Bienvenido Querido Hermano.

Bienvenido Querido Hermano. Wellcome Dear Brother. Willkommen Lieber Bruder. Bienvenue á Toi Cher Frér. Benvenuto Caro Fratello. Bem-vindo Querido Irmão. Добро пожаловать дорогой брат.欢迎亲爱的兄弟。. Powitanie Drogi Bracie. 親愛なる兄弟ようこそ。.

1 de noviembre de 2012

Noviembre Mes de las Devociones Marianas

Las Almas sufrientes del Purgatorio--->
<---El Misterio de la Virgen de Guadalupe.


El mes de Noviembre es dedicado a la más Dulce, Delicada y Hermosa de todos los seres humanos creados por Dios: La Santísima Virgen María, nuestra Dulce Madre del Cielo, alma delicada que ofreció su vida al cuidado y servicio de Jesucristo, su único Hijo y nuestro Redentor.

Es el mes de las Devociones Marianas, dedicado a nuestra Madre, Ella implora por nosotros, y desea fervientemente nuestra salvación y todos los que nos rodean, porque no nos salvaremos solos, sino que todos los que están cerca nuestro; los compañeros en nuestro empleo, los vecinos, amigos, familiares, y todos aquellos que vemos a diario, están a nuestro cuidado y resguardo. Dios nos lo ha confiado, y debemos rezar por todos ellos para que sigan el camino de la salvación de sus almas.

“No te desanimes,
yo nunca te abandonaré,
mi Corazón Inmaculado será tu refugio y el camino seguro que te conducirá a Dios”.

Virgen de Fátima en su mensaje a Sor Lucía.
(13 de junio de 1917)

Es por ello tan importante dedicarle tiempo a María, todos los días, y a cualquier hora María nos espera, estamos a un corto tiempo de la Navidad, y es muy bueno y beneficioso para el espíritu meditar en este mes, todo sobre La Virgen María; y como cristianos y católicos que somos, debemos aprovechar para profundizar sobre la vida de María y contemplar el misterio de la voluntad de Dios en nuestras vidas y en la vida mundo entero, para quien no hay nada imposible.

María nos dio ejemplo de libertad y obediencia, gracias al sí que pronunció a su Señor. Por eso, al conocer la persona de nuestra Madre, su entrega, sus actitudes de amor y respuesta a Dios, se convierte para nosotros en modelo y, principalmente, en maestra porque de ella debemos aprender, y es ante todo discípula porque es la primera seguidora del Hijo, y misionera cuando en la visita a su prima Isabel lleva a Jesús en su seno, permaneciendo fiel al Padre con el Hijo y el Espíritu Santo.

Se propone como tema de reflexión acerca de María: su vocación, que nos ayudará a cada uno a sentirla y vivirla más cercana y reflexionar acerca del gran don que el Señor también nos ha regalado a cada uno de nosotros. La vida y con ella una misión concreta.

¿QUÉ SE ACOSTUMBRA HACER ESTE MES?

- Rezar en familia todos los días, o invitar a otros a unirse a la oración, o al menos reunirse dos personas y orar juntos; y si no es posible rezar solo, pero rezar, nunca abandonar la oración. Nuestro Señor Jesucristo dijo: "Donde hay dos o más reunidos en mi nombre Yo estaré en medio de ellos".

Honremos a María de un modo especial rezando todos los días y regalándole flores para colocarlas a sus pies. Pero sobre todo flores espirituales, con rezos, jaculatorias, saludos matinales, al mediodía, y al caer la tarde, todo esto para que nos acerque cada día más a su Corazón Inmaculado y que amemos a Dios y a su Divino Hijo Jesús.

Honrarla con cánticos.

También, si se puede, le podemos cantar para honrarla y ayudarnos a recordar el inmenso amor de nuestra madre a nosotros, sus hijos.

REZAR EL SANTO ROSARIO EN FAMILIA.

"El Rosario es mi oración predilecta. Es una escalera para subir al cielo", dijo el Papa Juan Pablo II a los fieles, poco después de ser elegido Papa, en la Plaza de San Pedro.

Recemos el Rosario todos los días, lo más hermoso para María es rezarlo en familia, pero sino, buscar a otros a unirse a esta oración, o al menos rezarlo solo, pero no dejemos pasar un sólo día sin rezarlo. El Rosario contiene gracias especiales para quienes lo recen diariamente y con devoción; una lluvia de milagros y bendiciones nos promete María para los que recen su Rosario y lo difundan.

Se puede rezar un misterio mientras vamos rumbo al trabajo; podemos rezar otro misterio cuando dejamos el trabajo y volvemos a casa, mientras realizamos alguna tarea hacemos un alto y podemos rezar otro misterio, y completar los cinco misterios del día antes de dormirnos.

No hay hora ni tiempo para rezarlo, a la mañana, mediodía, tarde o noche, lo importante es rezarlo, con confianza, con ánimo de que María nos ayudará en esta tarea todos los días. Sólo debemos poner la voluntad y el deseo y Dios nos colmará de bienes espirituales, tal cual lo hizo con María. Recordemos que debemos meditar unos minutos cada misterio, contemplando la vida y obra de María y Jesús.

Tengamos en cuenta que el Santo Rosario es el arma a la cual le teme tanto el diablo, es el refugio de los que buscan alivio a sus pesares y angustias y es la puerta para entrar al Corazón Inmaculado de María (María en San Nicolás, el 10 de abril de 1986).
"La naturaleza misma ha hecho del nombre de la madre el más dulce de todos los nombres, y del amor maternal una forma de amor solícito pleno de ternura; de la misma manera el alma piadosa siente vivamente que la palabra es incapaz de expresar cómo arde en María Santísima la llama de un amor benovolente y activo. Porque María es nuestra Madre, no sólo en el plano natural sino a través de Cristo.
Ella nos conoce mejor que nadie, Ella ve todo los que nos toca: la ayuda que necesitamos en la vida, los peligros que corremos, las angustias y los males que nos rodean, la dificultad, y sobre todo la batalla que libramos por la salvación de nuestra alma frente al enemigo encarnizado. En todo eso y en todas las pruebas, Ella tiene mejor que nadie el poder y la voluntad de llevarle a sus hijos amados el consuelo, la fuerza y el socorro siempre.

Dirijámonos a María, con ánimo y ardor, supliquémosle en nombre de todos los lazos maternales que la unen estrechamente a Jesús y a nosotros, invoquemos con profunda piedad su asistencia a través de la oración que Ella nos ha indicado y que le complace. Así podremos, y con justa razón, reposarnos en seguridad y alegría bajo la protección de la mejor de todas las madres."
Papa San León XIII (1810-1903) Carta “El Rosario de María”, 7 de septiembre 1892.

REFLEXIONAR EN LOS PRINCIPALES MISTERIOS DE LA VIDA DE MARÍA

Reflexionar implica hacer un esfuerzo con la mente, la imaginación y, también, con el corazón, para profundizar en las virtudes que la Virgen vivió a lo largo de su vida. Podemos meditar en cómo María se comportó, por ejemplo, durante:

▬ La Anunciación del Ángel Gabriel a La Virgen María.

▬ La Visita a su prima Santa Isabel.

▬ El Nacimiento del Niño Jesús en Belén.

▬ La Presentación del Niño Jesús en el templo.

▬ El Niño Jesús perdido y hallado en el templo.

▬ Las Bodas de Caná.

▬ María al pie de la Cruz.

Fuente: Fundación Hijos del Corazón Inmaculado de María.

CONTEMPLAR A MARÍA EN SU VOCACIÓN

Situar a María en su vida cotidiana a menudo se nos escapa y centramos nuestra mirada en las intervenciones divinas que la sitúan en un plano enormemente cercano al misterio, a veces, incluso fundiéndose en Él.
Dichos acontecimientos trascienden lo meramente humano y nos hacen, quizá, dejar en un segundo lugar la vida diaria de María, olvidando así, que esa vida de cada día tiene mucho que contarnos y aclararnos de aquella de quien afirmamos que es Madre de Dios y Madre nuestra.

Acercarse a la biografía de María de Nazaret se hace difícil, principalmente, por la escasa referencia que de ella encontramos en los evangelios pero, sin duda, de esos pasajes podríamos deducir sin temor a equivocarnos, la grandeza de una mujer de a pie a quien no todo le vino resuelto por el hecho de haber sido elegida por Dios para que en la plenitud de los tiempos diera acogida en su seno a Jesús.

Dios la llamó en medio de su quehacer diario, en un día como otro cualquiera, para darle un regalo, un don sin precio, un tesoro de más valor que cualquier otra cosa del mundo y más bello que nada.

La “vocación” de Maria, podemos decir que no es una vocación propia sino al servicio de la Cristología (Cristo). Porque ella es todo para Jesús y se transforma y enriquece plenamente por y para Jesús. Se realiza en el marco de la historia de la salvación. Por ej., en la Anunciación se la llama a María para que entregue su vida toda al servicio de la misión de su hijo.
Y allí podemos ver que la vocación no se entiende sino es en función de una misión, y ésta no es propia, es la misión de Jesucristo el centro y la plenitud de la historia.
La estaba invitando a ser parte junto a Él en la obra de la salvación. Lo más grande es que recibe de Dios aquello que necesita, para dar respuesta a ese llamado que le está haciendo y poder llevarlo a cabo desde su lugar, desde donde Dios la ha puesto. Podemos decir que el ser Inmaculado de María, tiene una íntima relación con nuestro nacimiento bautismal.

Ella se dejó habitar por Cristo; y el que se deja habitar por Cristo se hace Santo (por supuesto que María nos supera) pero la obra de Dios va siempre en el mismo sentido.
María es tomada concretamente de entre los hombres, procede de la tierra, procede de la larga preparación creyente de su pueblo; lo cual le permite responder libre y gozosamente a la propuesta que Dios le hace.
Ella tiene una tarea única que realizar entre los seres humanos; como toda vocación humana es única.

Puede decir "Sí" al Ángel Gabriel porque entiende perfectamente que llevar en sus entrañas al Mesías supone hacer presente el Reino que Él viene a instaurar, y que esto no se hace en un único instante sino a lo largo de toda la vida y en todas las situaciones que ésta trae consigo.

En el Evangelio de Juan, en el texto que nos relata las bodas de Caná de Galilea, podemos descubrir en María una actitud que es imprescindible para descubrir, escuchar, lo que Dios quiere de mí, en definitiva, lo que Dios quiere para su pueblo y, en consecuencia, el cristiano se hace sensible a la voluntad de Dios, esta actitud “el ser contemplativa” es connatural a María: en la Anunciación; que la pone en camino hacia el servicio a su prima, está también presente en Belén: siendo la virgen de la donación (nos da a Jesús), en el calvario es la Virgen del generoso ofrecimiento y en la Bodas de Caná se abre atenta a las necesidades de los jóvenes esposos; es más, este servicio los lleva a Jesús “hagan lo que El les diga”.

Podemos concluir que, sólo los contemplativos saben descubrir y salen a su encuentro de las necesidades, problemas y sufrimientos de los demás.
La contemplación engendra en nosotros una inagotable capacidad de servicio. Esta actitud puede ser una respuesta al pedido que nos invitaba hacerle a María nuestra Madre, diciéndole:

“Madre Madre nuestra necesitamos vivir como hermanos. Por eso te pedimos la gracia de recuperar la memoria de cómo se vive como hermanos, la gracia de saber cuidarnos unos a otros. No es un deseo es una necesidad. Lo necesitamos como el aire o el agua”.

La Virgen María es, para cada ser humano, el modelo más acabado de amor a Jesucristo, de dedicación a su servicio, de colaboración con su obra redentora. Y nuestra misión, como Cristianos, como catequistas o miembros de cualquier grupo, o simplemente laicos no es diferente. Es preciso tener la docilidad y entrega total a nuestra Madre, (recordemos necesitamos “ser contemplativos”) para aceptar y vivir con todas sus consecuencias la misión a la que Jesucristo nos ha llamado.

Dice San Pablo: “Hemos sido elegidos, en Cristo, para ser santos e irreprochables frente a Dios”. ¿Cuál es el camino para lograrlo?

En cada uno de nosotros el caminos es distinto, el modo de caminar es diferente, pero si seguimos el camino de María cuando dijo: “aquí está la esclava del Señor, que se cumpla en mí según tú me dices”, será siempre un camino de gozo y de esperanza y de entrega a Dios, no un camino de miedo, de egoísmos, de comodidad.

MOVIMIENTO DE LA LLAMA DE AMOR DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARĺA

La Virgen Santísima, en el lapso que va desde el año 1961 al año 1981, en múltiples apariciones pidió a Isabel de Kindelmann (I.K) la difusión de su Llama de Amor a todo el mundo. El mes de Noviembre es el mes donde la Llama de Amor tiene más efecto y enormes gracias como nunca las hubo desde que el Verbo se hizo carne. María solloza, pide y suplica sin cesar. Ruega suave pero decididamente:

"Un nuevo instrumento quisiera poner en sus manos... Es la Llama de Amor de mi Corazón Inmaculado... Con esta Llama llena de gracias, que de mi Corazón les doy a ustedes, enciendan todos los corazones, pasándola de corazón a corazón.
Su fulgor dejará ciego a Satanás. Este es el fuego de Amor de unión que alcancé del Padre Celestial por los méritos de las Llagas de mi Hijo Santísimo".
(13 de abril de 1962)

"Vamos a apagar fuego con fuego: ¡el fuego del odio con el fuego del Amor!"...
(6 de diciembre de 1964)

"Mi Llama de Amor se hizo tan incandescente que no sólo su luz sino también su calor quiero derramar sobre ustedes con toda su fuerza. Mi Llama de Amor es tan grande que no puedo retenerla por más tiempo dentro de Mí, con fuerza explosiva salta hacia ustedes. Mi amor se derrama, y hará explotar el odio satánico que contamina el mundo, a fin de que el mayor número de almas se libren de la condenación eterna... "
(19 de octubre de 1962)

"Extiendo el efecto de gracia de la Llama de Amor de mi Corazón sobre todos los pueblos y naciones, no sólo sobre los que viven en la Santa Madre lglesia, sino sobre todas las almas que fueron señaladas con la Bendita Cruz de mi Santo Hijo; ¡también sobre los no bautizados!" (16 de septiembre de 1963)


El MES DE NOVIEMBRE; MES DE EFECTO DE LAS GRACIAS DE LA LLAMA DE AMOR DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA.

El mes de Noviembre es el mes donde la LLAMA DE AMOR DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA, produce más efecto, con gracias abundantes en; las almas del Purgatorio, los moribundos y la conversión de los pecadores.

Isabel de Kindelmann vidente de la Llama de Amor del Inmaculado Corazón de María hablando con Jesús le pidió:
Te pido también la efusión de gracias de la LLAMA de AMOR de la Santísima Virgen para las almas en sufrimiento en el Purgatorio.
El Señor Jesús me lo concedió y me permitió sentir, lo que un alma del purgatorio siente cuando sale del lugar del expiación.

En ése mismo momento un alma acababa de liberarse del Purgatorio, y sentí en mi alma un alivio indescriptible.
En ése momento, por pura gracia de Dios, mi alma se sumergió en una felicidad inconmensurable, que me es imposible de describir; que es cuando el alma llega a la presencia Beatífica Dios. Por fín puede verle sin velos ni obstáculos, tal cual es!.

Luego recé, con todo el recogimiento de mi alma por los sacerdotes moribundos. Entre tanto un sentimiento muy angustioso inundaba todo mi interior. Son sufrimientos que da el Señor Jesús para que pueda recoger abundantes gracias con Él. Durante mi profundo recogimiento un suspiro fino como un hálito de la Santísima Virgen, sorprendió mi alma:

-Santísima Virgen.- "Tu compasión por las pobres Almas del Purgatorio, hijita mía, ha conmovido tanto mi Corazón Maternal, que te concedo la gracia que le pediste a mi hijo.
Si en cualquier momento del día, haciendo referencia a mi LLAMA DE AMOR, rezaran ustedes en mi honor "Tres Aves Marías", cada vez que lo hagan, un alma se librará de los sufrimientos terribles del Purgatorio.

Es más, voy a aumentar las gracias, y todo el mes de los difuntos (el mes de Noviembre), al rezar cada Ave María, "10 almas" se librarán de los sufrimiento del Purgatorio.
Las álmas sufrientes deben sentir ellas también el efecto de la gracia de la LLAMA DE AMOR de mi Corazón Maternal".

LAS GRACIAS QUE PROMETE LA VIRGEN MARÍA

Nos mueve a reparar a su Divino Hijo tantas veces ofendido, a venerar sus Santas Llagas, a sumergirnos frecuentemente en su Dolorosa Pasión y Muerte (El Vía Crucis) y también a la veneración y adoración del Santísimo Sacramento.

1. "Estos dos días: el Jueves y el Viernes, deben considerarlos, hijita mía, como: "GRANDES DÍAS DE GRACIAS". Los que en estos días ofrecen reparación a mi Santo Hijo, recibirán una "GRACIA ENORME". Durante las horas de reparación el poder de Satanás se debilita en la medida en que los reparadores suplican por la conversión y la salvación de los pecadores..." (29 de septiembre de 1962)

2. "Cuando alguien hace adoración reparadora al Santísimo Sacramento o hace visita a la Santísima Eucaristia, mientras eso dure, en su parroquia Satanás pierde su dominio sobre las almas… Como ciego, deja de reinar sobre ellas." (6-7 de noviembre de 1962)
3.- "Si asisten a la santa misa cuando no hay obligación de asistir y están en gracia de Dios, derramaré la Llama de Amor de mi Corazón Inmaculado y dejaré ciego a satanás durante el tiempo que dure la misa. Mis gracias afluirán abundantemente a las almas por quienes ofrecen la misa.
La participación en la santa misa es lo que más ayuda a cegar a Satanás." (22 de noviembre de 1962)

¿QUÉ NOS PIDE EL SEÑOR JESÚS Y SU MADRE MARÍA SANTÍSIMA?

Conversión, cambiar de vida (exige dejar los malos hábitos y las costumbres nocivas y perniciosas; brujería, hechicería, videntes, espiritismo etc...) renovación espiritual, empeño por alcanzar la santidad de vida y dar el buen ejemplo a los demás, el desear y orar mucho por la salvación de todas las almas sin distinción.

1. Veneración de las Santas Llagas de Jesucristo.

-S.V.-"Veneren públicamente las Cinco Santas Llagas de mi Divino Hijo: que no sea una devoción particular sino pública veneración".
Por lo que refiere a la veneración de las Cinco Llagas, las palabras del Señor Jesús coinciden con las de la Virgen María:

J.C.-"En honor de mis Cinco Santas Llagas, santigüense cinco veces seguidas mientras se encomiendan junto con Mis Santas Llagas a la Misericordia del Padre Celestial..." (13 de abril de 1962)

LA MANERA HABITUAL DE SANTIGUARSE CINCO VECES:

Mientras nos santiguamos, mejor si lo hacemos con un Rosario en mano: "En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén".
Besamos la cruz, o por lo menos espiritualmente, cada una de las Santas Llagas de Jesús Crucificado, nos encomendamos al Padre Eterno diciendo;

En honor a la Llaga de la Mano Derecha de Nuestro Señor Jesucristo. Nos persignamos, mientras decimos esta jaculatoria en cada una de las cinco Llagas:

-"Jesús mío, perdón y misericordia por los méritos infinitos de vuestras Santas Llagas!" (Jaculatoria Indulgenciada)

-"Padre Eterno, yo te ofrezco las Santas Llagas de nuestro Señor Jesucristo, ¡para curar las llags de nuestras almas!" (Jaculatoria Indulgenciada)

En honor a la Llaga de la Mano Izquierda de Nuestro Señor Jesucristo...

En honor a la Llaga del Pie Derecho de Nuestro Señor Jesucristo...

En honor a la Llaga del Pie Izquierdo de Nuestro Señor Jesucristo...

En honor a la Llaga del costado de Nuestro Señor Jesucristo, de donde brotó sangre y agua para la purificación y la salvación de nuestras almas...

Realizar esta oración al levantarse por la mañana, al acostarse en la noche, y a cualquier hora del día, y vuestro corazón se llenará de alegría.
Palabras de la Virgen María a Isabel de Kindelmann.

Recordad que con Mis Santas Llagas y Mi Sagrado Corazón podéis conseguir todo cuanto padáis. Palabras de Jesús a Sor Faustina Kowalska.

CORONA DE ROSAS O ROSARIO DE LA LLAMA DE AMOR DEL CORAZÓN INMACULADO DE LA VIRGEN MARĺA

(Con aprobación eclesiástica e Indulgencias)
Observación:

Lo rezamos en las cuentas del rosario común,
los Padrenuestros, las Avemarías y el Gloria.
Para comenzar digamos:

En honor a las Sagradas y Santas Llagas de Nuestro Señor Jesucristo;
hagamos cinco veces seguidas la señal de la Cruz. (Persignarse cinco veces)

“En honor de la Llaga de la Mano derecha de Nuestro Señor Jesucristo”. Hacemos la Señal de la Cruz.

“En honor de la Llaga de la Mano izquierda de Nuestro Señor Jesucristo”. Hacemos la Señal de la Cruz.

“En honor de la Llaga del Pie derecho de Nuestro Señor Jesucristo”. Hacemos la Señal de la Cruz.

“En honor de la Llaga del Pie izquierdo de Nuestro Señor Jesucristo”. Hacemos la Señal de la Cruz.

“En honor de la Llaga del Costado de Nuestro Señor Jesucristo”. Hacemos la Señal de la Cruz.

Para las cuentas grandes, en el lugar del Padrenuestro:
Rezamos 1 vez;

CORAZÓN DOLOROSO E INMACULADO DE MARÍA,
RUEGA POR NOSOTROS QUE NOS REFUGIAMOS EN TÍ.


Para las cuentas pequeñas, en lugar de las Avemarías:
Rezamos 10 veces la jaculatoria de la Llama de Amor;

"SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS Y MADRE NUESTRA,
RUEGA POR NOSOTROS PECADORES,
Y DERRAMA EL EFECTO DE LA GRACIA DE TU LLAMA DE AMOR SOBRE TODA LA HUMANIDAD,
AHORA Y EN LA HORA DE NUESTRA MUERTE.

AMÉN"

NOTA: Jaculatoria aprobada en la Arquidiócesis de la Ciudad de México, con permiso de la Santa Sede.

Para terminar, decimos tres veces el Gloria:

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,
como era en un principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

LA LLAMA DE AMOR DE LA SANTÍSIMA VIRGEN Y LOS PECADORES"

En estos mensajes la santa causa de la salvación de las almas ocupa un lugar céntrico, porque la esencia y el fin del efecto de gracia de la Llama de Amor es la salvación de las almas, su regreso a Dios y su renovación.

El Señor Jesús nos dice:
-"Solamente tengamos un sólo pensamiento: "LA SALVACIÓN DE LAS ALMAS". (17 de mayo de 1963)

-"Oh, cómo anhelo los pecadores"
(15 de agosto de 1964)
-"¡Ninguna alma que Yo confíe al cuidado de mis sacerdotes debería condenarse!"
(6 de agosto de 1962)
-Por eso nos intima: "Quieran ustedes todos tomar parte en mi Obra salvadora".
Y señala también el "instrumento" celestial:
-"A las almas creadas a imagen y semejanza de mi Padre Celestial que caen entre las garras de Satanás, las traga el "lnfierno". El dolor de mi alma, puede calmarlo la LLAMA DE AMOR de mi Madre".
(26 de julio de 1963)

De manera semejante la Santísima Virgen:

-S.V.- "QUIERO QUE NI UN ALMA SE CONDENE".

¡Quiéranlo ustedes también junto Conmigo!: "para eso les doy en sus manos un Haz de luz que es la Llama de Amor de mi Corazón".
(15 de enero de 1964)
Pero depende de nosotros también:
"Satanás está barriendo vertiginosamente las almas.
¿Por qué no se esfuerzan ustedes en impedirlo con todas sus fuerzas? (14 de mayo de 1962)

Luego: "Tienen que empeñarse en cegar a Satanás. Las fuerzas aunadas del mundo entero se necesitan para lograrlo. No lo retarden porque un día tendrán que responder del trabajo que se les había confiado, de un mar de almas...

Porqué Satanás quedará ciego en la medida en que ustedes trabajan en contra de él". (27 de noviembre de 1963)

LOS MEDIOS PARA SALVAR LAS ALMAS:

J.C.-"¡Sacrificio y mucha Oración! ¡Este es el instrumento de ustedes!"
(22 - 23 de julio de 1963)

Toda clase de sacrificios: soportar con paciencia los sufrimientos corporales y espirituales, unirlos a los Méritos Infinitos de la pasión y Muerte de Jesús (24 de mayo de 1963);
además el ayuno a pan y agua, no sólo los días lunes, sino cualquier día; también pasar parte de la noche en vela, dos o tres horas, meditando la Pasión y Muerte de Jesús, o de acción Reparadora por los pecados del mundo entero y la conversión de los pecadores, no sólo los días Jueves y Viernes, sino cualquier día, etc.

Cada cual, según sus posibilidades los puede practicar en cualquier momento y lugar. Hasta con el ofrecimiento del trabajo que vamos a realizar; el sufrimiento o las necesidades a padecer durante el día, con ésto también podemos salvar muchas almas (30 de noviembre de 1962).

El dolor de nuestros pecados también fecunda a las almas (15de agosto de 1964).
Hasta cuando tenemos el "deseo" de salvar almas, también contribuye a cegar a Satanás y arrancarle almas (30 de noviembre de 1962)

Porque el "querer", el "desear", la salvación de otras personas, enciende en el alma el Amor de Dios". (15 de septiembre de 1962).

La Virgen Santísima nos dice:

-S.V."Cuanto más numerosas sean las almas sacrificadas y las que velen en oración, tanto mayor será la fuerza de mi Llama de Amor en la tierra...
porque la fuerza del sacrificio y de la oración quebranta la llama del odio infernal". (6 de deciembre de 1964)

-"Yo apoyaré su trabajo con milagros nunca vistos hasta ahora, que imperceptible, mansa y silenciosamente va a obrar la reparación a mi Hijo Santo".
(1ro de agosto de 1962)

Y el Señor Jesús dice:

J.C.-"Si me piden almas para salvarlas, ¿podría Yo rechazarles a ustedes su petición? ¡No! ¡Jamás! Porque entonces trabajaría en contra de mi Obra salvadora.
Yo siempre escucho la oración perseverante de ustedes" (24 de junio de 1963)

LA LLAMA DE AMOR DE LA SANTÍSIMA Y LOS MORIBUNDOS

-S.V.-"Si se enciende la Llama de Amor de mi Corazón en la tierra, su efecto de gracia se derramará también sobre los moribundos.
Satanás se quedará ciego y con la ayuda de la oración de ustedes, durante su velada nocturna, terminará la terrible lucha de los moribundos en su lucha final con Satanás y bajo la suave luz de mi Llama de Amor hasta el pecador más empedernido se convertirá" (12 de septiembre de 1963)

-S.V.-"Es mi petición que la santa velada nocturna, por la cual quiero salvar a las almas de los moribundos, la organicen de tal manera en cada parroquia, que por ningún minuto se quede sin que alguien haga oración de vela.

PETICIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN A TODOS: EL AVE MARÍA PARA EL ROSARIO DIARIO

"A la oración con que me honran, el "Ave Maria", incluyan esta petición:

"DERRAMA EL EFECTO DE LA GRACIA DE TU LLAMA DE AMOR SOBRE TODA LA HUMANIDAD, AHORA Y EN LA HORA DE NUESTRA MUERTE, AMÉN."

Dios te salve María, llena eres de gracia;
el Señor es contigo,
bendita tú eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa Maria, Madre de Dios,
ruega por nosotros pecadores,
y derrama el efecto de la gracia de tu Llama de Amor,
sobre toda la humanidad,
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén.
(Octubre de 1962)
(Con aprobación eclesiástica)

"Esta no es una nueva fórmula de oración, debe ser una supplica constante".
(Octubre de 1962 y 2 de febrero de 1982)

-S.V.- "Este es el instrumento que doy en sus manos. Por medio de él, salvan ustedes las almas de los moribundos de la condenación eterna. Con la luz de mi Llama de Amor Satanás quedará ciego". (9 de julio de 1965)

"Si en cualquier momento del día, haciendo referencia a mi Llama de Amor, rezaran ustedes en mi Honor "tres Avemarías", cada vez un alma se librará del purgatorio.

-Las Almas sufrientes del Purgatorio deben sentir ellas también el efecto de la gracia de la Llama de Amor de mi Corazón maternal e Inmaculado".
(13 de octubre de 1962)

Se recomienda comenzar a rezar el Rosario con el Nuevo Avemaría. Es el pedido de Santísima Virgen, comenzamos a practicarlo e incorporarlo a nuestra oración diaria. Tratemos de darle mayor difusión, ya ha sido aprobado por el Vaticano y por el Papa Juan Pablo II, y es el deseo de María Santísima que se le dé mayor difusión.

NOTA:

El Avemaría cuando lo recitamos así de esta forma como lo ha pedido la Santísima Virgen, y recitamos muchas veces a y cualquier hora del día, con la intención de salvar almas, de honrar su Inmaculado Corazón o simplemente de hacer una obra de caridad espiritual pidiendo por la conversión de los pecadores, deja ciego a Satanás y le arranca de sus garras muchas almas, aun las más empedernidas, las que están más próximas de ir al infierno.

J.C.- "De entre los más GRANDES PECADORES escojo almas para Mí, para realizar por medio de ellos mi OBRA REDENTORA".
Empéñate con todas tus fuerzas en conducir a Mí a los PECADORES.
"SI CADA CRISTIANO SALVARA UN ALMA, NADIE SE CONDENARĺA".

¿QUÉ ES LA LLAMA DE AMOR DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA?

-S.V.- "Mi Hijo y Yo nos identificamos en un AMOR TOTAL tan grande que es difícil de entender. Este amor que es LUZ y FUEGO al mismo tiempo, queremos que ilumine y consuma el corazón de mis HIJOS PREDILECTOS.

El día que esta LLAMA DE AMOR encienda sus corazones, ESTARÁN EN CAPACIDAD de ENCENDER EL CORAZÓN DE LOS DEMÁS.
Y queremos QUE ESE FUEGO SE PROPAGUE POR TODO EL MUNDO.

Este es el fuego de amor de unión que alcancé del Padre Celestial por los Méritos Infinitos de las SAGRADAS LLAGAS de mi Hijo Santísimo".

¿COMO MANTENER ESTA LLAMA DE AMOR EN NUESTROS CORAZONES?

-S.V.- "Para que el FUEGO DE LA LLAMA DE AMOR no se apague en sus corazones, recen el Rosario todos los días, asistan a misa todas las veces posibles y reciban a mi Hijo Jesús con una confesión y una comunión bien preparada.

Recen la jaculatoria de la "LLAMA DE AMOR DE MI INMACULADO CORAZÓN" en cualquier tiempo, a cualquier hora del día, con insistencia;

SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS, Y MADRE NUESTRA,
RUEGA POR NOSOTROS PECADORES,
Y DERRAMA EL EFECTO DE LA GRACIA DE TU LLAMA DE AMOR SOBRE TODA LA HUMANIDAD,
AHORA Y EN LA HORA DE NUESTRA MUERTE.
AMÉN.

"Cada vez que alguien rece esta oración, en honor a la "LLAMA DE AMOR DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA, pidiendo por toda la humanidad, satanás quedará ciego y perderá su dominio e influencia sobre las almas".

"Recen esta oración a cualquier hora del día y en cualquier tiempo, para dejar ciego a satanás y arrancarle el mayor número de almas posible, aún las más empedernidas, las que están más próximas de la condenación".

"Vivan ustedes una santa pureza y aléjense de las ocasiones de pecado. Recen mucho, incesantemente, a cualquier hora del día, recen el Rosario, reciban a mi Hijo.
No se aparten jamás de Mi Hijo Jesús, vivan con Él, en Él y para Él".

"AYÚDENME TODOS A SALVAR MILLONES DE ALMAS DE LA CONDENACIÓN ETERNA".

MI LLAMA DE AMOR dejará ciego a Satanás en la misma medida que difundan mi mensaje en todos los rincones del mundo.

TODOS LOS LUNES A LAS 18 HORAS
Tel. 55 64 43 52 C.P. 066760 Col. Roma Sur. México D.F.
Grupo de Oración del Movimiento de la Llama de Amor.
Salina Cruz No. 39 y 41.

"OFRECIMIENTO DE VIDA"

REVELACIONES PRIVADAS.
«En cuanto a las revelaciones privadas, es mejor creer que no creer en ellas;
porque si crees y resultan ser verdaderas, te sentirás feliz de que creíste, porque Nuestra Santa Madre La Virgen María lo pidió.
Y si resultan ser falsas, tú recibes todas las bendiciones como si fueran verdaderas, porque creíste que eran verdad.»
(Papa Urbano VIII, 1636 )


HISTORIA:
La Santísima Virgen favoreció con abundantes locuciones y visiones extraordinarias, durante varios años, a Sor María Natalia Magdolna (1901-1992), religiosa húngara, nacida cerca de Pozsony (en la actual Eslovaquia), perteneciente a la congregación de Hermanas del Buen Pastor de Sta. Mª Magdalena de Keeskemet.

Su vida estuvo llena de gracias sobrenaturales y de una intensa comunicación con Dios. Murió en olor de santidad, siendo de edad ya avanzada.

Las promesas que a continuación ofrecemos, están entresacadas de varios mensajes que Jesús y María le comunicaron, y que fueron editados en el libro "La Victoriosa Reina del Mundo" por Ediciones Xaverianas, S.A. de C.V. - Ave. Juan Palomar y Arias 694 - Prados Providencia - A.P.1/133-44100 Guadalajara, Jal. (MÉXICO)

EL MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

Nuestra Madre Celestial pide en especial a las madres de familia, que ofrezcan por amor su vida a las intenciones de su Inmaculado Corazón, para Ella poder ir salvando más y más familias de caer en el infierno.

La misma Virgen lo concreta: "En el corazón de muchas madres arde el dolor, se les oprime el corazón por el estado espiritual de sus hijos, por su conducta inmoral, por el destino de sus vidas más allá de la muerte. Por amor hacia ellas, movida de compasión, alcancé con mis ruegos las cinco promesas. ¡Que se consuelen, que ofrezcan con una entrega total todos los sucesos de su vida!".

Para este fin, propone el Ofrecimiento de vida que debe hacerse con rectitud y seriedad. Ofreciéndolo para mayor gloria de Dios y bien de la Santa Iglesia.

Y nos anima a ello brindándonos unas promesas grandísimas que alguien no ha dudado en catalogar como las más excelsas que ha hecho María Santísima hasta hoy. ¡No la despreciemos!

APROBACIÓN ECLESIÁSTICA

La divulgación, tanto de los mensajes y revelaciones, como de las promesas y ofrecimientos de vida, gozan de la competente licencia de la Jerarquía de la Iglesia Católica. Monseñor Gabriel Díaz Cueva, obispo auxiliar de Guayaquil (Ecuador) con fecha 16 de Julio de 1987 extendió el imprimi potest a la difusión de estas manifestaciones divinas.

Asimismo ha sido concedido diligentemente el imprimátur el día 15 de Julio de 1988 por el padre Agustín Gutiérrez, Vicario General de la Archidiócesis de Guadalajara.
El Nihil Obstat fue expendido por el padre Alberto Valenzuela, S.J. Censor, delegado a tal efecto.

PROMESAS DE MARÍA SANTÍSIMA A QUIENES HACEN EL OFRECIMIENTO DE VIDA

- Nadie de sus familiares caerá en el infierno aún cuando las apariencias externas lo harían suponer, porque antes de que el alma abandone el cuerpo, recibirán la gracia del perfecto arrepentimiento.

- En el mismo día que se haga el Ofrecimiento de Vida, saldrán del Purgatorio todos los difuntos de su familia.

- En la muerte estaré a su lado y llevaré sus almas a la Presencia de Dios sin pasar por el Purgatorio.

- Sus nombres estarán inscritos en el Corazón de Jesús y en el Corazón Inmaculado de María.

- Salvarán a muchas almas de la eterna condenación por este Ofrecimiento de Vida unido a los Méritos Infinitos de Cristo. El Mérito de sus sacrificios beneficiará a las almas hasta el fin del mundo.

ACLARACIÓN SOBRE EL OFRECIMIENTO

Es suficiente con hacer el Ofrecimiento de vida una vez, si se hizo con las disposiciones necesarias de humildad y amor. No obstante se puede renovar con frecuencia. Es preferible y hasta necesario estar en gracia de Dios cuando se haga.

Así lo confirmó el Señor Jesús a Sor María Natalia Magdolna:

"Si alguien, hija mía, no hace sino sólo una vez el Ofrecimiento de Vida,
¿entiendes, hija? una sola vez, en un momento de gracia,
se encendió en su corazón el fuego de amor heroico.

¡Con esto selló toda su vida!
Su vida, aunque no piense conscientemente en ello,
ya es propiedad de los Sagrados Corazones."

"Aunque un alma haya hecho otro ofrecimiento,
este lo compendia todo y está por encima de ellos.
Esta será pues, la corona, el aderezo más precioso,
y el distintivo de su nobleza espiritual en el cielo".

Pueden hacerse también otros ofrecimientos personales, independientemente de este en cuestión.

OFRECIMIENTO DE VIDA

Mi amado Jesús:

Delante de las Personas de la Santísima Trinidad,
delante de Nuestra Madre del Cielo y toda la Corte celestial,
yo te ofrezco;
según las intenciones de tu Corazón Eucarístico y las del Inmaculado Corazón de María Santísima,
toda mi vida,
todas mis Santas Misas,
todas mis Comuniones,
todas mis buenas obras,
todos mis sacrificios y sufrimientos,
uniéndolos a los méritos de tu Santísima Sangre y tu Muerte de Cruz.

Para adorar a la Gloriosa Santísima Trinidad.
Para ofrecerle reparación por nuestras pecados y ofensas.
Por la unión de nuestra Santa Madre Iglesia.
Por nuestros sacerdotes.
Por las buenas vocaciones sacerdotales.
Y por todas las almas hasta el fin del mundo.

Recibe, Jesús mío, mi Ofrecimiento de Vida y concédeme la gracia para perseverar en él fielmente hasta el fin de mi vida. Amén.


RECOMENDACIÓN:

No permitas que alguien de tu familia pueda ir al infierno, por no haber hecho este ofrecimiento de vida tan sencillo y amoroso. Tú no quieres que ninguno de tu familia, conocidos o amigos se condenen.
¿Dejarás a los tuyos aun en el Purgatorio con sufrimientos atroces?
Tú no quieres pasar por el Purgatorio, ¿verdad?

Reza entonces esta ofrenda, renovándola de vez en cuando en tu corazón. Eternamente bendecirás el día y la hora en que te ofreciste, haciendo la Ofrenda de Vida.

No dudes nunca que el Omnipotente Dios cumplirá estas promesas que te hace Nuestra Dulce y Generosa Madre Celestial. No caigas en ese engaño, que el Señor Jesús siempre cumple sus promesas.

INVITACIÓN

¿Quién podrá explicar la grandísima gloria que Dios otorga a quienes extiendan estas promesas junto al Ofrecimiento de Vida y el bien inmenso que hará, las miles de almas que salvará, las innumerables familias enteras que lanzará al cielo, y las que sacará del Purgatorio?

No pierdas ese premio y no escondas este tesoro a tus hermanos.

¡Propaga estas promesas! De que tú las propagues puede depender la salvación de muchas almas, muchas familias, piénsalo con piedad. ¡Difunde este Ofrecimiento de Vida! Ayuda a tus hermanos a salvarse.
Fuente:capillacatolica.org

PLAN DE ORACIÓN DE MARÍA PARA EL MES DE NOVIEMBRE

MES DE LA RECONCILICIÓN Y DEL PERDÓN PERFECTOS

El día 22 de Octubre de 2006 la Santísima Virgen María le dió a Myriam van Nazareth un programa especial de oración para el mes de Noviembre. La Virgen María fundamentó la excepcional importancia de este plan en sus dos revelaciones posteriores. De estas revelaciones surgió propiamente este plan.

Dijo María Santísima a Myriam de Nazareth:
El mes de Noviembre. Es el mes de la fiesta de todos los Santos y de los difuntos. Yo quisiera de un modo especial regir sobre todas las almas, pero sólo puedo hacerlo, de un modo fructífero, en la medida en que las almas me ofrezcan la oportunidad de purificar enteramente el templo de su cuerpo.

Los grandes medios para la purificación del alma son:

▬ El amor al prójimo que es noble y se niega a sí mismo.

▬ El perdón sincero e incondicional.

▬ La benevolencia generosa.

▬ La búsqueda del silencio y la paz interior.

▬ El esfuerzo en ser humildes en todo y ante todos.

▬ Ser amable con cualquier persona, como si estuvieras hablando con Dios.

▬ La oración diaria y constante.

▬ La oración humilde, reconociendo que sin Dios no podemos hacer nada.

▬ Asistir sin falta a misa los Domingos, y durante la semana si es posible.

▬ Acercarnos a los sacramentos de la confesión y la comunión.

▬ Realizar obras de misericordia corporales y espirituales.

"Por esta razón invito con énfasis a las almas a Mí consagradas a poner completamente en claro sus relaciones con su prójimo, con todos sus conocidos y sus relaciones de toda su vida, tanto en el pasado como en el presente.

Aclarar todos los aspectos del pasado y todas las huellas y recuerdos de contactos pasados, incluyendo los más fugaces, es como si fuera una remodelación total de los fundamentos del templo del alma y a través de la cual este templo se fortalecerá contra los vientos huracanados y terremotos de la vida.

En los próximos días te transmitiré un plan, que quiero que las almas lo sigan día a día. Cada alma deberá rezar y hacer sacrificios por las diferentes categorías de sus prójimos, según mi plan propuesto. Con este plan pretendo que el alma alcance la paz interior con relación a su prójimo.

No es necesario que el alma visite a ése prójimo ni que procure establecer contacto especial con él: la profunda purificación de todas estas relaciones debe efectuarse en lo más escondido del propio corazón. Si las oracioneas y sacrificios son depositados a mis pies con sincero amor, animados por la voluntad de perdonar verdaderamente, reconciliarse, desear la verdadrea salvación a los demás, entonces mi poder multiplicará la fuerza de esas intenciones y derramará sobre las almas el fuego de la purificación”.

DIJO MARÍA SANTÍSIMA, EL 31 DE Octubre DE 2006:

"El plan de oración que estoy proponiendo a mis fieles servidores constituye una gran ofensiva sobre satanás, nuestro enemigo común. Las almas no se pueden imaginar la dimensión que tiene la realización de este plan de oración.

Su impacto se asemeja considerablemente a un fuego que caerá sobre miles de almas. Toda alma tiene contacto en el transcurso de su vida con miles de almas. Todas ellas toman parte en el efecto de este plan de oración. La única condición es que las almas lleven a cabo ese plan con toda conciencia y con sinceridad.

Entre más sincera e insistentemente el alma anhele, con estas oraciones y sacrificios rogar por el fuego y la luz del amor de Dios sobre sus semejantes, mayor será la fuerza que se desarrollará. Los merecimientos de las almas que durante todo el mes de Noviembre efectúan ese programa con amor, son de una grandeza incalculable y pueden provocar inmensas olas de misericordia provenientes del corazón de Dios.

De este modo mis servidores por la Gracia de Dios producirán Llamas de conversión que los demonios verán espantados y serán más terribles que las llamas del infierno.
Para la Corte Celestial estas Llamas serán los frutos concretos de su incesante oración por la humanidad. Para la humanidad misma serán como un horno en el que el Dios misericordioso arrojará muchos pecados y vicios para olvidarlos para siempre.

Tened presente que el alma que a lo largo de treinta días se reconcilia con todos sus semejantes con los que alguna vez habrá tenido contacto, Dios le perdonará muchos de sus propios pecados, con lo que se realizarán las palabras del Padre Nuestro que dice que Dios perdona al alma, así como esa alma perdona a sus deudores.
Este programa de oración es tan grande como grande será también la resistencia del demonio.

Por ello dí a las almas que este programa lo deben realizar junto con los ángeles de Dios. A aquellos que tienen el sincero propósito de realizarlo, Yo les prometo mi protección especial”

EL PLAN DE ORACIÓN DE MARÍA SANTÍSIMA PARA EL MES DE NOVIEMBRE

(La segunda mitad del mes es la exacta repetición de la primera mitad)

Es igual si las personas concernientes aún viven o no, pues la reconciliación supera los límites de la muerte, ya que para Dios no existe la barrera del tiempo, transciende todo límite, toda época. Dios todo lo sabe, todo lo ve, nada se oculta a su mirada. Pasado, presente y futuro pasan ante sus ojos sin problemas. Dios tiene todo el poder sobre todas las cosas en todos los tiempos en todas las formas; Él es Omnipotente.

SE ENTIENDE POR SACRIFICIO OFRECIDO A DIOS, Y POR LA PERSONA EN CUESTIÓN:

▬ Privarse de comer algo apetito.
▬ Visitar a los enfermos o los encarcelados, haciéndoles companía durante 1 hora.
▬ Visitar los geriátricos, asistiendo a los abuelos sin familiares.
▬ Privarse de ver televisión y comenzar a rezar.
▬ No fumar por un día, o fumar menos. No beber alcohol o beber menos.
▬ No asistir a espectáculos donde se atente contra la castidad, o la moral bien entendida.
▬ Leer la biblia o lecturas espirituales por media hora o más.
▬ Cumplir con obligaciones diarias en el trabajo, en la casa, u oficina; obedeciendo a quienes tienen autoridad sobre nosotros.

Noviembre día 1:
Oración y sacrificio por el esposo/la esposa aún cuando actualmente vivan separados.

Noviembre día 2:
Oración y sacrificio por los padres.

Noviembre día 3:zbr> Oración y sacrificio por los hijos; en caso de que no se tengan, por hijos por los que nadie reza y nadie ofrece sacrificios.

Noviembre día 4:
Oración y sacrificios por los hermanos; en caso de que no se tengan, por personas que tienen hermanos que nunca han rezado por ellos.

Noviembre día 5:
Oración y sacrificio por los abuelos, bisabuelos, nietos y bisnietos.

Noviembre día 6:
Oración y sacrificio por los parientes, de diferentes grados de parentezco, (tíos, tías sobrinos sobrinas primos, primas etc)

Noviembre día 7:
Oración y sacrificio por los familiares politicos, (suegros, cuñados, nueras yernos).

Noviembre día 8:
Oración y sacrificio por los vecinos, actuales y del pasado.

Noviembre día 9:
Oración y sacrificio por los amigos y conocidos actuales.

Noviembre día 10:
Oración y sacrificio por los compañeros de trabajo, del pasado y actuales y en caso dado, por los socios.

Noviembre día 11:
Oración y sacrificio por amigos y conocidos del pasado, por ej. de los tiempos juveniles.

Noviembre día 12:
Oración y sacrificio por los profesores/as de la escuela y en caso dado, de la Universidad.

Noviembre día 13:
Oración y sacrificio por todos los sacerdotes con los que se ha tenido contacto.

Noviembre día 14:
Oración y sacrificio por todas las personas con las que se ha tenido contacto, aún siendo fugaz y que no pertenecen a las categorías anteriores.
Algunos ejemplos:
Conductores de autobús, inspectores, carteros, dependientes de tiendas, directores de escuela, padres y hermanos de compañeros de la escuela, inspectores de impuestos, policías, personas de la época militar, guardas de cárceles o de campos de prisión...

Noviembre día 15:
Oración y sacrificio por presuntos enemigos, o personas con las que se han tenido experiencias negativas.

DE AQUÍ EN ADELANTE SE REPITE IGUAL COMO EL DÍA 1° DE NOVIEMBRE Y SUBSIGUIENTES.

Noviembre día 16:
Oración y sacrificio por el esposo/la esposa aún cuando actualmente vivan separados.

Noviembre día 17:
Oración y sacrificio por los padres.

Noviembre día 18:
Oración y sacrificio por los hijos; en caso de que no se tengan, por hijos por los que nadie reza y nadie ofrece sacrificios.

Noviembre día 19:
Oración y sacrificio por los hermanos; en caso de que no se tengan, por personas que tienen hermanos que nunca han rezado por ellos.

Noviembre día 20:
Oración y sacrificio por los abuelos, bisabuelos, nietos y bisnietos.

Noviembre día 21:
Oración y sacrificio por los parientes, de diferentes grados de parentezco (tíos, tías, sobrinos, sobrinas, primos, primas etc.)

Noviembre día 22:
Oración y sacrificio por los familiars politicos, (suegros, cuñados, nueras, yernos).

Noviembre día 23:
Oración y sacrificio por los vecinos, actuales y del pasado.

Noviembre día 24:
Oración y sacrificio por los amigos y conocidos actuales.

Noviembre día 25:
Oración y sacrificio por los compañeros de trabajo, del pasado y actuales y en caso dado por los socios.

Noviembre día 26:
Oración y sacrificio por amigos y conocidos del pasado, por ej. de los tiempos juveniles.

Noviembre día 27:
Oración y sacrificio por los profesores(as) de la escuela y en caso dado, de la Universidad.

Noviembre día 28:
Oración y sacrificio por todos los sacerdotes con los que se ha tenido contacto.

Noviembre día 29:
Oración y sacrificio por todas las personas con las que se ha tenido contacto, aún siendo fugaz y que no pertenecen a las categorías anteriores.
Algunos ejemplos:
Conductores de autobús, inspectores, carteros, dependientes de tiendas, directores de escuela, padres y hermanos de compañeros de la escuela, inspectores de impuestos, policías, personas de la época militar, guardas de cárceles o de campos de prisión...

Noviembre día 30:
Oración y sacrificio por presuntos enemigos, o personas con las que se han tenido o se tienen experiencias negativas.

POR LAS NECESIDADES DE UN PRÓJIMO

(Nota. Aunque esta oración está escrita en singular, igual la usaremos para todas las personas del grupo del día).
(Esta y las tres oraciones siguientes fueron inspiradas por Myriam van Nazareth)

Querida Madre María;
Mediadora de todas las Gracias y Madre de todos los seres humanos, te confío a Tu cuidado a ... (Nombre/ aquí: Parentezco o no de alma/s en el plan de oración)

Dígnate velar por él, ella o ellos, ahora y en la hora de su muerte.

Padre Nuestro….

Por Tu Concepción Inmaculada, oh María, consíguele una gran resistencia contra todo lo malo, todo pecado y toda tentación.

Dios te salve María….

Por Tu vida en la Santa Familia de Nazareth, oh María, consíguele la paz en su familia y en todas sus relaciones.

Dios te salve María…

Por Tu vida como Madre de Jesús, perseguido e ignorado, oh María, regálale la luz para mantenerse firme ante las habladurías, calumnias, difamaciones, odios, envidias y celos.

Dios te salve María…

Por Tu encuentro con Jesús, cargado con la cruz, oh María, consíguele la fuerza, la disposición y la abnegación para llevar y aceptar con amor y paciencia todas sus cruces y sus cargas.

Dios te salve María…

Por Tu dolor al lado de la cruz de Jesús agonizante, oh María, proporciónale fuerzas en todos sus días de enfermedad, dolor, cansancio y agotamiento.

Dios te salve María…

Por Tus dolores el sábado de Gloria, oh María, concédele auxilio y consuelo en todos sus días de aflicción y sufrimiento.

Dios te salve María…

Por el derramamiento del Espíritu Santo sobre Tí y sobre los apóstoles, oh María, consíguele la guía y la inspiración ininterrumpida del Espíritu Santo.

Dios te salve María…

Por Tu incesante oración por la Iglesia naciente tras la Ascención al cielo de Jesús, oh María, que lleve una vida piadosa en estado de gracia.

Dios te salve María…

Por Tu dichosa acogida en el cielo, oh María, hazte sentir por él en su hora final y concédele el descanso en paz.

Dios te salve María….

Por Tu coronación en el cielo, oh María, concédele por Tu intercesión la felicidad eterna en el cielo.

Dios te salve María…

Gloria al Padre….

Que la Divina Providencia se digne atender mi oración por la intercesión de la Santa Virgen María, auxilio de los cristianos.

BENDICIÓN A UN SEMEJANTE

(Esta oración no necesita de la presencia de la persona aludida)

Te deseo la paz de Cristo y el amor de María.

Que el Padre te bendiga en abundancia.

Que el Espíritu Santo illumine tu espíritu con la Divina Sabiduría, encienda tu corazón con el fuego del Amor Divino y que alivie todos tus sufrimientos corporales.
Que el Ángel de Dios te acompañe día y noche.

Que recibas la fuerza para luchar contra todo lo malo a tu alrededor y dentro de tí, la capacidad y la sabiduría para apartarte de todo extravío y toda tentación, la tenacidad para alejarte del mal camino y el valor de quebrar el orgullo que te impide hacer lo bueno.

Que recibas la gracia de evitar el pecado de hoy en adelante, y continuar tu camino por la vida en estado de gracia.

Que todo esto se te conceda por la poderosa mediación de María, la Madre de Jesucristo e intercesora de todas las almas.

ORACIÓN POR TODAS LAS ALMAS DE MI PASADO

Querida Madre María, son tantas las personas que en el transcurso de los años han sido guiadas a mi vida por la Providencia Divina.

Sus nombres están escritos en el libro de mi vida.

Los nombres de muchas de ellas nunca los conocí, otros han escapado de mis ojos por la acción del polvo del tiempo. Muchas ya no viven en mi corazón.

Cada una de ellas te las consagro ahora a tu Corazón Inmaculado, para que Tú obres sobre ellas lo que yo dejé de hacer por ignorancia o por indiferencia.

Que mi oración les recupere lo que yo entonces dejé pasar.

Que mi oración repare, lo que yo cometí contra ellas.

Que ella les ayude a saldar la deuda de sus pecados contra Dios.

Que ella les consiga el perdón a aquellos que tienen deudas conmigo.

Que les proporcione fuerza y consuelo a los que todavía viven.

Que obtenga, para los que ya han fallecido, la inminente contemplación del Rostro de Dios.

Que ella realice en sus almas, como un beso de un amigo invisible, un acto de amor al prójimo, que haga fructífero nuestro encuentro de aquellos días, en su camino por la vida, a aquellos a quienes la Sabiduría Divina ha apartado del mío.

(Rezar 3 veces: Dios te salve María….)

SIETE AVES MARÍAS POR UNA VIDA SANTA

Querida Madre María:

Porque a Tí, como Mediadora de todas las gracias se te ha dado todo poder sobre los dones santificantes de Dios, te pido:

Por los merecimientos de Tu “Sí” cuando el Ángel te preguntó si querías ser la Madre del Mesías, dígnate concederme la gracia de una vida totalmente consagrada a Tí, en el servicio al plan de salvación de Dios para las almas.

Dios te salve María….

Por los merecimientos de Tu Virginidad eterna, dígnate concederme la gracia de una castidad perfecta.

Dios te salve María…

Por los merecimientos de Tu amor perfecto, concédeme la gracia de la capacidad para el amor puro e incondicional a Dios y a sus criaturas en abnegación y servicio.

Dios te salve María…

Por los merecimientos de Tu eterna abstención al pecado, dígnate alcanzar para mí la gracia de una gran resistencia contra toda tentación, y tu protección contra todo pecado, extravío y engaño.

Dios te salve María...

Por Tus merecimientos como Madre Dolorosa concédeme la gracia de una gran capacidad para soportar todas las pruebas y cruces de mi vida con aceptación, amor y entrega.

Dios te salve María….

Por los merecimientos de Tu fe imperturbable en la omnipotencia de Dios consígueme la gracia de una gran fe en la infalibilidad de los designios de Dios en todo lo que se presente en mi vida.

Dios te salve María….

Por los merecimientos de Tu vida en el espíritu del Angel consígueme la gracia de la capacidad de hacer inefectivas las influencias del mundo en mi alma, en mi cuerpo, en mis sentimientos, en mis pensamientos y deseos e ingresar en la Vida Divina.

Dios te salve María….

CONSAGRACIÓN EN SACRIFICIO POR LA TOTAL LIBERACIÓN DE UN DIFUNTO DEL PURGATORIO

Querida Madre María:

Te pido suplicante la aplicación de tu poderosa intercesión ante la misericordia de Dios, para que el alma de ... (Nombre) viva pronto Contigo en el Paraíso.

En canje por esta gracia yo te entrego todo mi ser en consagración incondicional, total y eterna.

Que el ofrecimiento en sacrificio de todos mis sufrimientos consumen la salvación de esa alma. Amén.

1 DE NOVIEMBRE FIESTA DE TODOS LOS SANTOS.

La Iglesia Católica ha llamado "santos" a aquellos que se han dedicado a que su propia vida le sea lo más agradable posible a Nuestro Señor.

Hay unos que han sido "canonizados", o sea declarados oficialmente santos por el Sumo Pontífice, por lo que por su intercesión se han conseguido admirables milagros, y porque después de haber examinado minuciosamente sus escritos y de haber hecho una cuidadosa investigación e interrogatorio a los testigos que lo acompañaron en su vida, se ha llegado a la conclusión de que practicaron las virtudes en grado heroico.
Para ser declarado "santo" por la Iglesia Católica se necesita toda una serie de trámites rigurosos. Primero una exhaustiva averiguación con personas que lo conocieron, para saber si en verdad su vida fue ejemplar y virtuosa.

Si se logra comprobar por el testimonio de muchos que su comportamiento fue ejemplar, se le declara "Siervo de Dios". Si por detalladas averiguaciones se llega a la conclusión de que sus virtudes, fueron heroicas, es declarado "Venerable".

Más tarde, si por su intercesión se consigue algún milagro totalmente inexplicable por medios humanos, es declarado "Beato". Finalmente si se consigue un nuevo y maravillosos milagro por haber pedido su intercesión, el Papa lo declara "santo".

En el caso de algunos santos el procedimiento de canonización ha sido rápido, como por ejemplo para San Francisco de Asís y San Antonio, que sólo duró 2 años.

Poquísimos otros han sido declarados santos seis años después de su muerte, o a los 15 o 20 años. Para la inmensa mayoría, los trámites para su beatificación y canonización duran 30, 40, 50 y hasta cien años o más.

Después de 20 o 30 años de averiguaciones, la mayor o menor rapidez para la beatificación o canonización, depende de quien obtenga más o menos pronto los milagros requeridos.

Los santos "canonizados" oficialmente por la Iglesia Católica son varios millares. Pero existe una inmensa cantidad de santos no canonizados, pero que ya están gozando de Dios en el cielo. A ellos especialmente está dedicada esta fiesta de hoy.

Quiere el Señor Jesús que cada uno de nosotros logremos formar también parte un día en el cielo para siempre del número de sus santos, de los que te alabaremos y te amaremos por los siglos de los siglos. Amén.

Esta es la voluntad de Dios: Que lleguemos todos a la santidad.

LETANÍAS DE TODOS LOS SANTOS

(Una de la más indulgenciadas, junto con los de la Preciosísima Sangre; Letanías Lauretanas; Letanías del Sagrado Corazón de Jesús, Letanías del Nombre de Jesús.)

Señor ten piedad de nosotros.
-Cristo ten piedad de nosotros,
-Señor ten piedad de nosotros,
-Cristo óyenos.
-Cristo escúchanos.

-Dios Padre celestial, ten piedad de nosotros.
-Dios Hijo Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.
-Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
-Trinidad santa un solo Dios, ten piedad de nosotros.

-Santa María, ruega por nosotros, (Se repite)
-Santa Madre de Dios,
-Santa Virgen de las vírgenes,

-San Miguel,
-San Gabriel,
-San Rafael, Ruega por nosotros.

-Todos los santos ángeles y arcángeles, rogad por nosotros.

-Todos los santos coros de los espíritus bienaventurados. Rogad por nosotros.
-San Juan Bautista,
-San José, Ruega por nosotros.

-Todos los santos patriarcas y profetas. Rogad por nosotros.
-San Pedro,
-San Pablo,
-San Andrés,
-San Juan,
-Santo Tomás,
-Santiago,
-San Felipe,
-San Bartolomé,
-San Mateo,
-San Simón,
-San Tadeo,
-San Matías,
-San Bernabé,
-San Lucas,
-San Marcos, Ruega por nosotros.

-Todos los Santos apóstoles y evangelistas, ruega por nosotros.

-Todos los Santos discípulos del Señor, ruega por nosotros.

-Todos los Santos inocentes, Rogad por nosotros.
-San Esteban,
-San Lorenzo,
-San Vicente, Ruega por nosotros.
-San Fabián y San Sebastián,
-San Juan y San Pablo,
-San Cosme y San Damián,
-San Gervasio y San Protasio,

-Todos los santos mártires, Rogad por nosotros.

-San Silvestre,
-San Gregorio,
-San Ambrosio,
-San Agustín,
-San Jerónimo,
-San Martín,
-San Nicolás, Ruega por nosotros.

-Todos los santos obispos y confesores,

-Todos los santos doctores, Rogad por nosotros.

-San Antonio,
-San Benito,
-San Bernardo,
-Santo Domingo,
-San Francisco, Ruega por nosotros.

-Todos los santos sacerdotes y levitas,

-Todos los santos monjes y ermitaños, Rogad por nosotros.

-Santa María Magdalena,
-Santa Agueda,
-Santa Lucía,
-Santa Inés,
-Santa Cecilia,
-Santa Catalina,
-Santa Anastasia, Ruega por nosotros.

-Todas las santas vírgenes y viudas, Rogad por nosotros.

-Todos los Santos y santas de Dios, Interceded por nosotros.

-Senos propicio, Perdónanos, Señor.
-Senos propicio, Escúchanos, Señor.

-De todo mal,
-De todo pecado,
-De tu ira,
-De la muerte repentina e imprevista,
-De las asechanzas del demonio, -De la cólera, del odio y de toda mala intención,
-Del espíritu de fornicación,
-Del rayo y de la tempestad,
-Del azote de los terremotos,
-De la peste, del hambre y de la guerra,
-De la muerte eterna,
-Por el misterio de tu santa encarnación,
-Por tu venida,
-Por tu natividad,
-Por tu bautismo y santo ayuno,
-Por tu cruz y tu pasión,
-Por tu muerte y sepultura,
-Por tu santa resurrección,
-Por tu admirable ascensión,
-Por la venida del Espíritu Santo, nuestro Consolador,
-En el día del juicio,

Líbranos, Señor.
Nosotros, pecadores, te rogamos:

- que nos oigas,
- que nos perdones,
- que nos seas indulgente,
- que te dignes conducirnos a verdadera penitencia,
- que te dignes regir y gobernar tu santa Iglesia,
- que te dignes conservar en tu santa religión al Sumo Pontífice y a todos los órdenes de la jerarquía eclesiástica,
- que te dignes abatir a los enemigos de la santa Iglesia,
- que te dignes conceder a los reyes y príncipes cristianos la paz, y la verdadera concordia,
- que te dignes conceder la paz y la unión a todo el pueblo cristiano,
- que te dignes devolver a la unidad de la Iglesia a los que viven en el error, y traer a la luz del Evangelio a todos los infieles,
- que te dignes fortalecernos y conservarnos en tu santo servicio,
- que levantes nuestro espíritu al deseo de las cosas celestiales,
- que concedas a todos nuestros bienhechores la recompensa de los bienes eternos,
- que libres nuestras almas, las de nuestros hermanos, parientes y bienhechores, de la condenación eterna,
- que te dignes damos y conservar las cosechas de la tierra,
- que te dignes conceder el descanso eterno a todos los fieles difuntos,
- que te dignes escucharnos, Hijo de Dios.

-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Perdónanos, Señor.
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Escúchanos, Señor.
-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Ten piedad de nosotros.

-Cristo, óyenos,
-Cristo, escúchanos,
-Cristo, ten piedad de nosotros,
-Señor, ten piedad de nosotros, Se repite.

Concluir con un Padrenuestro.

2 DE NOVIEMBRE, CONMEMORACIÓN DE LOS FIELES DIFUNTOS

La Iglesia Católica anima a todos los fieles a celebrar el 2 de Noviembre, la Conmemoración de los fieles difuntos, y pide que recemos por los ellos.
Los fieles difuntos son miembros del Cuerpo Místico de Cristo y ya forman parte de la Iglesia Triunfante.

Constituyen también la Iglesia Purgante y viven en solidaridad con los demás miembros los de la Iglesia Militante en la tierra y los de la Iglesia Triunfante en el Paraíso– y en comunión con Dios, aunque de diversos modos.
Así como las almas de los fieles que alcanzaron ya su meta definitiva en el Cielo, viven en una perfecta intimidad con la Trinidad Beatísima, y los que aún vivimos en el mundo batallamos contra nuestras pasiones por ser fieles a Dios, las almas del Purgatorio pasaron ya por el mundo, pero todavía no gozan de Dios y requieren, por lo tanto, de nuestras oraciones a la Misericordia infinita de la Santísima Trinidad.

Ellas son santas pero aún deben purificarse de los pecados cometidos en la tierra, y dependiendo del grado de culpa han de permanecer allí un lapso de tiempo.
Ellas rezan e imploran fervientemente a Dios que abrevie sus penas, pero sus plegarias no son válidas.
Por lo tanto, esperan de nosotros los mortales aquí en la tierra, que nos acordemos de sus sufrimientos y elevemos una plegaria; hagamos un sacrificio, o pidamos alguna misa en su favor, tratando de conseguir consuelo y alivio a tanta desesperación.

Si las personas al momento de morir y estando en pecado mortal, reciben y aceptan en un instante antes de dejar este mundo, las gracias necesarias para el arrepentimiento y el perdón perfecto, reciben la salvación eterna.

Han sido asistidos por la Misericordia Infinita de Dios.
Éstos se han visto libres del infierno, gracias a que, alguien en la tierra ya sea algún pariente, algún desconocido, o la misma Iglesia ha rezado y ofrecido a Dios su oración por los moribundos. O quizás alguna persona haya ofrecido su sufrimiento corporal a Dios por la salvación de algún moribundo.

Dios utiliza nuestros méritos ganados en los sufrimientos y los aplica al moribundo necesitado, y recibiendo éste todo las luces necesarias para el arrepentimiento y el dolor de corazón de haber ofendido a Dios; y le pide perdón. Así se ve librado de la condenación eterna del infierno.

Sí, se ha salvado del infierno, ya no tiene más "culpa", el arrepentimiento sincero y el haber pedido perdón al Señor Dios, lo libró de la muerte eterna. Pero aún queda la "pena", que ha de limpiarse o purgarse en el purgatorio.

Ya es un alma santa, para aún no puede ir al Cielo, pues le queda purificarse, limpiarse de toda culpa, y es la misma alma que pide a Dios ésa purificación para que cuanto antes, lo más antes posible, salir de allí, y ver a Dios tal cual es, cara a cara con su Creador.

La Iglesia Católica habla de un "fuego" purificador, que no destruye el alma, sino más bien lo limpia. Así lo han expresado las mismas almas del Purgatorio, en el Museo del Purgatorio, en Roma. Allí dejan sus impresiones, generalmente las manos, donde predomina el fuego que los purifica.

Suplican que recemos por ellas, que hagamos sacrificios, misas y oraciones. Unamos nuestras plegarias y sacrificios, y ofrezcámoslo a Dios Padre por los méritos infinitos de la pasión y muerte de Jesús en la cruz. Así de esta forma adquiere mucho valor, un valor infinito, que solo lo podremos entender cuando dejemos este mundo, y vayamos al otro.

Oraciones, ayunos, misas y sacrificios, éso es lo único que alivia sus dolores y penas tan atroces. Cuanto más recemos y ofrezcamos a Dios Padre por las almas del Purgatorio, más se favorecerán y cuando salgan de allí, no olvidarán a quienes la ayudaron y rezaron por ellas.
Ahora en cielo rezarán por nosotros insistentemente a Dios como agradecimiento, hasta que no estemos junto a ellas, día y noche pedirán por nuestra salvación.



NOVENA POR LOS FIELES DIFUNTOS

Esta novena la rezamos por nuestros familiares, amigos o conocidos difuntos o Almas del Purgatorio en general o algún alma en particular. Y para para que nuestras oraciones y sufragios de buenas obras les sean de provecho y lleguen pronto a unirse a Dios en el cielo, pedimos la intercesión de María Santísima Reina del Purgatorio.
Comenzar con la Oración introductoria, seguir con la Oración del día que corresponda y terminar con la Oración Final y el Responso por los difuntos:

ORACIÓN INTRODUCTORIA:

"Oh Santísima Virgen María, Reina del Purgatorio", vengo a depositar en vuestro Corazón Inmaculado una plegaria en favor de las benditas almas que sufren en el lugar de expiación.
Dignate escucharla, Benignísima Señora, si es esta vuestra voluntad y la de vuestro Santísimo Hijo. Amén.

ORACIÓN FINAL:

Oh María, Madre de misericordia: acuérdate de los hijos que tienes en el purgatorio y, presentando nuestros sufragios y tus méritos a tu Hijo, intercede para que les perdone sus pecados y los saque de aquellas tinieblas a la admirable luz de su gloria, donde gocen de tu vista dulcísima y de la de tu Hijo bendito.

Oh glorioso Patriarca San José, intercede juntamente con tu Esposa María ante tu Hijo por las almas del purgatorio.

RESPONSO:

V. No te acuerdes, Señor, de mis pecados.
R. Cuando vengas a purificar al mundo con fuego.
V. Dirige, Señor Dios mío, a tu presencia mis pasos.
R. Cuando vengas a purificar al mundo con fuego.

V. Dales, Señor, el descanso eterno y brille para ellos la luz eterna.
R. Cuando vengas a purificar al mundo con fuego.

PADRENUESTRO:

Padre Nuestro que estas en los cielos,
santificado sea tu nombre,
venga a nosotros tu reino,
hágase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén.

V. De la puerta del infierno
R. Saca, Señor, sus almas.
V. Descansen en paz.
R. Amén.

V. Señor, oye mi oración.
R. Y llegue a ti mi clamor.

OREMOS:

Oh Dios mío, de quien es propio compadecerse y perdonar: te rogamos suplicantes por las almas de tus siervos que has mandado emigrar de este mundo, para que no las dejes en el purgatorio, sino que mandes que tus santos ángeles las tomen y las lleven a la patria del paraíso, para que, pues esperaron y creyeron en ti, no padezcan las penas del purgatorio, sino que posean los gozos eternos.
Por Cristo nuestro Señor. Amén.

V. Dales, Señor, el descanso eterno.
R. Y brille para ellos la eterna luz.
V. Descansen en paz.
R. Amén.

DÍA PRIMERO

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor Dios Nuestro.
En el nombre del Padre, y del Hijo, y Espíritu Santo, Amén.

¡Señor mío, Jesucristo!, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío;
por ser Vos quien sois, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque puedo merecer por mis pecados los sufrimientos del infierno.

Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta.

Señor mío Jesucristo, que quieres que tengamos suma delicadeza de conciencia y santidad perfecta: te rogamos nos la concedas a nosotros; y a los que por no haberla tenido se están purificando en el purgatorio, te dignes aplicar nuestros sufragios y llevarlos pronto de aquel lugar de sufrimiento al cielo. Te lo pedimos por la intercesión de tu Madre purísima y de San José su Castísimo esposo.
Terminar con la oración final y el responso.

DÍA SEGUNDO
Por la señal de la Sant Cruz... etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que eres cabeza de todos tus fieles cristianos que en ti nos unimos como miembros de un mismo cuerpo que es la Iglesia: te suplicamos nos unas más y más contigo y que nuestras oraciones y sufragios de buenas obras aprovechen a las almas de nuestros hermanos del purgatorio, para que lleguen pronto a unirse a sus hermanos del cielo. Amén.

Terminar con la oración final y el responso.

DÍA TERCERO
Por la señal de la Santa Cruz... etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que a los que pecan y no se arrepienten, ni piden perdon, les llega tu justicia en esta vida o en la otra: concédenos a nosotros la gracia de nunca pecar y ten misericordia de los que, habiendo pecado, no pudieron por falta de tiempo, o no quisieron hacerlo por falta de voluntad, aprovechando tus gracias para satisfacer en esta vida todas sus culpas y están padeciendo ahora sus penas y sufrimientos en el purgatorio; a ellos y a todos llévalos pronto a su descanso eterno en el cielo. Amén.

Terminar con la oración final y el responso.

DÍA CUARTO
Por la señal de la Santa Cruz... etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que exiges la penitencia y la expiación en este mundo o en el otro, de los pecados veniales; de pensamiento, obra, u omisión, y aún de los más mínimos. Danos temor santo de los pecados veniales y en misericordia de los que, por haberlos cometido, están ahora purificándose con el fuego que los limpia en el purgatorio, líbralos a ellos y a todos los pecadores de sus penas, llevándoles a la gloria eterna. Amén.

Terminar con la oración final y el responso.

DÍA QUINTO
Por la señal del Santa Cruz... etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, a los que lo tuvieron todo en esta vida, y no pagaron sus pecados o no tuvieron bastante caridad con el pobre y omitieron asistirlo, castigas en la otra con la penitencia que aquí no hicieron.
Concédenos las virtudes de la mortificación y de la caridad corporal y espiritual, y acepta misericordioso nuestra caridad y sufragios, para que por ellos lleguen pronto a su descanso eterno. Amén.

Terminar con la oración final y el responso.

DÍA SEXTO
Por la señal del Santa Cruz... etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que quisiste que honrásemos a nuestros padres y parientes y distinguiésemos a nuestros amigos: te rogamos por todas las almas del purgatorio, pero especialmente por los padres, parientes y amigos de cuantos hacemos está novena, para que logren el descanso eterno y vayan pronto al cielo. Amén.

Terminar con la oración final y el responso.

DÍA SÉPTIMO
Por la señal de la Santa Cruz... etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que a los que no se preparan a tiempo para la muerte, recibiendo bien los últimos sacramentos y purificándose de los residuos de la mala vida pasada, los purificas en el purgatorio con terribles tormentos. Te suplicamos, Señor, por los que murieron sin prepararse y por todos los demás, rogándote que les concedas a todos ellos la gloria y a nosotros recibir bien los últimos sacramentos. Amén.

Terminar con la oración final y el responso.

DÍA OCTAVO
Por la señal de la Santa Cruz... etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que a los que vivieron en este mundo demasiado aficionados a los bienes terrenales y olvidados de la gloria del cielo, los retienes apartados del premio eterno, para que se purifiquen de su negligencia en desearlo.
Calma, Señor misericordioso, sus ansias y colma sus deseos, para que gocen pronto de tu presencia, y a nosotros concédenos amar de tal manera los bienes celestiales, que no deseemos desordenadamente los terrenos.

Terminar con la oración final y el responso.

DÍA NOVENO
Por la señal de la Santa Cruz... etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, cuyos méritos son infinitos y cuya bondad es inmensa: mira propicio a tus hijos que gimen y sufren en el purgatorio anhelando la hora de ver tu faz, de recibir tu abrazo, de descansar a tu lado y; mirándolos, compadécete de sus penas y perdona lo que les falta para pagar por sus pecados.
Nosotros te ofrecemos nuestras obras y sufragios, los de tus Santos y Santas;
los de tu Santísima Madre y tus méritos; haz que pronto salgan de su cárcel y reciban de tus manos su libertad y la gloria eterna.

Terminar con la oración final y el responso.

Fuente: Devocionario.com, con modificaciones.

INDULGENCIAS PARA EL DÍA DE LOS FIELES DIFUNTOS

Condiciones para ganar la Indulgencia Plenaria.

DEL “ENCHIRIDION INDULGENTIARUM” DE S.S. PAULO VI

2 DE NOVIEMBRE - CONMEMORACIÓN DE LOS FIELES DIFUNTOS

Visitas a Iglesias u Oratorio:

Se concede Indulgencia Plenaria, aplicable "sólo a las almas del purgatorio", a los fieles cristianos que, el día en que se celebra la Conmemoración de todos los Fieles Difuntos, visiten piadosamente una iglesia u oratorio.
Dicha indulgencia podrá ganarse o en el día antes indicado o, con el consentimiento del Ordinario, el domingo anterior o posterior, o en la solemnidad de Todos los Santos.
En esta piadosa visita, se debe rezar un Padrenuestro y un Credo.

DEL 1° AL 8 DE NOVIEMBRE:

Visitas al cementerio:

Se concede Indulgencia Plenaria, aplicable "sólo a las almas del purgatorio", a los fieles cristianos que visiten piadosamente un cementerio (aunque sea mentalmente) y que oren por los difuntos.

Para ganar una Indulgencia Plenaria, además de querer evitar cualquier pecado mortal o venial, hace falta cumplir tres condiciones:

Confesión sacramental.
Comunión Eucarística y
Oración por las intenciones del Papa (Padrenuestro, Avemaría y Gloria)

Las tres condiciones pueden cumplirse unos días antes o después de rezar o hacer la obra que incorpora la indulgencia, pero es conveniente que la comunión y la oración por las intenciones del Papa se realicen el mismo día rezando a su intención un solo Padrenuestro y un Avemaría; pero se concede a cada fiel la facultad de orar con cualquier fórmula, según su piedad y devoción.

La Indulgencia Plenaria únicamente puede ganarse una vez al día, pero el fiel cristiano puede alcanzar Indulgencia Plenaria "in artículo mortis" (a punto de morir), aunque el mismo día haya ganado otra indulgencia plenaria.

ORACIÓN PARA REZAR EN EL CEMENTERIO:


Yo me postro sobre esta tierra donde reposan los restos mortales de mis queridos padres, parientes, amigos, y todos mis hermanos en la fe que me han precedido en el camino de la eternidad.
Mas ¿que puedo hacer yo por ellos?
¡Oh divino Jesús, que padeciendo y muriendo por nuestro amor nos comprastéis con el precio de vuestra sangre la eterna vida;
yo se que vivís y escucháis mis plegarias y que es copiosísima la gracia de vuestra redención.

Perdonad, pues oh Dios Misericordioso, a las almas de estos mis amados difuntos, libradlas de todas las penas y de todas las tribulaciones, y acogedlas en el seno de vuestra Bondad y en la alegre compañía de vuestros Ángeles y Santos para que, libres de todo dolor y de toda angustia, os alaben, gocen y reinen con Vos en el Paraíso de vuestra Gloria por todos los siglos de los siglos. Amén.

ORACIONES POR TODOS LOS DIFUNTOS

Hermano/a tu que rezas para algún día alcanzar el Cielo, no te olvides de los que ya han pasado por este mundo y están necesitando de nuestras plegarias. Rezar por sus almas es un acto espiritual de caridad muy importante. Recuerda que algún día tú también dejarás este mundo e irás a un mundo mejor, y necesitarás que alguien rece por tí.

Se devoto de las almas del Purgatorio. Dios es muy Justo y muy Bueno, y paga ciento por uno, a todos aquellos que ayuden a paliar el dolor y la angustia que padecen nuestros hermanos en el Purgatorio. ÉL te recompensará con un tesoro inimaginable, cuando veas a cuántas almas has ayudado con tus oraciones y sacrificios.
Y tu alegría será tan grande que ya nadie podrá quitarte ésa felicidad en el Cielo.

Reza por lo menos, tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias por las siguientes intenciones:

- 1. Por el alma más abandonada del Purgatorio.

- 2. Por el alma que más sufre en el Purgatorio.

- 3. Por el alma que más tiempo ha de estar en el Purgatorio.

- 4. Por el alma que más agoniza y más angustiada está en el Purgatorio.

- 5. Por el alma que más tiene que satisfacer ante la Divina Justicia en el Purgatorio.

- 6. Por el alma sacerdotal que más padece y sufre en el Purgatorio.

Por favor, reza ahora alguna de las oraciones que siguen y termina cada oración con algún pensamiento bueno, oración o meditación de Cristo en la Cruz:

Por los padres;

Oh Dios, que nos mandastéis honrar a nuestro padre y a nuestra madre, sed clemente y misericordioso con sus almas; perdonadles sus pecados y haced que un día pueda verlos en el gozo de la luz eterna. Amén.

Por los parientes y amigos;

Oh Dios que concedéis el perdón de los pecados y queréis la salvación de los hombres, imploramos vuestra clemencia en favor de todos nuestros hermanos, parientes y bienhechores que partieron de este mundo, para que, mediante la intercesión de la bienaventurada Virgen María y de todos los Santos, hagáis que lleguen a participar de la bienaventuranza eterna; por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Por un difunto en particular;

Haced, oh Dios omnipotente, que el alma de vuestro siervo (o sierva) N. que ha pasado de este mundo al otro, purificada con estos sacrificios y libre de pecados, consiga el perdón y el descanso eterno. Amén.

Por todos los difuntos;

Oh Dios, Creador y Redentor de todos los fieles, conceded a las almas de vuestros siervos y siervas la remisión de todos sus pecados, para que por las humildes súplicas de la Iglesia, alcancen el perdón que siempre desearon; por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

7 DE NOVIEMBRE: MARÍA MEDIADORA DE TODAS LAS GRACIAS

Maternidad espiritual de María La Santísima Virgen, predestinada, junto con la Encarnación de Jesús, desde toda la eternidad, cual Madre de Dios, por designio de la Divina Providencia, fue en la tierra la esclarecida Madre del Divino Redentor, y en forma singular la generosa colaboradora entre todas las criaturas y la humilde esclava del Señor.

Concibiendo a Cristo, engendrándolo, alimentándolo, presentándolo en el templo al Padre, padeciendo con su Hijo mientras Él moría en la Cruz, cooperó en forma del todo singular, por la obediencia, la fe, la esperanza y la encendida caridad en la restauración de la vida sobrenatural de las almas.

Por tal motivo es nuestra Madre en el orden de la gracia. (Lumen Gentium, 61) María Mediadora, y esta maternidad de María perdura sin cesar con abundantes gracias, desde el momento en que se prestó fiel en la Anunciación, y lo mantuvo sin vacilación al pie de la Cruz aún con sufrimiento, hasta la consumación perfecta de todos los elegidos.

Pues una vez que María fue recibida en los cielos, no dejó su oficio salvador, sino que continúa alcanzándonos por su múltiple intercesión los dones de la eterna salvación. Con su amor materno cuida de los hermanos de su Hijo, que peregrinan y se debaten entre peligros y angustias y luchan contra el pecado hasta que sean llevados a la verdadera patria feliz, el cielo eterno.

Por eso, la Santísima Virgen en la Iglesia es invocada con los títulos de Abogada, Auxiliadora, Socorro, Mediadora. Lo cual, sin embargo, se entiende de manera que nada quite ni agregue a la dignidad y eficacia de Cristo, único Mediador.

Porque ninguna criatura puede compararse jamás a Jesús hecho ser humano, nuestro Redentor; pero así como el sacerdocio de Cristo es participado de varias maneras tanto por los ministros como por el pueblo fiel, y así como la única bondad de Dios se difunde realmente en formas distintas en las criaturas, así también la única mediación del Redentor no excluye, sino que suscita en sus criaturas una múltiple cooperación que participa de la fuente única.

La Iglesia no duda en atribuir a María que está subordinada a su Hijo Jesús: lo experimenta continuamente y lo recomienda al corazón de los fieles para que, apoyados en esta protección maternal, se unan más íntimamente al Mediador y Salvador, JesuCristo. (Lumen Gentium, 62).

SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA: DISPENSADORA UNIVERSAL DE TODAS LAS GRACIAS

"La Santísima Virgen es Dispensadora universal de todas las Gracias, tanto por su divina Maternidad: que las obtiene de su Amado Hijo Jesús, como por su Maternidad espiritual; que las distribuye entre sus otros hijos, los seres humanos.

Esto lo hace subordinada a Cristo, pero de manera inmediata. Y ello por una específica y singular determinación de la voluntad de Dios, que ha querido otorgar a María esta doble función: ser Corredentora y Dispensadora, con alcance universal y para siempre". (Pío X, Encíclica "Ad diem illum laetissimum" 4 de febrero de 1904)

María es nuestra mediadora, por ella recibimos, ¡Oh Dios mío! Tu misericordia.
Por ella recibimos al Señor Jesús en nuestras casas. Porque cada uno de nosotros tiene su casa y su castillo, y la Sabiduría (Dios) llama a las puertas de cada uno; si alguna la abre, entrará y cenará con él. (SAN BERNARDO, Homilía. En la Asunción de la Bienaventurada Virgen María, 2, 2)

Con todo lo íntimo de nuestra alma, con todos los afectos de nuestro corazón y con todos los sentimientos y deseos de nuestra voluntad, veneremos a María, porque ésta es la voluntad de aquel Señor que quiso que todo lo recibiéramos por María.
Esta es su voluntad para bien nuestro. Mirando en todo y siempre al bien de los necesitados, consuela nuestro temor, excita nuestra fe, fortalece nuestra esperanza, disipa nuestra desconfianza y anima nuestra pusilanimidad. (S. BERNARDO, Homilía. En la Natividad de la B. Virgen María, 7).

Aquello poco que desees ofrecer a Dios, procura depositarlo en manos de María, graciosísimas y dignísimas de todo aprecio, a fin de que sea ofrecido al Señor, sin sufrir de El repulsa (SAN BERNARDO, Homilía en la Natividad de la B. Virgen María, 18).

María es el tesoro de Dios, es la belleza de mujer hecha santidad, luminosa y llena de poder, y la tesorera de todas las misericordias que nos quiere dispensar (SAN ALFONSO María DE LIGORIO, Visitas al Santísimo Sacramento, 25)

Siempre que tengamos que pedir una gracia a Dios, dirijámonos a la Virgen Santa, y con seguridad seremos escuchados (SANTO CURA DE ARS, Sermón sobre la pureza)

Las madres de este mundo no contabilizan los detalles de cariño que sus hijos les demuestran; no pesan ni miden con criterios mezquinos. Una pequeña muestra de amor la saborean como miel, y se vuelcan concediendo mucho más de lo que reciben de sus hijos, así actúa una verdadera madre.

Si así reaccionan las madres buenas de la tierra, imaginaos lo que podremos esperar de nuestra Madre del Cielo, Santa María, que es perfecta, llena de amor y no tiene límites para sus hijos que se acuerdan de Ella. (SAN JOSE MARÍA ESCRIVÁ, Amigos de Dios, 280)

NOVIEMBRE EN LA REPÚBLICA DE CHILE: MES DE MARÍA.


El Mes de María se celebra en Mayo en el mundo y en Chile lo hacemos del 8 de Noviembre al 8 de Diciembre.

Es así pues que llegado el mes de Noviembre en Chile, y junto con el la más hermosa fiesta de nuestra iglesia el mes que nosotros ofrecemos a los pies de la Virgen María fresca Flores de Nuestras vidas. Juntamente con la iglesia local caminaremos también nosotros hijos degenerados mas no perdidos porque temo una madre que nos pide e ruega a Dios por nos.

En Chile rezamos ofreciendo a María fresca flores, mas flores concretas de vidas para que ella nos ayude, ofrecer nuestras vidas a su divino hijo para que ello nos ayude cambiar nuestras vidas en amor y solidaridad quitando de nuestros ojos la discriminación racial y moral, para con muchos de nuestros hermanos en la caminata en esta tierra.

Y atravesé del su semblante divinal podamos también un día como san Bernardo de Clara val, que en vida fue un devotísimo de la santísima Virgen, contemplar el Corazón de María que es como cuadró donde están dibujado todo los atroz sufrimientos de su querido hijo.

Y para conocer lo no es preciso mira la cruz, mas basta hacer una gran mirada y observar su divinal Corazón de Madre dolorosa, las espinas que feriarán la cabeza de Jesús, los Clavos que traspasarán sus pies y manos las heridas que les cubrían el cuerpo en los hombros los insultos y angustias todo eso está visiblemente esculpido no corazón de la Santísima Virgen.

Y nuestro pueblo Chileno se alegra en esta celebración. El Domingo Día 13 de este mes hubo una caminata de la iglesia de nuestra señora de non Serra, hasta la plaza de puente Alto donde tuvo una linda celebración eucarística con toda vicaria de Maipo. En la caminata los ancianos daban un show en los jóvenes que caminaba desanimados, más al encontrar la plaza toda llena de personas e también de Jóvenes estos cantaban e vibraban de alegría junto con la comunidad, en este momento no hubo anciano, jóvenes y niños, eran todos hijos de una misma madre.

Que la madre de Dios ruega por nosotros en este mes bendito y dedicado a ella.
Viva la Reina de Chile y también la madre de la América Latina.

La devoción a la Virgen María es un preciado don que está arraigado profundamente en el corazón de muchos Chilenos. Por ello, celebrar su mes, para nosotros, es motivo de acción de gracias y un camino para renovar nuestro discipulado misionero y ser testigos de su amor en cada acontecimiento de la vida. Meditamos sobre la vida y obra de la Madre de Dios, y su papel fundamental en la vida de Jesús.

Las meditaciones sobre María están realizadas a partir de textos de grandes Santos y Beatos de la Iglesia, que dejaron por escrito su relación filial con la Santísima Virgen, que los condujo a ser testigos insignes de Cristo.
Además, al inicio de cada semana se incluyen pequeñas reflexiones del Santo Padre, el papa Benedicto XVI. Esto no es coincidencia, sus meditaciones, de alto contenido teológico, están escritas en un lenguaje cotidiano, por lo que hace sencillo entender verdades de fe.

En la estructura de cada día se incluye una letanía, un texto bíblico relacionado a ella, un comentario al texto bíblico de algún Santo o Beato de la Iglesia Católica y una petición. Este formato tiene como eje central la Palabra de Dios, de la misma manera como la lectura y meditación del Evangelio debiese ser el centro de la vida de cada cristiano.

Ofrezcamos todo a María, ella nos ayuda a rezar y a vivir en comunidad este tiempo de gracia. Confiemos en María, Estrella de la mañana, pidiéndole que nos guie a hacer viva la comunión misionera contribuyendo cada uno decididamente a construir, desde nuestra casa de estudios, una patria más inclusiva y solidaria.

“No se entristezca tu corazón ni te
llenes de angustia.
¿Acaso no estoy yo aquí, que soy tu Madre?
¿Acaso no soy tu ayuda y protección?”

La Virgen de Guadalupe en su mensaje a San Juan Diego.

ORACIÓN DEL MES DE MARÍA EN CHILE

PARA REZARLA TODOS LOS DÍAS.

¡Oh María!, durante el bello mes a Ti consagrado, todo resuena con tu nombre y alabanza. Tu santuario resplandece con nuevo brillo, y nuestras manos te han elevado un trono de gracia y de amor, desde donde presides nuestras fiestas y escuchas nuestras oraciones y votos.

Para honrarte, hemos esparcido frescas flores a tus pies, y adornado tu frente con guirnaldas y coronas. Mas, ¡oh María!, no te das por satisfecha con estos homenajes. Hay flores cuya frescura y lozanía jamás pasan y coronas que no se marchitan.

Éstas son las que Tú esperas de tus hijos, porque el más hermoso adorno de una madre es la piedad de sus hijos,y la más bella corona que pueden depositar a sus pies, es la de sus virtudes.

Sí, los lirios que Tú nos pides son la inocencia de nuestros corazones. Nos esforzaremos,pues, durante el curso de este mes consagrado a tu gloria, ¡Oh Virgen Santa!, en conservar nuestras almas puras y sin manchas, y en separar de nuestros pensamientos, deseos y miradas aun la sombra misma del mal.

La rosa, cuyo brillo agrada a tus ojos, es la caridad, el amor a Dios y a nuestros hermanos.Nos amaremos, pues, los unos a los otros, como hijos de una misma familia, cuya Madre eres, viviendo todos en la dulzura de una concordia fraternal.

En este mes bendito, procuraremos cultivar en nuestros corazones la humildad, modesta flor que te es tan querida, y con tu auxilio llegaremos a ser puros, humildes, caritativos,pacientes y esperanzados.

¡Oh María!, haz producir en el fondo de nuestros corazones todas estas amables virtudes;que ellas broten, florezcan y den al fin frutos de gracia, para poder ser algún día dignos hijos de la más Santa y la mejor de las Madres, Amén.

Concluimos con una Salve:

Dios te Salve Reina y Madre de Misericordia,
Vida, dulzura y esperanza nuestra,
Dios te Salve...


Frases y Dichos


La ironía es un insulto lanzado bajo la forma de un cumplido. (Whipple)
Los ojos no sirven de nada a un cerebro ciego. (Árabe)
Una media parte de humanidad la pasa sin pensar y la otra media parte la pasa sin trabajar.(Foscolo)
El amigo ha de ser como el dinero, antes de necesitarle se sabe el valor que tiene. (Sócrates)
No ha nacido para este mundo aquel que no aprecia el valor del tiempo. (Vauvenargues)
La alabanza y la censura del mundo varían según la forma de pensar de cada uno. (Sciller)
Aquel que todo lo aplaza, no deja nada concluido ni perfecto. (Demócrates)
Para nuestro bien Dios nos hace un llamado de nuestra conciencia cada día. (San Pío de Pietrelcina)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola soy Edith de Chile, me ha encantada tu página sobre el mes de noviembre, muchas gracias por acordarte de nuestro país.
He practidado las oraciones sobre los difuntos. saludos.

Jesbelén dijo...

Hola Edith, tengo muy gratos recuerdos de la República hermana de Chile, le he visitado varias veces, y guardo el mejor de los recuerdos. Muchos saludos a todo CHILE.