y aguerrido.

12° - CRUZ DE NERÓN: También se le conoce como signo de "amor y paz". Otro signo más que es de burla a Jesucristo.
También significa: "Las ruinas del hombre muerto".
Este símbolo estaba inserto en los bastones Alemanes de las SS de Adolfo Hitler. ¿Por qué está este símbolo de "amor y paz" en los bastones que usaban los militares Alemanes?

13° - YING YANG: En la filosofía china, son dos grandes principios opuestos o fuerzas de las que todo depende.
Yang es masculino, luz y positivo. Yin es femenino, oscuro y negativo.
Es la lucha constante del bien y del mal, sin embargo esto significa que el "bien y el mal son uno solo" (de acuerdo a la cultura china). El símbolo resulta ser "especialmente atractivo" por parte de personas que creen en las enseñanzas de "la nueva era". [información acerca del movimiento de Nueva Era]

14° - EL ESCARABAJO SAGRADO: para algunos este símbolo egipcio significa reencarnación.
Es además el símbolo de Belcebú, "Señor de las moscas" es decir Satanás.
Si los satanistas lo tienen puesto, significa que "tienen poder" y es (según ellos) fuente de protección. Recuerda que si tienes una relación personal con Dios, todas estas cosas son sólo chucherias y supersticiones.

15° - "S" SATANICA: Representa un "lighting bolt" o rayo cayendo, que significa "Destructor de la vida".
En la mitología, era el arma de Zeus.
Puesta en el cuerpo o en la ropa significa poder sobre los demás. Además usada por los temidos SS de la Alemania Nazi. (ss significa servicio a Satánas). El Grupo de rock KISS usa este símbolo. Recordemos que nunca fue secreto que la sigla "Kiss" del rockero grupo significaba "kids in the satan service", chicos al servicio de satanás, nunca lo ocultaron es más cuando se lo consultaron lo decían y se reían. Pensemos en Harry Potter y su marca en la frente o pensemos en las portadas de muchos discos como los de Marilyn Manson que abiertamanete dijo que era sacerdote satanista, amigo de aborto, del suicidio colectivo, y todo tipo de drogas ilícitas.

16° - CRUZ SATÁNICA: Dentro del ocultismo representa los tres príncipes coronados: Satanás, Belial y Leviathan. Los dos últimos son demonios que esán sujetos a la voluntad y dominio de Satanás cumplen todas sus órdenes, son tan poderosos que Satanás los tiene como su mano derecha. Son muy malvados y despiadados, su perversidad no tiene límites.

17° - UDJAT: También conocido como "el ojo que todo lo ve". Uno de algunos de los símbolos que significa "Rey del Infierno Lucifer y todo poderoso de la absoluta oscuridad".
Por las Escrituras se sabe que el anticristo perderá un ojo y un brazo, desde siempre incluso los ángeles caídos ven a su "dios" como un ojo que todo lo ve. Pero no debemos olvidar que Satanás "no" es omnisciente (que conoce todas las cosas reales y posibles) como lo es verdaderamente Dios, por lo que para lograr estar presente en todas partes sin duda necesitará de algún sistema tecnológico a través del cual pueda "ver todo y así dominar todo".

Se sabe que Satanás tiene poder, pero limitado, su poder es superior al poder del hombre y la de algunos Ángeles, pero aún así esta sujeto a la voluntad y el permiso de Dios que sí es Todopoderoso. Dios todo lo sabe, todo lo ve, nada se oculta ante su presencia. Se dice que no se cae una hoja de un árbol sin que Dios lo sepa. Vemos así quién es Dios.

Hoy por hoy esta imagen de UDJAT y otras imágenes se ve en la portada de los discos de figuras de la música rockera, metálica, new age, música electrónica, quienes por cierto son marionetas de su amo, Satanás.

18° - LA ESTRELLA Y LUNA CRECIENTE: Representa a la diosa de la luna Diana, y a la "estrella de la mañana" o "pentagrama" ya mostrado.
La Brujería usa este símbolo para mostrar el camino por donde transitan los muerto de este mundo y el camino a Satán, y seguir el mismo camino con las leyes del satanismo. Otras sectas de brujería lo utilizan no para seguir el camino a Satán sino para seguir el camino que han tomado los muertos de este mundo e invocarlos y saber de ellos en cierto ritos que los brujos practican.

19° - LA LENGUA EXTENDIDA: Este es el símbolo de la muerte.
Uno de los integrantes del grupo Kiss, recordemos que K.I.S.S significa: Kids. In the. Service. Satan.,(chicos al servio de Satán) El cantante Gene Simmons acostumbra a realizar esta expresión satánica.
En una de las portadas de Rolling Stones, aparece este símbolo y también La serpiente.
Todos con mensajes del satanismo, y por desgracia la juventud, quizás sin saber los sigue y se identifica.

20° - LA CALAVERA: Es el símbolo de la muerte y usado para maldecir y hacer trabajos malignos.
En ritos satánicos sirve como recipiente para colocar la sangre de los sacrificios, de ciertos animales, y otras veces de sangre de niños sacrificados a Satán.
Es usado en varias ocasiones por jóvenes en collares, anillos y pendientes, tatto en todo cuerpo, stickers pegados en los autos, las bicicletas, en las ventanas de las casas. La influencia negativa es muy fuerte al portarlo.

Es una "llave" y una "ventana" abierta a Satán, y a los demonios por donde pueden ingresar tranquilamente con el permiso del lo porta o lo tiene en su casa. Satán y los demonios no tardará en tomar posesión de quien se lo permita y le rinda culto utilizando este dañino símbolo.
Su influencia muy mala y muy dañina no tardará en manifestarse, en todos los seres cercanos a este símbolo.
Se debe desterrar inmediatamente, y rezar mucho para que su mala influencia no afecte a nadie.

21° - 666 (LOS TRES SEIS): EL NOMBRE DE HOMBRE. LA MARCA DE LA BESTIA. APOCALIPSIS 12:18 Este es el número de la bestia, el AntiCristo, el hacedor del mal del hombre, quien desea su destrucción eterna, el portador de la muerte del alma de los seres humanos, quien quiere la ver a toda la humanidad condenada y sufriendo en el infierno. Sin embargo resumidamente este número se encuentra ya sea obviamente visible así como oculto, por muchas personas y lo portan sabiendo o no de lo nefasto que el para la persona y todo lo que le redea.

Normalmente quienes lo portan creen que "es cool", es bonito, es actual, es moderno, pero con portarlo solo revelan completa ignorancia, pues es el símbolo de esclavitud por excelencia a Satanás. Mientras Dios nos entrega libertad para que hagamos lo mejor de nuestra vida y luego gocemos eternamente en el cielo, el enemigo Satanás nos ofrece esclavitud, la desgracia en este mundo, y la muerte eterna en el infierno con todos sus tormentos y sufrimientos, de la cual no se podrá escapar jamás.

Toda persona que pertenece a Satanás o vende su alma al maligno, debe saber que compartirá con él y todos los demonios el infierno eterno, junto a todos los tormentos propios del lugar, y los tormentos que el mismo Satán inflingirá a todas las almas condenadas. Ese el castigo eterno que les espera a todos los que le rinden culto a Satán en este mundo.

22° - PIRÁMIDES: Representa una espantosa y terrible burla a la Santísima Trinidad.
La trinidad de la idolatría demoníaca y satánica es: Nimrod (dios padre) Semiramis (diosa madre) Tammuz (dios hijo).
Se dice que desprenden descargas eléctricas positivas y que concentran poderes cósmicos, por lo cual hay tenerlo sobre una repisa, sobre la heladera, y cercano a la cama donde la gente duerme.
Frotarlo con los dedos las tres puntas que representa la trinidad del diablo y las fuerzas oscuras del mal.
Son usadas como instrumentos de suerte y adivinación, porque supuestamente contienen revelaciones y profecías del mundo oculto, del más allá, de los muertos, y de la vida después de la muerte; desafiando todo lo que dice la Iglesia Católica, que no se debe invocar a las personas fallecidas, sino y únicamente rezar, hacer ayunos y ofrecer Misas por su alma.
Cuidado con los "adornos" de las pirámides ya se consiguen y se regalan muy ingenuamente, pero que ocultan males que muchas personas ignoran, y son portadores de mala influencia para todos los que habitan en la casa.

23° - LA HOSTIA: Las iniciales que están en las hostias: IHS que significan; Iesus Hominum Salvator (Jesús salvador de los hombres). En algunas hostias cambian la "I" (en latín) por una "J" (en castellano) que significa Jesucristo

En la religión satánica blasfeman diciendo que son las siglas de la trinidad egipcia, Isis, Horus y Seb.
Cuando Jesús instituyo la última cena, partió el pan en pedazos y se los dio a sus discípulos para que comieran.
El usó el pan y vino como elementos simbólicos de su cuerpo y de su sangre.
Los satanistas roban las Hostias consagradas de las Iglesias Católicas y las utilizan en las misas negras.
Haciendo con élla toda clase de aberraciones; ver misas negras.

Dios prohibió a los Judíos adoración al dios solar. (2 Crónicas 33:4). Del culto Católico (Católico=universal) el único elemento cristiano es el nombre de Jesús. El resto de las ceremonias y símbolos se encuentran en las culturas egipcias, celtas, y otras deidades antigüas.

24° - JUEGO DE CARTAS: Utilizadas para juegos de mesa o de azar.
El rey representa al diablo, la reina a María o Isis. Los corazones rojos representan la sangre de Jesús, las espadas la persecución y destrucción de los cristianos hasta darle muerte.
Los adivinos creen solucionar el pasado, el presente, el futuro, y predecir la suerte del consultante.
La cartomancia consiste en usar las barajas como medios adivinatorios; una práctica prohibida en La Biblia, y luego por la Iglesia. (Deuteronomio 18:10-12).

Muchas personas consultan através de las cartas para saber o averiguar sobre alguna persona fallecida; qué ha sido de ellas, dónde está, cómo está.
Se ha de saber que siempre que se invoca através de las cartas ésta práctica, se está abriendo una ventana o una puerta al ocultismo demoníaco, donde no tardaran los demonios o las fuerzas del mal en responder.
La persona que consulta quedará influenciada por ése rito del mal, y pronto sentirá las fuerzas del más allá con sus nefastas consecuencias.

Dios no permita que una persona fallecida se conecte con nosotros, sino y sólo através del rezo, el ayuno y Santas Misas ofrecidas por ellos. Si hay una comunicación no es del fallecido sino de Satanás y sus demonios.

25°- ANARQUÍA:Significa abolir todas las leyes. Pero es mucho más que eso.
El Símbolo de anarquía es una aparente "A" dentro de un circulo, sin embargo se trata de un pentagrama roto, símbolo del diablo y su fuerza maligna.
El pentagrama cerrado es utilizado para mantener los demonios "bajo control" sin embargo un pentagrama abierto es una puerta abierta a la entrada y salida de los demonios y todo el mal que de ellos salen.
Es usado normalmente por ignorancia por Punks, Rockeros y seguidores de Heavy Metal.

26° - SIGNO DE BRUJOS O SIGNO DE LA LUNA: Usado para saludar la luna naciente. Ademas es el saludo "secreto" de satánicos y brujos. Cuando dos personas que practican la religión satánica se saludan hacen este signo.
Es muy difícil verlos ya que el saludo lo efectúan a escondidas y sólo entre ellos.

27° - MANO CORNUDA: Es el signo de reconocimiento entre aquellos que están dentro de lo Oculto y del ocultismo y dentro de la religión satánica y que es practicado en la mayoría de las iglesias de satanás.
Nótese el dedo pulgar sobre los dedos y es hecho con la mano izquierda.
Los dos dedos haciendo el cuerno, también tienen significado de los cuernos del macho cabrío, símbolo de Satán.
El mismo es representado con la cabeza de macho cabrío y cuerpo humano sentado en su trono donde reina y destruirá a toda la humanidad con su poder através de sus seguidores.

28° - HALLOWEN. La palabra Halloween, que designa tal festividad en Estados Unidos, viene de una variación Escocesa de la expresión inglesa 'All Hallows Even', cuya traducción al castellano sería algo parecido a 'víspera de todos los Santos'. Como se mencionó, el Halloween tiene sus orígenes en la festividad celta del Samhain, donde los espíritus, tanto buenos como malos, podían cruzar entre los mundos.
Para evitar ser dañado por un espíritu maligno se utilizaban trajes o disfraces, con el propósito de ahuyentarles.

Entre los espíritus que según la tradición podían cruzar a la tierra, se encuentra uno que era particularmente malévolo y que deambulaba por las calles pidiendo truco o trato. Si lograban trato, el espíritu los dejaba en paz, pero si no se lograba este maldecía la vivienda o incluso a la aldea entera, dándoles infortunios como plagas y enfermedades.

En contraposición a la festividad Cristiana, aquí aparecen todo tipo de personajes macabros y salidos del infierno, la gente se disfraza con horribles máscaras de diablos, demonios, y seres infernales.
Toda esta "fiesta" es rendirle culto a la muerte, a los demonios y especialmente a Satanás.
Lo realmente triste es que se enseña a los niños a vestirse como el diablo o seres infernales y hacer que vean al diablo o demonio como un "amigo", como que es buen personaje al cual no hay que temer. Sin embargo sabemos que es todo lo contrario, es un ser repugnante y muy malo, muy dañino, y destructor del alma del ser humano.

29° -EL JUEGO DE LA OUIJA. La Ouija es un tablero en el que se encuentran grabados y representados todos los caracteres del alfabeto, los números del 0 a 9 y en un lugar preferente el Si y el No. Este es el tablero básico con el que se suele practicar la Ouija en nuestra sociedad y cultura, obviamente todo está sujeto a modificaciones y otros practicantes añaden frases para acortar el tiempo de formación del mensaje y hacer la sesión más rápida.

Como guía se utiliza una tablilla (planchette) acabada en punta o flecha, una arandela o cualquier otro artefacto que pueda cumplir una función señaladora. La Ouija más popular es aquella que se practica en nuestra propia casa, dibujada sobre un papel y como planchette o tablilla se utiliza un vaso.

Son muchos los que se adentran en éste enigmático y maléfico mundo de la Ouija careciendo de un mínimo de conocimientos imprescindibles que puede hacer de la sesión de Ouija un auténtico trauma para sus participantes, practicar la Ouija es extremadamente peligroso ya que en la sesión se invoca a los "muertos", haciéndoles preguntas del más allá, cómo se vive, que necesita de este mundo entre otras preguntas.
Las personas que participan de este rito suelen perder la calma, los ánimos y la excitación debido al movimiento que suele darse al contestar preguntas, moviendo las letras. Habitualmente la pregunta de comienzo es: ¿hay alguien ahí? y si hay respuesta comienzan las preguntas y respuestas entre los participantes y la entidad contactada

Este es un ritual muy peligroso, ya que la invocación que se realiza no es a los muertos, sino a los demonios del infierno, que pronto se harán sentir con su influencia maligna durante varios días a todos los concurrentes a este juego diabólico.
Muchas jóvenes han experimentado locuras, miedos y hasta principios de suicidios por practicar la Ouija. Generalmente se realiza de noche, con luz de una vela, en una habitación o en un cementerio, donde se puede ver y sentir la presencia del mal y del infierno en el lugar donde se realiza. El movimiento de objetos es dado por los espíritus del infierno que han sido invocados, y que Dios permite que se manifiesten para que el ser humano se convenza que el diablo y sus demonios existen, son una realidad, y las personas que desafían a Dios invocándolos sentirán sus nefastas consecuencias, por varios días o por toda la vida.

Son muchos los han terminado en locura y muerte por haber practicado éstos ritos demónicos llamando al mismo Satanás.

POSESIÓN DIABÓLICA REAL DURANTE UNA SESIÓN DE OUIJA



30° - ESPIRITISMO. El espiritismo es una doctrina o práctica que sostiene que es posible entablar una comunicación con el espíritu de una persona fallecida a través de un médium o de otro modo. Un médium, por otra parte, es una persona que se atribuye facultades paranormales que le permiten actuar como mediadora en fenómenos parapsicológicos, incluyendo las comunicaciones con los espíritus que han dejado este mundo.

Es importante destacar que el espiritismo no es una religión ni se considera como tal. Por lo tanto no tiene sacerdotes, templos ni rituales. Los encuentros de los espiritistas son considerados como reuniones para entablar comunicación con los espíritus de las personas fallecidas.
La cultura popular, por su parte, suele aceptar ciertas prácticas espiritistas, como el Ouija y el juego de la copa.
Estas prácticas son ritos satánicos pues dicen tener comunicación con personas fallecidas, es similar al caso de la Ouija, es extremadamente peligroso hacer contacto por entes del más allá por las consecuencias tremendas y muy negativas que acarrea realizar sesiones espiritistas.
Se ha de tener mucho cuidado con el espiritismo, y si conoce a alguien que lo haga advertir del peligro que se corre.

31° - EL JUEGO DE LA COPA. La Ouija y el juego de la copa hay una sola diferencia entre ellos, sólo difieren entre sí por el nombre y por el objeto movible que indica las letras, números y respuestas "si" y "no" en el Ouija y en el caso del "juego de la copa" se trata justamente de una copa que es la que se mueve.

Según sus seguidores el juego de la copa tiene como fin el contacto de las personas que participan en el juego con supuestos espíritus, almas en pena, y de forma menos frecuente, con extraterrestres, intraterrestres e incluso mentes inteligentes. De forma cultural se asocia con el contacto con seres espirituales conocido como Demonios.

No debemos buscar conocer sino lo que Dios nos quiera revelar, ya sea por medio del uso natural de la razón sometida a Dios o por su revelación. Siendo mucho más inteligente que nosotros, el demonio tiene conocimientos que nos parecen maravillosos pero que los utiliza para atraparnos y engañarnos. Puede además imitar voces y apariencias de personas que han muerto.

Hay que advertir que, aunque se use la ouija por curiosidad, se está abriendo camino para el demonio y no es de extrañar que la persona quede espiritualmente afectada. Los resultados pueden ser, por ejemplo, dificultades posteriores en la oración, fantasías, obsesiones y otras opresiones mentales. Puede ocurrir que la persona se envicie con la ouija. En ese caso la opresión del demonio sobre esa pobre alma se hace mayor. Se entra en lo oculto hasta convertirse en una fascinación.

Las Sagradas Escrituras nos exhortan: "Sed sobrios y velad. Vuestro adversario, el Diablo, ronda como león rugiente, buscando a quién devorar" -I Pedro 5,8. Esta advertencia es necesaria porque el demonio realmente existe y realmente tiene acceso a nosotros por diversos medios. Puede utilizar aun los movimientos naturales y el subconsciente para guiarnos hacia el mal, tentarnos, confundirnos y asediarnos. Esto ocurre cuando nosotros practicamos lo que está claramente prohibido por las Sagradas Escrituras.

El Primer Mandamiento prohíbe apelar a otro espíritu fuera de Dios. El rey Saúl recurrió a una mujer de Endor para conjurar el espíritu del difunto profeta Samuel y fue castigado por Dios (1 Sam 28: 8-17). Se trata del pecado de adivinación: querer "desvelar" el porvenir recurriendo a espíritus (que en realidad son demonios).


EXORCISTA PADRE AMORTH - LA EXISTENCIA DEL MALIGNO




EL PADRE GABRIELE AMORTH EXORCISTA DEL VATICANO NOS HABLA DEL DEMONIO



Frases y Dichos


De todos los animales de la creación el hombre es el único que; come sin tener hambre, bebe sin tener sed y habla sin saber que decir. (Sta. Teresa Jesús)

Cuando se sugieren muchos remedios para un solo mal, quiere decir que no se puede curar. (Chejov)

¿Dijiste media verdad?. Dirán que mentistes dos veces si dices la otra mitad. (Antonio Machado)

No hay mayor mentira que la verdad mal entendida. (Aristóteles)

La vida es un constante cambio en los hábitos de vivir. (Ghandi)

Si queréis formar juicio acerca de un hombre obserdad quienes son sus amigos. (Fenelón)

El amigo es aquel que me socorre en mi necesidad, no el que me compadece. (Thomas Füller)

Cuarenta es la vejez de la juventud; cincuenta es la junventud de la vejez. (Francés)

Un amigo es una persona con la que se puede pensar en voz alta. (Ralph. W. Emerson

2 comentarios:

Anónimo dijo...

que sarta de mamadas dicen

Anónimo dijo...

por gente fanática en lo que llaman religión católica-cristiana se malinterpretan todo tipo de literaturas, creo que el blasfemo en realidad eres tu inculto que se cree todo lo q la multitud promueve...